Categorías
Ban En mis ojos Las Vidas de Bruma

Las Vidas de Bruma: Amapola

Valiente. No me asusta nacer junto a las carreteras. No me importa. Yo solo quiero florecer, abrirme al mundo por este período efímero de la primavera. Todo el año preparándome, germinando, cogiendo fuerza, enraizándome en mi arbusto, para, por fin, nacer.

Abrirme a la vida, llenarme de luz y más luz y más luz…. Lo quiero todo. Todo a borbotones. La vida a puñados para mí, por favor.

Mis pelos al viento, me siento tan feliz como soy. Tan plena y tan consciente. Delicados mis pétalos, me otorgan el privilegio de no pasar a ser parte de ramos de flores, no pueden tocarme, me deshago.

Soy simplemente flor del campo. Ésta es mi naturaleza y así la defiendo, suicidándome si es necesario para que no me arranquen de aquí, de mi campo. Mi precioso campo de trigo amarillo que yo adorno con mi escarlata palpitante mientras me dejo mecer por la vida.

Fino tallo, me dejo llevar por el viento, el tiempo y la luz. Transcurrida la primavera me iré marchitando, tan lenta como fugazmente.  Como la vida. Serena y tranquila. Expandiré mis semillas voladoras y volveré a nacer, quién sabe donde, en una nueva primavera de la que tomar su sol, su vida y su brisa.

 


Image by Marta Bevacqua Photography

 
Alegría galega…. ¡sonríe!

11 respuestas a «Las Vidas de Bruma: Amapola»

Como todos los años en ésta época vuelves a florecer llena de energía y brindando tu luz!!Leí tu post del año pasado y hoy volví a leerlo, ambos son preciosos!
Mi flor preferida es la Edelweiss, tiene una leyenda muy linda y al igual que la amapola tiene su propia canción. Seguramente la conocerás… Te dejo un Link.
Buen fin de semana bonita!
Un beso grandote :)*

http://www.youtube.com/watch?v=36zoS_D4nrA

¡¡Pero Olga!!
Te puedes creer que no me acordaba de mi otro post?? jajaja….. Fue hace dos años! Y es muy parecido!
Si es que creemos cambiar pero no lo hacemos tanto! Evolucionamos, pero las raíces ahí están!
Lo que ha cambiado es que ahora intento que más fotos sean mías.
No conocía la leyenda de la Edelweiss pero lo leeré. Las flores son pequeñas joyas.
Recuerdo la inmensa magnolia que teníamos en la casa donde me crié. Era impresionante… Y los ramos de mimosas que traía mi padre a veces.
Sin duda si elijo una, será la mimosa. 🙂

Y mimosos son los cariños que aquí te dejo Olguita. :*

El rojo te sienta tan bien!!!!
Y al leerte me he acordado de esta cita: “‘Algunos tenemos un acabado mate, otros satinado, otros esmaltado…pero de vez en cuando conoces a alguien que es iridiscente y cuando ocurre, no hay nada comparable.”

Bruma iridiscente, gracias por regalar tantos colores y sorprender con tu brillo. ;**

No sé cómo he llegado a ti, pero aquí me encuentro y me siento bien, casí cómo en casa.
Siempre he pensado que las cosas no ocurren por casualidad sino por causalidad así pues, dejemos correr el tiempo…

Namasté
Lola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *