Categorías
Desde mis Brumas Musica Sentimientos

Sensaciones en bici


Volver a rodar.
Brisa.
Aroma a pino.
Silencio.
Solo mi pedalear.
Resistencias al máximo.
Velocidad.
Esfuerzo.
Viento.
Dolor de oídos.
Estrellas deslumbrantes.
Solo mi rodar.
Subir. Bajar. Dejarme llevar.
Cuerpo en calor.
Cantar.
Explorar.
Frío.
Luna impresionante, enorme y naranja.
Parar.
Observar.
Libertad.
.
.
.
F
l
u
i
r
.
.
.
Cuerpo entumecido.
Rodillas palpitantes.
Subir a por la cámara.
Aferrarme a la luna.
.
.
.
V
o
l
a
r
.
.
.

“…too many days
to find too many ways
to get lost
or get found
or just stay here sitting round

I hide my head between my arms
and see all things flying by
swirling in the air
shifting as I stare…”

Categorías
Batallando con el mundo Desde mis Brumas Sentimientos

Espinita

No te claves espinitas que no te corresponden.
Conviértete en arquitecta de fronteras lejanas.
Firma la definición de tus propios límites.
Levanta la vista de tus pies.
Inspira… Expándete…
…Libérate…


Image by Eptesicus

Categorías
De todo un poco Musica Sentimientos

Canta

Si cuando estás contento, cantas.
¿Por qué no cantas para estar contento?


Image by Wisekumagoro

Categorías
Desde mis Brumas Sentimientos

Corrientes ondulantes


Image by m0thyyku

A veces hay un momento de lucidez entre las ondulantes corrientes de la vida. Esa consciencia ejercitada que domina los sentidos,y por un pequeño instante casi comprendes.

Ese sentir de dentro, esa energía palpitante, ese “estoy aquí, ahora”.
Presente cabalgando entre las venas. Emoción desgarrada que aprieta las entrañas de la consciencia.

Como bailando entre espirales, de un lado al otro, es un caballo el que conduce mi ser entre la pasión de la vida y el impulso del sentimiento. La emoción desbocada lidiando con el desconsuelo. Peleas y negociaciones entre niño y padre, versus conciliación y consenso, paz y manos enlazadas. Blanco y negro. Luna llena, luna nueva.

Me siento aire y etérea cuando la energía me lleva. Es el agradecimiento el que me eleva, la vida en su estado más puro y en ese ápice de consciencia que me regala, lo entiendo. Soy fuego y pasión, tierra y raíces, agua y lágrimas, aire y alas. Equilibrio efímero como la propia vida. Espiral pausada, desvelada, a un paso de girar y girar. Soy un instante.

Y solo hay sentir…

palpitar

…y al fin y al cabo…

vivir.

Categorías
De todo un poco Sentimientos

Validation

Inspiración para comenzar la semana. Mientras los posts y los pensamientos se arremolinan en mi mente, entre circunstancias del mundo offline, un video inspirador llegó hoy a mí de la mano de Mujer Sonriente y Patri.

¿Qué mejor que compartirlo con vosotros? Son 15 minutos pero seguro os despiertan sentimientos muy positivos.
Mi mejor sonrisa por la comunicación, las palabras bien dichas, el cariño por bandera y el abrazo como puente.

Categorías
Retazos Sentimientos

Espirales

echoes__by_m0thyyku
Image by m0thyyku

Estaban en sus ojos.
Espirales de fuego.
Arañazo en la razón.
Cuenta pendiente.
Patrones trazados,
enredados en su pelo,
en sus manos de arte,
en la firmeza de su cuerpo,
en la atracción sin remedio.

Cuando en la sinrazón del instinto,
tan solo dicta sentencia el cuerpo.
Olores que aferran, enredan, empujan.
Venda en los ojos.
Salto al vacío.
.
.
.
y
ese
beso
.
.
.

Categorías
De todo un poco Retazos Sentimientos

Viva

viva-by-turista-en-tu-pelo

Una maravilla que me he encontrado hoy tras descubrir en Twitter a un Turista en Tu pelo. Me encanta como combina texto, imagen y sentimiento. Todo un artista. Aquí su blog y aquí su Twitter.

Mmmmmm…. me encanta!

Categorías
Batallando con el mundo Desde mis Brumas Sentimientos

Improvisado y perfecto

Image by tukarina
feel_by_tukarina

Así ha sido el día de hoy.
Amaneciendo con sueños extraños, pero tras un sueño reparador.
La mañana sabe a zumo de naranja y pan de semillas. Maravilloso.
Limpieza, música, vestido hippy que no puedo usar entre semana.
Una gran idea viene a mi mente. Mis ojos de azul.
El coche dibuja las curvas y mi chófer me acuna como un maestro.
Montañas que nos rodean, belleza salvaje y mediterránea.
Una paella deliciosa, un postre exquisito. Y lo mejor, la sobremesa.
Una hora de charla, humanidad de nuestros anfitriones.
Curioso sentirse en casa de quien ni sabes su nombre.
Me llevo las sobras y un trocito de pan alemán que desayunaré mañana.
Me llevo la humanidad y ternura de quien trabaja para cocinar con amor una paella.

Siguen las curvas.
Confidencias con alguien especial, casi con un te de por medio.
Solo son 700 km de distancia… 🙂 Nada para nosotras!
Chocolate con chilli, chill out sonando. Frío fuera.
Recogemos a Kayin, nos encontramos con Washa y degustamos un sushi.
Descubro amistades.
Clint nos espera en V.O. con una obra maestra.
Emoción a flor de piel.
Dejando a Kayin en casa, la luna nos ilumina resplandeciente.
En casa, una bossanova me espera como regalo.
Regresando en coche, recuerdo mi infancia.
Mis animales, los trabajos de mis padres, su lucha, la esencia de mi familia.
Las pequeñas cosas.

Me siento viva. A veces siento ser extremadamente sensible.
La vida en su simplicidad y magnificencia en las cosas más simples.
La vida me sabe a chili hoy, a wasabi y a canela.

Un día perfecto, lo es simplemente porque así lo siento.

Categorías
Batallando con el mundo Desde mis Brumas Musica Sentimientos

¿De qué color te sientes hoy?

colors_by_symoo
Image by symoo

Hace un rato, respondiendo por mail a un comentario de Carla, yo le preguntaba si estaba gris. Ella me dijo que no, que estaba violeta y me preguntó de qué color me sentía yo hoy. Dado que me hizo reflexionar hasta hallar la respuesta y como me gustó el momento de asociar color y sentimiento, os traslado la pregunta…

¿De qué color te sientes?

Yo me siento azul oscuro, índigo; color de mar invernal. Anoche apenas dormí, se junta con el aterrizaje en la realidad del lunes, algo de melancolía, algún plan truncado. Nada dramático, quizá producto de lo bien que me lo paso cuando subo y giro, en este tiovivo en el que estoy subida.

La calidad del sueño afecta mucho al estado de ánimo, ¿verdad? Pues a eso me voy… a soñar! A encontrar esa calma y seguridad del color azul entre mi cama y mi libro.

¿Y tu color? 🙂

Escuchando una deliciosa nueva recomendación...

Categorías
Personas Sentimientos

La abuela de Lucía

Me gustan las historias, me gustan las personas, eso ya lo sabéis.
Esta mañana, a raiz del post sobre mi hermana, Lucía, alias Galleguiña, fiel lectora y buena amiga de un gran amigo mío (ya sabemos eso de los amigos de mis amigos…), me mostraba esta preciosa historia, un homenaje que precisamente su hermana, Cristina, le hacía a su madre y a su abuela, publicando esta historia en un periódico local.

Es conmovedora. Me ha dado mucha ternura esa abuelilla preciosa y esa madre luchadora, que tanto amor le devuelve a su madre con sus cuidados. Me ha hecho recordar a mi abuela, la que vive, a mis tres abuelos que me hubiera gustado conocer más, y que mi hermana ni llegó a conocer; así como a mi abuelilla política que tanto me dió en los 2 años que compartimos. Espero que vosotros también los recordéis, a los vuestros y sonriais al hacerlo.
Os dejo la historia:

MI ABUELA

grandmother____by_salihguler.jpg
Muy poca gente de A Guarda sabe que vive entre ellos una mujer que tiene 105 años, creo que la más anciana del pueblo y, posiblemente, de las personas de más edad de este país. Pero este dato, que es sin duda curioso, es mucho más que eso para mí, porque se trata de mi abuela Antonia.

El 18 de octubre cumplió 105 años, y su familia cercana, que la adoramos, sentimos como poco a poco se va apagando su luz, aunque todavía tiene lucidez para hablarnos de vez en cuando y por supuesto, para dedicarnos algunas de sus dulces sonrisas. Su cuerpo está sano y fuerte, pero por razones obvias, su vida está llegando a la recta final.

¿Qué podría yo contar de ella?…

Nació hace tanto que una se estremece sólo con pensarlo. El año, 1902, cuando todavía vivía el pintor Paul Gauguin, Puccini no había estrenado Madame Butterfly y el matrimonio Curie todavía estudiaba la radioactividad pero ni de lejos soñaba con el Nobel.

Ese año, Alfonso XIII cumplía 16 años y comenzaba su reinado, Picasso era casi un principiante, Einstein un auténtico desconocido, ¡y ni siquiera se había inventado algo tan simple como es una cremallera o un osito de peluche, muñeco que se creó un año después!. Se ha recorrido todo el siglo XX, que es algo que muy pocos privilegiados pueden contar.

Hasta hace pocos años, le gustaba contarnos anécdotas de su vida, todas ellas fascinantes. Mi abuela recordaba perfectamente el día en que se hundió el Titánic, porque ella tenía ya diez años… O cuando en Uruguay, vio a Caruso, me parece que en 1915, cuando contaba 13 años de edad, y lo recordaba emocionada. También nos hablaba de cómo. con 8 años, su madre la ponía en la ventana para ver pasar el cometa Halley allá por 1910. Y claro, ahí estaba ella en el año 1986 para verlo pasar otra vez.

¡Yo todavía recuerdo la cara de asombro que puso cuando vio por primera vez un cd y le dije que de ahí salía la música!… Cómo no se iba a asombrar ella, que vivió de pleno los comienzos del cine, de la radio, del gramófono….

Mi abuela contaba que, huérfana de padre cuando era una niña, se fue a Uruguay con su madre, porque había que ganarse la vida. Creo recordar que tenían allí un familiar cercano que ayudó a mi bisabuela a establecerse como modista. En los años veinte, tras muchos años viviendo en Montevideo, donde mi abuela también estudiaba, tuvieron la oportunidad de venirse a A Guarda en unas vacaciones; pero mientras viajaban en una travesía en barco que por aquel entonces duraba 21 días, el banco de Uruguay donde tenían los ahorros de toda la vida quebró, y se vieron de la noche a la mañana sin nada. Su idea era regresar en cuanto pudieran solucionar el problema, pero a las pocas semanas de estar aquí, en un baile, mi abuela conoció al hombre de su vida, y como ella contaba, “en ese baile nos miramos y ya no nos separamos jamás”. Una romántica historia que me contaba de niña y que yo jamás podré olvidar. Así fue cómo mi abuela se quedó para siempre en A Guarda y formó una familia junto a mi abuelo, Agustín Lomba.

Mi abuela Antonia siempre ha sido una mujer sencilla y buena y encontró en mi abuelo Agustín a un hombre maravilloso con el que tuvo dos hijos y fue inmensamente feliz, hasta que falleció en 1979…. Décadas después, mi abuela seguía emocionándose con sólo decir su nombre. Eso es auténtico amor.

Como mujer, siempre se sintió realizada llevando una vida tranquila. Adoraba leer, la ópera, pasear con mi abuelo y sobre todo, llevar una vida familiar y casera. No le gustaban las multitudes y sus amigas eran un pequeño puñado a las que respetaba y quería… A todas las ha sobrevivido.

Ha tenido la suerte de tener una buena salud y hasta hace muy poco, ha hecho una vida absolutamente normal: paseaba subida en sus taconcitos y vestida con un elegante traje de chaqueta, planchaba; recitaba poemas de la infancia y hacía el mejor arroz con leche y caramelo del mundo.

Aunque su DNI muestra la edad que tiene, para mí ha empezado hace muy poco a ser realmente una persona anciana.

Pero sin duda, lo mejor que le ha podido suceder en la vida a mi abuela Antonia, es mi madre… “un ángel bueno”, como ella siempre la llamaba. Mi madre lleva casi treinta años mimando y cuidando a mi abuela con amor, hasta el punto de renunciar en muchos aspectos a su propia vida… Eso también es amor de verdad.

Mi abuela Antonia ha sido para mis hermanas, Begoña y Lucía, para mi padre, Juan Ángel, y para mí, como una segunda madre, y con eso está dicho todo. A día de hoy, tiene también tres biznietos y todos nos sentimos privilegiados por haber compartido todo este tiempo con una mujer así.

PARA MI MADRE, MARÍA CRISTINA LOMBA ALVAREZ

Cristina Rodríguez Lomba

Vía: Comunicado Original en Galicia Suroeste