Categorías
Batallando con el mundo El mundo a mis pies En mis ojos

2000km: Desde Barcelona hasta Amsterdam

Comenzamos mis viajes con la primera etapa, volando a Barcelona y viajando en coche hasta Burdeos, luego Paris, y por ultimo, Bruselas, Brujas, Gante, Amberes, Rotterdam y Amsterdam.
molino-camino-a-amsterdam

Al viajar por trabajo es en ocasiones frustrante estar en un lugar increíble y no tener tiempo para pararte, hacer buenas fotos o compartirlo con alguien especial. Sin embargo, mi cámara iba siempre en mi maletín y muchas veces, entre una cita y la otra hacía alguna foto mientras iba caminando. En París el ajetreo fue tal que apenas pude hacer fotos, y como ya había estado antes, me limité a maravillarme con lo que me iba encontrando por el camino.

Pero, comencemos por el principio. Burdeos es una ciudad con mucha clase, arquitectónicamente parece París en pequeña escala. Llegando a ella era magnífico contemplar las extensiones de viñedos verdes. Me asombró saber que en Burdeos se produce el 10% del vino ¡del mundo!
bordeaux

Tras una mañana de trabajo en Burdeos, 600km y nos plantamos en París.
cafe-martini
¿Qué podemos decir de París que no hayamos dicho ya? Aquí, o aquí
En esta ocasión me sumí de pleno en la vida y el ajetreo de la ciudad. Buceando en las entrañas de la ciudad, me mezclaba con la tristeza de la gente en el metro, me dejaba acariciar por la alegria de un acordeonista que entraba en ocasiones y me limitaba a observar(me). Esta visita a París me acercó al glamour de sus gentes, esas mujeres que pueden vestir combinando estampados y colores y llevarlo con dignidad, mujeres con clase que fuman elegantemente, dando a París el caché que se merece.

París son sus cafés, llenos de parisinos y visitantes que recibían con entusiasmo la primavera tras un duro invierno. París son sus panaderías, sus quesos, sus crepes, sus quiches deliciosos. París es el descaro y la libertad de Pigalle, la elegancia de Opera, la boheme de Montmartre, la alegría del Barrio Latino, la cultura universal, la noche más noche y el día más intenso.
fromages
mercadillo-en-montmartre
amar-es-un-desorden

Después de París, tomamos rumbo a Bruselas. Tras tratar con los parisinos, agradecí encontrarme el caracter afable de los belgas, que nos trataron muy bien en todas las ciudades que visitamos. Bruselas me sorprendió, especialmente su Grand Place, pero es cierto que no tiene mucho más que unas cuantas calles en el centro histórico. Lo demás es algo triste y me encontré bastante gente “rara” en algunas zonas. Es una ciudad de negocios que se queda desangelada tras el ajetreo de la jornada. Chocolate y gofres están presentes siempre en Bélgica, deliciosos y tentadores.
bruselas-grand-place
ventanas-de-bruselas

Llegué a Brujas en una tarde maravillosa y radiante. Me enamoré de los parques frondosos e increíblemente verdes festejando la primavera; de sus canales, del ambiente de las calles, de los edificios y las flores. Brujas es una ciudad puramente turística, por las noches se queda tranquila cuando se retiran sus visitantes, dejando pasear a residentes e invitados a pesar de la humedad y el frio que desprenden sus canales. Brujas es para recorrerla en bici, en barca y a pie, de todas las maneras, con todos sus aromas.
brujas-al-sol
bosques-de-brujas

En Gante apenas pasé 3 horas, pero me bastaron para querer más. El ambiente estudiantil, las plazas y los canales, junto con todo lo que Bélgica ofrece, son suficientes motivos para volver.
gante

La última noche la pasamos en Amsterdam para tomar el vuelo de regreso al día siguiente. Pasamos también por Amberes y Rotterdam, pero no por zona histórica, así que no hay mucho que contar más que trabajo. Como anécdota, vi La Haya desde la planta alta de un edificio de Rotterdam, están muy cerquita, es lo bueno de los países pequeños, son muy manejables!

Volver a Amsterdam siempre es un regalo. Aunque agotada tras dos semanas de intenso trabajo y carretera, no podía resistirme y pasamos las últimas horas del viernes por la ciudad de los canales y las bicicletas. ¡Que delicia! Simplemente sentada en un banco observando la gente pasar, disfruté como una enana. Me encantan las bicicletas tan distintas que puedes ver allí: con una caja de madera grande delante para llevar cosas, con sillas para niños, carritos y mil y una cosas. Las bicis van rápido y debes tener cuidado con ellas. Te puedes encontrar un abuelillo lleno de piercings, una mujer con las perlas y hablando por el móvil, una chica con inmensos tacones,… todos pedaleando deprisa y sorteando turistas asombrados.
amsterdam
amsterdam-lively

Y hasta aquí un resumen de la primera etapa de muchas por venir… La siguiente me llevará dentro de 10 días de Alemania a Italia. Continuará… 🙂

Escuchando…

“…Birds flying high
You know how i feel
Sun in the sky
You know how i feel
Reeds drifting on by
You know how i feel
It’s a new dawn
It’s a new day
It’s a new life
For me
And I’m feeling good…

15 respuestas a «2000km: Desde Barcelona hasta Amsterdam»

¡¡Fotos espectaculares!!
Mis favoritas: la del Café Martini (very cool!) y las de Brujas.. Espero ver pronto las de Alemania e Italia, dos países que me encantan..Mil besos y ¡buenos viajes!

Si, dos semanas de viaje que se hicieron largas!! Las fotos son cojonudas, me gusta Brujas, el castillo de Bruselas y París, fantástica.

BESOTE

Gracias por compartir tantos pequeños momentos de tu nueva vida tan viajera. Te veo y siento en cada sitio, incluso te puedo oler. Un corazón lleno de mariposas para tu nueva ruta 🙂

Tongue: Gracias!! a mi tambien me gusta mucho la foto Martini, refleja un Paris que me encanta. En el proximo viaje lo que menos veré será Alemania, de donde salimos hacia Chequia, e Italia, donde terminaremos en Venezia. Pero volveré a Roma poco después y tendré mas de tu bello país. Un achuchon enorme, compañero.

Tronan: Lo bueno se hace desear, ya tu sabe. :*

Ana: Muchas muchas gracias por tus palabras, es un placer compartir con quien lo valora tanto. Aquí seguiremos! Un abrazo lleno de sol y energia.

Estercita: a ti te llevo en el corazón y siempre te enseño cosas y te compro chocolate jajaja… Gracias por estar de este modo a mi lado. :*

Libélula: pequeño duende yo te veo en cada esquina, escondiendote y poniendo caras! La vida es un tio vivo! Namasté, laotong.

Historia de una chica y su maleta… 😉
Próximamente, en las mejores librerías
O a lo Larsson,
“La niña que viajaba siguiendo corrientes de aire y llenó su maleta de pegatinas de destinos imposibles”
jajajajajaja
xD
Namasté!

Katreyuk… Me ha encantado!! jajjaaja… me has sacado unas buenas risas de lunes… 🙂
Acabaré haciendo lo de las pegatinas… Por ahora quiero comenzar con un mapita de Europa en la oficina… Achuchon!

Aldabra, mil gracias!! A volar a volarrr! :)*

Namasté.

Tegala: Un placer compartir contigo corazon. Nos debemos una buena charlita… :-)*
Achuchon!

An: Moitisimas gracias, eres un encanto. Unha aperta ben forte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *