Categorías
Libros

Ni de Adán ni de Eva

nothomb2

Este verano, antes de mis vacaciones, tenía ganas de apasionarme por un libro y aunque había disfrutado las últimas lecturas, finalmente recurrí a mis «clásicos» para desaparecer en sus libros. Me compré Kafka en la orilla, de Murakami y Buy Cheapest Tramadol Ni de Adán ni de Eva, de Amelie Nothomb. Hoy os hablaré de este libro que me duró solamente dos días. Ese es el mayor indicativo. Lo disfruté, me reí y me trasladé a su mundo y a su https://www.sigmbi.org/29d2nbz escritura ingeniosa con un estilo propio.

Para quienes no la conozcáis, este es https://wsbeorchids.org/2022/97ydwe2rmhy el cuarto libro de su auto biografía, precedido por Metafísica de los tubos, Biografía del Hambre y Estupor y Temblores. Mientras que en éste último narraba sus experiencias trabajando en una multinacional japonesa, ahora se centra en la misma época y su relación con Rinri, un joven japonés al que conoce dando clases de francés. Os dejo dos https://www.troimail.com/blog/dw2tt50 trocitos de los muchos que he marcado. Podéis leer el libro tranquilamente aun sin haber leído los anteriores, aunque los recomiendo todos!

«….
– A los cinco años supe que no era lo bastante inteligente.
– Es falso. A los cinco años supiste que no habías sido seleccionado.
– Sentí que mi padre pensaba: «No pasa nada. Es mi hijo, ya ocupará mi lugar». Mi vergüenza empezó entonces, y todavía dura.
Lo abracé contra mí, murmurando palabras de consuelo, asegurándole que era inteligente. Lloró durante mucho rato y luego se quedó dormido.
Fui a contemplar la noche sobre una ciudad en la que, cada año, la mayoría de los niños de cinco años se enteraban de que habían fracasado en la vida. Me pareció escuchar un concierto de lágrimas contenidas. »

«Me hacía feliz.
Siempre me alegraba de verlo. Sentía por él amistad y ternura. Cuando no estábamos juntos, lo echaba de menos. Así era la ecuación de mi sentimiento hacia él y aquella historia me parecía maravillosa.
Por eso mismo temía declaraciones que habrían exigido respuestas o, peor aún, reciprocidad. En semejante registro, mentir constituye un suplicio. Descubrí que mi miedo era infundado. Rinri solo esperaba de mí que lo escuchara. ¡Cuánta razón tenía! Escuchar a alguien es lo más. Y yo le escuchaba con fervor.
Lo que sentía por aquel muchacho ono se correspondía con ninguna palabra del francés moderno, pero en japonés el término adecuado era koi. En francés clásico, koi puede traducirse por gusto. Sentía gusto por él. Era mi koibito, aquel con el que compartía el koi: su compañía era de mi gusto.
En japonés moderno, todas las parejas casadas califican a su pareja de koibito. Un pudor visceral destierra la palabra amor. Salvo accidente o ataque de delirio pasional, nunca se emplea esa inmensa palabra, que se reserva para la literatura o cosas así. Había tenido que tocarme el único nipón que no despreciaba ni ese vocabulario ni los modales ad hoc.»

Categorías
De todo un poco Retazos Sentimientos

Viva

viva-by-turista-en-tu-pelo

Una maravilla que me he encontrado hoy tras descubrir en Twitter a un Online Tramadol Cod Turista en Tu pelo. Me encanta como combina texto, imagen y sentimiento. Todo un artista. Aquí su blog y aquí su Twitter.

Mmmmmm…. me encanta!

Categorías
Musica

Mi primer día

Una amiga me recomendó escuchar esta canción y anoche me transmitió un enorme buen rollo para comenzar la semana. Hacía tiempo que tenía ganas de escuchar este grupete y este es el motivo para buscar alguno de sus discos. Espero que a muchos de vosotros os ayude a llevar mejor el otoño, las lluvias y el lunes! Si lo sumamos todo, es un dia duro!

Yo seguiré tarareando mientras las gotas de lluvia acarician la ventana… 🙂
¡Feliz semana!

Categorías
Batallando con el mundo Desde mis Brumas

Calcetines

calcetines
Los primeros calcetines del otoño y una de mis cobayas, Lily, curioseando…

Son https://sunsportgardens.com/rb6kyg3ucf ciclos y cada año sucede lo mismo. Al tener este pensamiento, he mirado en los archivos del blog de hace un año y sí, es cierto, escribía sentimientos similares a los que quería reflejar.

Tras el verano, es inevitable. Llega el otoño. Y con él ese momento irreversible que te recuerda que dentro de poco se acabaron las sandalias: By Tramadol Online Uk me acabo de poner calcetines estando en casa (y una chaquetilla!). Las tardes se van acortando mientras la resignación comparte el te de la tarde con nosotros. Sabíamos que pasaría, al igual que sabemos que volverán las tardes de playa. ¿Porqué siempre que llega septiembre no puedo evitar pensar «jo, y en nada ya es Navidad!»? Será https://sepiabodoni-expo.com/n8k3eg9r9hd la niña interna caprichosa que no quiere que termine lo bueno y se resiste ante volver al colegio…

Con todo lo que implica, volver a la rutina es algo que en cierto momento apetece. Para centrarse y retomar costumbres saludables que dejé aparcadas entre el huracán laboral y el verano; para seguir viajando y descubriendo nuevos horizontes; para formar parte de un equilibrio necesario.

Es como https://velvet-avocats.com/7i008th un nuevo comienzo de año, casi tan drástico o más como el que tenemos en enero. https://vavasseur-antiques.com/49rohg1 Y con los calcetines llegan los proyectos y objetivos: volver a la dieta sana, al gimnasio (4 clases de spinning y yo sin agujetas!), a planificar los viajes laborales, a disfrutar de los fines de semana en casa, a las series por la noche, a acostarse temprano y a sentir más que nunca que estonosepara.

Los calcetines me dan ganas de leche con galletas que ahora no puedo tomar. Miro a mis cobayas y busco su comprensión. Y finalmente decido abrigarme en el sofá con las hojas secas del otoño y dejarme llevar por la lectura…

Y tú, navegante, ¿cómo llevas tu otoño?

Escuchando….

Categorías
Musica

Maestro Drexler

drexler

Ha pasado ya casi un mes desde que me encontré con Jorge Drexler en concierto. No queria dejar de contaros aquella experiencia porque fue inolvidable, sin duda.

Fui sola al concierto porque no encontré a quien compartiera mi gusto y pudiera ir esa noche. Eso no es freno para disfrutar de un buen concierto así que me planté en la ubicación histórica en la que tenía lugar. Media hora de retraso y al final entramos. Salen los músicos y comienzan a tocar. Sale Jorge y, cantando, nos dice que media hora antes de empezar el concierto, se había estropeado la amplificacion y que practicamente solo funcionaba un micro y medio bajo. Dudaban entre suspender el concierto o atreverse, y ahí estaban, para enfrentar un concierto que no sabían cómo saldría.

Es cierto que el sonido era diferente, pero ellos mismos con todo el arte de su banda, lograron hacer que aquella fuese una noche inolvidable. Los vientos y el batería tocaban con tacto, el bajo tenía que esforzarse más, así como la percusión, pero finalmente todas las piezas encajaban. Fue una delicia de más de dos horas en la que faltó alguna de mis preferidas pero encontré otros temas de discos antiguos que ahora escucho y me recuerdan aquella noche de verano y luna llena.

Hubo momentos de charla y complicidad. «Venga, ¿qué quieren que les cante?», dijo Jorge, solo en el escenario con su guitarra. Entre otras canciones se escucha, «Thriller!» y Jorge dijo, «Bueno, esa no me la se entera pero sí me se Billy Jean». Y allí se lanzó a hacer su propia versión del temazo de Michael Jackson! Al que siguió Mediterráneo de Serrat, muy apropiada para esa noche.

Todos disfrutamos de una noche mágica y solo un artista como la copa de un pino es capaz de girar las tornas de esa manera. Cuando esperé un ratito tras el concierto, Jorge vino a saludarnos y mostró su dulzura, cercanía y agradecimiento por nuestras palabras. Humanidad como no me he encontrado hasta ahora. Mi disco firmado y 4 besos fueron el regalo de despedida.

Era mi primer concierto suyo pero no será el último. Y aun me quedan muchos discos antiguos por explorar…. 🙂

Categorías
Musica

Olor a mandarinas…

Sin duda, Septiembre me sabe a mandarinas…
oranges_____by_stardazzle
Image by stardazzle


«Huele a nuevo
como los libros del colegio cuando empieza,
como a tostadas recien hechas,
como cuando miras como si no lo hubieses hecho nunca.
Y vas a oscuras
buscas a tientas el olor a mandarinas
y respiras y nos gusta aunque no me lo digas
que luego hacerlo no nos cuesta nada.

No quiero un final feliz
sólo quiero serlo.
Repartir el amor
retrasar el momento de irnos
Y al despegarnos no dejar
inmolarse el pecho.
Repartir el placer
prolongar el encanto de vernos.

Huele a casa
como al volver de vacaciones en septiembre,
como a café con leche hirviendo,
como manta y tele,
como si fueras tu el que has sido siempre.

No quiero un final feliz…

Flotar y brillar.
Irradiar, alumbrar…»

Gracias a KATREyuk y Patri por acercarme a Zahara. Tras mucho tiempo escuchándola a través de vosotros, ahora me ha llegado a mi… 🙂

Categorías
Desde mis Brumas

No son tus palabras

love__by_darkbutterfly6
Image by darkbutterfly6

Son tus mimos. Son las risas.
Los zumos, los bailes, los abrazos.
Los pequeños trabajos de la convivencia.
Cuando te adelantas a mis tristezas
Las chucherías para empañar mis lágrimas.
Cuando trasnochas por mí y sacrificas tu mañana somnolienta en la oficina.
La mirada de impotencia cuando te dedico palabras de amor y no sabes responderme.
La amistad incondicional que compartimos.
Los sueños compartidos, tantas noches, siempre insuficientes.
Ser tu somnífero me encanta.
Tu entusiasmo. Tu optimismo. Tu alegría.
Tu honestidad. Tu bondad. Tu pecho.
Las curvas en tu coche con la ventanilla bajada.
Pasión por la vida compartida.
Generosidad a raudales.
Meriendas de oficina, momentos robados.
Viajes y descubrimientos.
Comprensión. Silencios necesarios. Espacio para crecer.
Es un camino compartido en paralelo.
Sin hacernos sombra. Dándonos la mano cuando necesitamos impulso.
Es solamente presente, atisbos de romanticismo y futuro, dulces recuerdos.
Cafés Volcán. Choco-galletas. Aviones. Bailes. Series.

No son tus palabras.
Quienes me dedican poemas de amor son tus ojos.

Categorías
Desde mis Brumas Divagaciones Musica

Palpitaciones

cascada-arcoiris
Vista de las cascadas de Krimml en Austria hace no muchos días… (aish)

…Todo transcurre sin pausa, como el caudal de un río,
unas veces con más furia que otras.
Furia que te hace olvidar el tiempo, permanente protagonista,
banda sonora de nuestra película.
Siempre un otoño por delante, una melancolía en los posos del verano.
Las hojas secas arropan los pies y abrigan la nostalgia.

Aroma a lluvia de madrugada, sentimientos de irremediable presente.
Aceptación batallando con resignación. Y todo transcurre como siempre…
Las noticias se repiten, el mundo gira y en algún lugar del mundo empieza la primavera mientras los corazones se estremecen y aflora la vida en las calles.

Todo sucede y palpita en ese mismo momento.
Absolutamente todo…

(Escrito en mi libreta hace unos días volando de vuelta desde Alemania…)

Categorías
Desde mis Brumas Libros Musica

Funambulista de la vida

tightrope-by-boxofpeaches
Image by boxofpeaches

«…si tienes miedo de hacerte daño, aumentan las proabilidades de que eso mismo suceda. Fíjate en los funambulistas, ¿crees que piensan en que tal vez caerán cuando caminan cuidadosamente por la cuerda? No, ellos aceptan ese riesgo y disfrutan del placer que les proporciona desafiar el peligro. Si te pasas la vida procurando no romperte nada, te aburrirás terriblemente…¡No conozco nada más divertido que la imprudencia!…»

– La Mecánica del Corazón – Mathias Malzieu

PS: ¡Gracias Duende!

Categorías
Musica

Please… please…

…. don’t leave me…

…Volviendo poco a poco al mundo real…

Namasté, mis queridos navegantes…