Categorías
Ban Batallando con el mundo Desde mis Brumas En mis ojos

Lo que me llevo de tí

Lo que me llevo de ti, es ese ratito tan nuestro, compartido, especial, cotidiano quizá. Puede que ni te des cuenta de lo especial de esos momentos para mí, es parte del encanto… como cuando te observan sin que te das cuenta. Cada momento es tan diferente con cada persona…

https://eclecticcloset.ca/2022/09/bi5ub970dl Dejar que me maquille mi hermana. Observarla concentrada trabajando, respirar el aire que huele a ella, https://vavasseur-antiques.com/1axqa8kmryn dejarme en sus manos sin saber si me va a transformar en zombie o en hada, compartir un silencio exquisito como mar en calma. Momentos sin expectativas, ni complicaciones, ni tensiones. Simplemente estamos, unidas compartiendo algo que ambas nos gusta, fluyendo.

Compartir Tramadol For Sale Online Cod confidencias y momentos cotidianos con mi madre. Precisamente por hacer más de 10 años que estamos separadas, disfruto de esos momentos tan sencillos como salir de compras, acompañarla mientras cose o hacer juntas algún trabajo doméstico, meterme en su cama después de la siesta, recibirla en mi regazo en el sofá…. y tantas cosas más! La https://velvet-avocats.com/t5bffl64 complicidad y el amor más sincero.

Hacer https://writersrebel.com/ki1me2locf excursiones y fotos con mi padre. Escuchar historias, dejarme guiar por los caminos y sorprender por cómo las cosas fluyen. Verle disfrutar haciendo fotos, capturando https://www.troimail.com/blog/nx47igdko distintos puntos de vista y compartiendo la post-producción una vez llegamos a casa. Observar, escuchar, comprender.

https://sunsportgardens.com/j7t3ienjc Caminar y charlar con mi hermano. A lo largo de un paseo marítimo, compartiendo el asiento del copiloto o al otro lado del hilo telefónico; esos momentos de puesta al día no tienen precio. Compañeros desde la cuna y amigos por elección, contemplando nuestros renaceres y metamorfosis individuales. Esos ojos marrones que quiero mirar fijamente cuando esté muy viejita.

La https://www.sigmbi.org/ibv4630j complicidad, honestidad, generosidad y alegría que hacen de mi compañero alguien con quien disfruto compartiendo cada día.

Tramadol Purchase Online Legally Los colorines de mi abuela, pintando los caballos como cebras y las princesas azules. Los abrazos y besos ruidosos, las sonrisas robadas e incluso los bailes con «movimiento sexy»!

Purchase Tramadol Online Cod Pasear con Rita -la perrita-, correr y disfrutar, aprovechar mi visita para una sesión de baño, jugando hasta que se seque. Su mirada pura y llena de amor, su alegría cuando llego a casa, sus mimos cada mañana.

Los momentos de Tramadol Overnight Mastercard confidencias con Ana. En multiples formas, via Skype o paseos sevillanos. Conocernos en los momentos nchi y los momentos concha, en las bodas, en los viajes, en cualquier lugar donde nos desplacemos con nuestra caracola. Transformarnos.

Lo que más me gusta de cada uno de mis https://www.mathedup.co.uk/9r7v2au amigos: los abrazos sinceros de «mis chicos», las partidas de Worfeud con charla con Eva y Moona, las charlas sobre libros y cine con Vi, los chats mimosos con Ester, la naturalidad de Constanza, los juegos con mis sobrinos «postizos», la frescura y encanto de mi familia política, los cotilleos de ama de casa con Desi, los paseos y charlas sobre mil cosas con Yolanda, el torbellino y energía de Alicia, la cercanía que hacen a Anuska parte de mi familia tras 20 años de amistad, la sabiduría de Shu, la canela de Tegala…. Las personas de cerca y lejos, a las que veo más y veo menos, que me regalan pequeñas cosas, me aportan ejemplos de vida y me hacen sonreir.

https://www.topnewsphil.com/xmtj5mml Y tú, ¿con qué te quedas de quienes te rodean? ¿Lo compartes conmigo, por favor? 🙂

Namasté.

 

 

Categorías
Ban Desde mis Brumas

Dame de lo que tienes


Image by t0x1c

Dame de lo que tienes.
Si te queda paciencia, comprensión, implicación y cariño, mejor.
Me apetece mucho.
¿Cómo no voy a necesitarte?
Y tanto! No imaginas.

Buscando aprobación o por el motivo que sea,
quiero que compartas mi alegría más simple y cotidiana,
quiero que tengas muchas ganas de verme,
quiero que me llames para contarme tus cosas también cotidianas,
quiero entrar en un círculo bien cerquita, que ignore distancias.
Quiero y quiero, pero no espero.
Al menos con eso lucho.

Por eso, si tú no estás sociable y afectivo,
no tienes ganas de llamar,
o simplemente no me incluyes en ese círculo cotidiano,
pues no pasa nada.
Quiero quererte desde el respeto.
Te daré de lo que tengo,
mi comprensión, mis ganas de abrazarte,
haciendo sin hacer,
lidiando con mis propias riendas,
cabalgando atravesando expectativas,
dando esa comprensión y amor sin retorno que tengo para ti.

Categorías
Musica

El principio del final

En este mes de máximo esfuerzo, hay una canción que disfruto cantando a grito pelado en mi coche, con gorgoritos incluidos. He visto que tiene un video un tanto particular pero que me ha gustado, así de libre cabalgo yo también con mi cochecito verde.

Y tú, ¿que canción no puedes dejar de cantar? 😉

«Pon la música tan fuerta que no pueda pensar.
Que nada quedará como estaba,
como si no hubiera un mañana que nos fuera a atrapar.
Hoy es el principio del final.
Yo te prometo que no voy a llorar.
No…

Y Tramadol Purchase Online si pudiera congelar el tiempo y volverme cenizas
Y deshacerme cuando sople el viento,
que nadie sabe donde habita.
Y si pudiéramos ser algo más que polvo y energía
La luz de dos estrellas extinguidas.

Si no fueran nuestros sueños pesadillas.
Y todos los deseos utopías,
volvería en un acto total de rebeldía.
Y ahora que rodamos por el suelo,
voy sintiendo que volvemos al comienzo…»

Categorías
Ban El mundo a mis pies En mis ojos Oliviajes

Olivia vuelve a Noruega

En Abril, Olivia tuvo la fortuna de https://sepiabodoni-expo.com/vf1q1f3kg2w batir sus propios records personales. Juntas volvimos al norte de Noruega, y buscando nuestro norte, llegamos mucho más arriba de lo que nos hubiéramos imaginado, hasta Svalbard, en pleno ártico.

Allí ambas encontramos la paz de un desierto blanco y helado, donde la belleza es mayúscula como el frío que corta los labios no acostumbrados.

Como adelanto de mis fotos allí, os dejo a Olivia en sus mejores momentos:

Aterrizando en Svalbard:

Con las casas de colores de Spitsbergen:

En Svalbard, con peligro de osos polares.

En Tromso.

En los fiordos, practicando turismo activo en Sognefjord:

En Noruega, Olivia se vuelve más cabra que nunca!

Categorías
Ban Batallando con el mundo Desde mis Brumas

El tiempo entre los dedos

Justo cuando tengo el entorno online más maravilloso, es cuando mi vida se vive más offline. Ironías de la vida. Las ideas se me escapan entre los kilómetros cotidianos, los sentires palpitan y se quedan dentro, no por falta de compartir, sino de encontrar ese momento de reposo necesario.

Mi carrera ha dado un paso más arriba, y con él nuevos retos que asumir que mantienen mi cabeza con sobrecarga de ideas, templanza de inquietudes, negociaciones conmigo misma… ¡A veces es agotador! Pero al fin y al cabo, lo bueno de negociar es que yo y yo misma llegamos a acuerdos, encontramos maneras de calmar los nervios, de premiarnos por semanas intensas y de disfrutar con nuevas ambiciones. Evaluamos las tareas del día a día y, ante la frustración de no poder hacer todo cuanto queremos (que debe ser mucho), nos consolamos con decir que damos lo máximo de nosotras mismas y que es complicado trabajar horas de más, ir al gimnasio varias veces, mantener amistades, estudiar un curso a distancia, cuidar la gastronomía casera, mantener el blog y la cabeza en su sitio. No, todo no se puede, eso lo tenemos claro, tanto yo, como yo misma.

Menos mal que como en toda buena relación, nosotras hablamos. Tenemos nuestros días raros, nuestros desencuentros, que acaban siendo siempre los mismos que arrastramos desde hace años, pero al fin y al cabo nos acabamos abrazando y comprendiendo que cada día intentamos dar lo mejor de nosotras, y que a veces, es mejor levantar un poco el pie del acelerador.

Esta tierra propia no hay que dejar de cuidarla, en el barbecho y en la primavera más esplendorosa. Cuánto trabajo nos ahorraríamos si desde pequeños nos enseñasen lo importante que es saber mirar adentro sin asustarse, conocerse y explorarse, seguir la intuición y tener fe en lo más grande que tenemos, nosotros. Los artífices de los logros de nuestra vida, canales de percepción y sensibilidad, defectos y virtudes formando una totalidad perfecta y única, en la ridiculez que ocupamos en la inmensidad del universo.

 

Ironías de la vida decía antes. Justo cuando buscaba una salida, se dibujó una nueva alternativa que ni imaginaba. Y mientras tanto, intento desarrollar una profesión que siento más cerca de aquello que quiero ser algún día, sin dejar de dar oportunidades a lo que la vida me va mostrando. Qué claros se ven los caminos después de haberlos recorrido, qué fácil imaginar sentidos y razones cuando ya todo ha pasado. La fe en esa claridad es la que a menudo nos hace seguir incluso a ciegas por caminos que desconocemos. La intuición y la fe, tan poderosas, sobre todo cuando las escuchas en tu silencio interior.

Pero todo es relativo, las voces que escuchamos en el silencio pueden ser las nuestras propias. Y al fin y al cabo, ¿no son esos nuestros verdaderos deseos, aquellos que afloran en la sinceridad silenciosa de nuestro interior?

«…Aún quedan vicios por perfeccionar en los días raros,
los destaparemos en la intimidad con la punta del zapato…»

Categorías
Ban Desde mis Brumas

Cuando todo es tan facil…

Que no tienes que censurar lo que haces o dices.

Que eres tú misma, con lo bueno y lo malo.

Que aceptas tu humanidad y trabajas tu tolerancia.

Que la lealtad y la complicidad acompañan vuestro camino.

Que tu crecimiento se alimenta del suyo. Y vicecersa.

Que él te suma, y no te resta.

Que el valor de las pequeñas cosas palpita en cada día.

Que juntos desdibujamos la rutina.

Que no necesitamos cambiarnos y nos aceptamos así.

Que somos solo presente, pase lo que pase mañana.

Que no me quedan más palabras que las que regalo cada día como si fuera el último.

Que el respeto, la complicidad y la alegría nos llevan de la mano.

 

Es entonces cuando podemos decir que nuestro amor es sano,

que crecemos como dice «El Profeta» sin hacernos sombra,

arraigados independientemente en la misma tierra,

porque al fin y al cabo, ni el ciprés crece bajo la sombra del roble,

ni el roble bajo la sombra del ciprés.


Image by devilshark

Recomendando: Del Matrimonio, de «El Profeta» de K.Gibran.

 

Notas:

He escrito sobre un sentimiento propio y ajeno a la vez. Propia la fortuna, y ajeno el desconsuelo por personas cercanas intoxicadas por la dependencia que ahora mismo no son capaces de imaginar que existe un amor sano, sin necesidad de cambiar al otro, sin culpabilidad, sin pensar cada cosa que dices. Un amor donde hay admiración por el otro, donde se nutre el crecimiento y se comparte desde lo grande hasta lo pequeño, multiplicando alegrías y repartiendo la carga de las penas. Una amistad profunda y sincera, pero con una chispa especial. 😉

Hay muchos tipos de amor, cada uno puede entender el suyo y definirlo, pero una relación en la que no eres tú misma y dudas de lo que piensas y sientes, eso no es amor.  Posiblemente se llame dependencia o relación tóxica y lo disfracemos de lo que nos gustaría que fuese. Pero el amor de verdad fluye y se identifica porque te mira a los ojos.

mereces eso y más. Respeto, confianza, ilusión y complicidad. Que no te pise nadie y especialmente tú misma. Eso sí que no.

Categorías
Desde mis Brumas Libros

Entre runas…

«Yo no intento cambiar las cosas exteriores. Son, sencillamente, un reflejo.

Cambio mi percepción interior y la exterior revela la belleza tanto tiempo oculta por mi propia actitud.

Concentro mi visión interior y descubro que mi visión exterior se transforma.

Me encuentro sintonizando con la grandeza de la vida y en unión con el orden perfecto del universo»

(Daily World – Extraído de El libro de las runas)


Image by sugargr114

Categorías
Musica

Bocas Prestadas

«…

Bajo el asfalto, el adoquín.
Bajo el adoquín, la piedra.
Bajo la piedra, el camino.
Bajo el camino, tierra.

Bajo la arruga, un niño.
En el cabello, viento.
En la memoria, un puño.
Entre los dedos, tiempo.

Vamos dando pasos
sobre calles pisadas.
Vamos dando besos
sobre bocas prestadas.

Bajo la cama, historias.
La historia bajo un cuento.
Bajo el cuento, la nana.
Y con la nana, el sueño.

Vamos dando pasos
sobre calles pisadas.
Vamos dando besos
sobre bocas prestadas.

Paso a paso te he buscado.
Beso a beso te he encontrado.

En la lluvia el domingo.
Bajo el domingo, tiempo.
Con el tiempo, la risa.
En la risa, el niño.

Vamos dando pasos….»


Image by Girija
 

Delicioso tema para deslizarse por la semana hasta un viernes en que nos reencontraremos «en directo»….

Categorías
Ban Batallando con el mundo Desde mis Brumas

Puzzles


Image by noreaja

Si hay algo que mantengo como una religión es pensar que cada cosa tiene su momento y que si algo no sucede será por algún motivo. Son historias de «causalidad«, quizá proyectada, quizá porque necesite ver una razón para lo que sucede o no sucede en la vida.

Sea lo que sea, así lo siento y así me lo ha enseñado la vida. Lo he visto muy claro y fácil de explicar en el mundo laboral. Cuando entre dos trabajos no pude obtener el que más me gustaba, resultó ser que el menos atractivo en un primer momento, fue después donde pude desarrollar mi carrera y que me dotó de una valiosa experiencia. También sucedió con las relaciones que no llegaron a ser. No siempre lo que oro parece, oro es. 🙂

Sin duda creo que me encuentro en un período bastante particular de mi vida (emocionalmente sobre todo). Sin connotaciones negativas, me estoy haciendo mayor. Enfrascada como estoy viviendo mi propio presente, me siguen maravillando los hilos de la vida que se entrecruzan, se separan sin saber cuándo volverán a cruzarse, se cortan. Se han quedado atrás personas que fueron importantes y a medida que el tiempo pasa, se reafirma la página pasada. Sin embargo, el alma melancólica se revuelve para abarcarlo todo, para mirar por un segundo atrás, comprendiendo poco después que «estonosepara» y lo que atrás quedó, atrás quedó.

Pero la vida es siempre sorprendente y por ello debemos aferrarnos a ella, a la esperanza y la ilusión por lo que puede venir. Hagamos que venga con nuestra fe y luchando por nuestros grandes y pequeños sueños, trabajando el jardín interior con el amor y la dedicación que requiere.

Cuando no lo esperas aparece un wassup de un amigo con el que hace 4 años no hablas, amigo con quien no compartes lo cotidiano pero te gusta saber está bien y sigue pensando en ti, de un modo u otro. Rota la racha de contacto únicamente por cumpleaños y navidad, quizá hay posos de lo que compartimos, quizá no (en este caso no soy optimista). Solo el tiempo nos desvela las incógnitas. Incluso aquellas de quienes nos acompañaron en un pasado que parece otra vida y a quienes solo el amor tan sincero como pudimos sentir, nos hace desearles sólo lo mejor.

La vida sorprende planteando escenarios insospechados y dando giros, nuevas oportunidades a quien más las merece. Cuando vemos una bola de nieve rodando y parece que va a explotar, nos parece increíble que la bola pueda derretirse, pero eso también puede suceder, aunque a veces nos parezca mentira. Como en los análisis empresariales DAFO, todos tenemos a lo largo de nuestra vida Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Lo importante, ser consciente, como casi siempre.

Si es que las cosas importantes son tan difáciles y sencillas…. 🙂

Categorías
Ban En mis ojos Las Vidas de Bruma

Las Vidas de Bruma: Amapola

Valiente. No me asusta nacer junto a las carreteras. No me importa. Yo solo quiero florecer, abrirme al mundo por este período efímero de la primavera. Todo el año preparándome, germinando, cogiendo fuerza, enraizándome en mi arbusto, para, por fin, nacer.

Abrirme a la vida, llenarme de luz y más luz y más luz…. Lo quiero todo. Todo a borbotones. La vida a puñados para mí, por favor.

Mis pelos al viento, me siento tan feliz como soy. Tan plena y tan consciente. Delicados mis pétalos, me otorgan el privilegio de no pasar a ser parte de ramos de flores, no pueden tocarme, me deshago.

Soy simplemente flor del campo. Ésta es mi naturaleza y así la defiendo, suicidándome si es necesario para que no me arranquen de aquí, de mi campo. Mi precioso campo de trigo amarillo que yo adorno con mi escarlata palpitante mientras me dejo mecer por la vida.

Fino tallo, me dejo llevar por el viento, el tiempo y la luz. Transcurrida la primavera me iré marchitando, tan lenta como fugazmente.  Como la vida. Serena y tranquila. Expandiré mis semillas voladoras y volveré a nacer, quién sabe donde, en una nueva primavera de la que tomar su sol, su vida y su brisa.

 


Image by Marta Bevacqua Photography

 
Alegría galega…. ¡sonríe!