Categorías
Ban Batallando con el mundo Desde mis Brumas

¡¡Hola 2013!!


Image by stluka

Querido 2013,

Te escribo un poco tarde, disculpa la demora. Aunque hayas llegado hace 10 días, no quería dejar pasar la oportunidad de darte la cálida bienvenida que mereces. Están las cosas un poco feas así que no podemos escatimar en cariño y buen energía los que todavía tenemos existencias.

¿Qué pedirte? Pues la verdad, para mi no quiero más que lo que tengo a día de hoy, más bien te pediré que me ayudes a gestionar un poco mejor mis recursos, especialmente el tiempo. En este año, espero poder establecerme objetivos más realistas y gestionar mis ratos libres de manera eficiente a la vez que sin frustración por no poder hacer más en un campo o en el otro.

Venga 2013, vamos a sentarnos a dibujar lo que nos gustaría conseguir:
– Organizarme mejor.
– Alimentar mi creatividad a través de la escritura u otras vías, como la pintura, que tanto me apetece
– Regar y abonar un poco más el blog
– Fomentar la comunicación, aunque tenga que dar más pasos yo de los que den hacia mí.
– Continuar viajando y explorando, adaptándome a cada nueva realidad.
– Seguir desarrollando mi profesión alternativa, sin sobre exigirme, cocinando a fuego lento.
– Asumir las limitaciones y “levantar el pie del acelerador” un poco, especialmente cuando el trabajo me agota.
– Leer más
– Regar, abonar y cuidar mi relación
– Seguir disfrutando de lo pequeño y maravillandome con lo grande.
– Ser fiel a mis principios, dar lo mejor de mí a quien lo merece, alejarme de quien no me aporta.
– Disfrutar de mi nuevo “hobby” -que ya te contaré-

Y como lo ves, 2013? Podremos? Tú crees que sí? Bien, porque yo también, así que juntos si aunamos esfuerzos, lo conseguiremos. Ya, ya sé que estonosepara… así que seguiremos el ritmo, paso a paso, disfrutando del camino, de las vistas y de las pequeñas grandes cosas de la vida, como este preciso instante, charlando contigo, frente a una chimenea, una crema de champiñones preparada, un ser peludo y revoltoso a mis pies y un gran compañero esperándome para cenar. Bendita consciencia! 😉

Un abrazo 2013, gracias por venir.

Categorías
Ban Desde mis Brumas

Gracias 2012


Image by lisz

Es inevitable en estos tiempos hacer balance del capítulo que cerramos, por mucho que cambiar del día de hoy a mañana es solo una cuestión de calendario y tanto podemos fijarnos nuevos propósitos hoy como el 30 de Marzo, por decir algo. Toda la energía y los mensajes que nos rodean me hace pensar en lo que este año me ha aportado y en lo que quiero crecer en 2013.

2012 me ha traído nuevos retos y responsabilidades que me animan a seguir esforzándome en mejorar mi gestión del tiempo, mis aficiones y mis exigencias. Las horas de trabajo son más intensas, los días pasan rápido y a veces me gustaría sacar un poco más de zumo del día a día. Ese equilibrio entre la exigencia y el rendimiento es uno de mis retos 2013! 🙂

2012 me ha regalado nuevas amistades, un nuevo record buscando el norte y ha sido un año de tránsitos y reafirmaciones. Un año de más siembra que recogidas pero aún así interesantes recompensas. Siempre la salud y la ilusión como motor.
Gracias, gracias, gracias por todo, 2012.

A 2013 le pido primero para los míos, deseando un poco de desahogo para los que no paran de luchar y luchar. Pido salud para disfrutar y afrontar lo que venga. Poder recorrer mapas y caminos, descubrir y descubrir-me en nuevas facetas, seguir disfrutando de lo pequeño, acompañada del más grande.

¡¡Chin chin!! A desenvolver despacito este año, que huele a nuevo!!

“Ábrelo, ábrelo despacio.
Di, ¿qué ves?. Dime, ¿qué ves? .. ¿si hay algo?;
un manantial breve y fugaz entre las manos.

Toca afinar, definir el trazo ..
Sintonizar, reagrupar pedazos ..
en mi colección de medallas y de arañazos.

Ya está aquí ..
¿Quién lo vio bailar como un lazo en un ventilador ..?
¿Quién iba a decir que sin carbón no hay reyes magos ..?

Aún quedan vicios por perfeccionar en los días raros,
los destaparemos en la intimidad con la punta del zapato.

Ya está aquí ..
¿Quién lo vio bailar como un lazo en un ventilador ..?
¿Quién iba a decir que sin borrón no hay trato ..?

El futuro se vistió con el traje nuevo del emperador.
¿Quién iba a decir que sin carbón no hay reyes magos ..?

Nos quedan muchos más regalos por abrir,
monedas que al girar .. descubran un perfil.
Ya empieza el celofán .. y acaba en eco
!!!
Oooooooohhhhhh oooohhhhhhhhhhh”

Categorías
Ban Desde mis Brumas Sin categoría

Búscame entre las lunas

Y así casi con cada luna llena me encontrarás…


Image by Moon Willow stock

Arremolinada entre crecientes ansias de tus brazos.
Entretejida en cada cráter, cada surco, cada tiempo.
Testigo de piedra muda y sonriente.
Tibia, nocturna y paciente.

Remoloneando menguante entre tu pelo.
Pequeña y diminuta tejiendo suspiros.
Transformada en rocío, melancolía y silencio.
Fría, mojada y serena.

Acariciando tus dedos con una nueva esperanza.
Impulsándote a extender tus alas, susurrando ilusiones.
Haciéndote cosquillas en las rodillas.
Morena, renovada y desnuda.

Deslumbrando tus ojos con luz plena.
Descifrando cada matiz de un iris perfecto.
Caleidoscopio de colores y sentires.
Llena de vida, consciencia y presente.

Categorías
Desde mis Brumas Musica

Lo que sueñas vuela

Y tú, ¿que harías si te quedaran 10 días de vida?

Achuchar a los míos, viajar, absorber de este mundo todo lo que pueda, saborar cada bocado, y sin duda… ¡seguir cantando!
¡Feliz semana!

“Caminando sin pensar,
despacito, sin tiempo que ganar
Paseando sin correr,
voy a soñar despierto

Lo que sueñas vuela
Lo que sueñas vuela
Tiempo al tiempo

Tiempo al tiempo,tengo tanto,
Voy a inventar los mapas
y a viajar por el mantel

Voy a soñar despierto

Lo que sueñas vuela
Lo que sueñas vuela
Tiempo al tiempo

Tiempo al tiempo, pierdo tanto,
vamos a ver el mundo
desde aviones de papel

Voy a soñar despierto

Lo que sueñas vuela

Si está seco, bebo
Si se desborda, rezo
Quiero lo que tengo
Lo que sueñas vuela
Nadar en vasos de agua
Volar en mi pedazos
Saltar en cada charco
Tiempo al tiempo…”

Categorías
Batallando con el mundo Desde mis Brumas

offline

Y hoy que hace un mes que no publico nada me dije: ¡No esperes mas! Así que aquí estoy tomando un té contigo de nuevo, por breve que sea. Siéntate anda y escucha caer a lluvia… Parece que nos vamos a volver nadando…

Los días pasan veloces, ya hay turrones en las tiendas y vuelven los ciclos y las espirales a girar y girar. Irremediablemente me veo sumida en ese vals, tratando de aferrarme a mi consciencia y a mi presente, intentando no correr más que el tiempo de arena que se desliza por mis dedos. Cada día, un agradecimiento, estonosepara.

El tiempo me lleva y me trae. Ha pasado un mes y en ese mes destaco una visita deseada, luchando con dar todo lo que puedo y aceptar que no podemos hacer más que lo que está en nuestra mano, que las riendas de la vida están en las manos de cada uno de nosotros, por utópico, “difácil” o surrealista que pueda parecernos, así es, siempre hay cosas que elegir. Compartir, disfrutar, por breves que puedan ser los momentos.

Semanas de sensibilidad, empatía, fragilidad de causas desconocidas. Quizá a la vez que caen las hojas, de vez en cuando caen nuestros escudos y defensas, casi sin darnos cuenta, y nos coge el frío. Y cuando una está débil y temblona, ¿no se sienten las cosas un poco más intensas? No parece que menguas y casi te absorben las montoneras de hojas de otoño entre los pies?

Semanas de esfuerzos y luchas, compensados con momentos dentro del caparazón, pocas ganas de socializar con otros y muchas conmigo. Este es un año raro, va a ser que sí, pese a que yo le agradezca tanto. Corren tiempos tristes que empapan el corazón; toca ponerse las botas de agua, el chubasquero y prepararse para pisar todos los charcos que nos quieran poner por delante.

Semanas con una perlita dentro, una escapada a una ciudad fascinante que reflejaré pronto en mis imágenes y que yo conservo tan urbana y repleta de vida, palpitante y llena de color pese a su fama de ciudad de brumas y misterios.

Poco a poco llegaré a organizarme para escribir periódicamente sin que se me caigan tantas hojas. A todo se aprende, a hacer sin hacer, a dejarse llevar, a aceptar las limitaciones… Y mientras aprendemos, la vida es tan maravillosa como despiadada; los árboles se van desnudando y las castañas perfuman las calles.

Categorías
Ban Batallando con el mundo Desde mis Brumas

Desdóblate conmigo


Image by m0thyyku

Desdóblate conmigo. Tómate la mano y acércate al espejo.
Limpia cuidadosamente la niebla de tu vista, los filtros de distorsión, el polvo y la suciedad. Dulcemente desempaña tu vista.
Mírate de nuevo, con el amor de quien conoce tus esfuerzos, debilidades, nostalgias y morriñas.
Recuerda la raiz de las arruguitas de tu frente, preocupaciones resueltas, presentes o ausentes. Surcos de sonrisa junto a tus labios, guiños en tus ojos.

Sumérgete en el brillo de tus ojos, el verdadero color de tu mirada bajo en sol y en la sombra. Abraza la sinceridad de una sonrisa ocular, esa que reconoce y se encuentra contigo.

Extiende las yemas de tus dedos hacia el espejo y dibuja tus contornos, ese pelo revuelto, esas mejillas sonrosadas, labios tensos con rictus concentrado, nariz peculiar que siempre has odiado y ahora miras con la ternura de la diferencia.

Te miras al completo y añades un factor más a la ecuación. La comprensión y el cariño con que miras a los que quieres. Así, la mirada no se dispara hacia el michelín, la celulitis u otro de los miles de defectos que podrías recitar de carrerilla. No. Esta vez virtuosamente también percibes la dulzura y sensualidad de tus formas, la delicadeza de tus manos, la curva de tus pechos, la fortaleza de tus brazos, la suavidad de tu piel, los hoyuelos de tu sonreir… Cualidades a menudo halagadas pero infravaloradas por tu percepción, o bien pequeños descubrimientos ahora aparentes en la ausencia de filtros y vetos.

Eres un todo completo. Ser perfecto en su unicidad y autenticidad. Yin y yang cuyos contornos de blanco y negro se mezclan serpenteantes y difusos. Encontrando incluso un punto blanco sumido en lo más oscuro y un punto de oscuridad entre la claridad más armoniosa.

Desde el físico al espíritu comienzas a dar la mano a esa dualidad. Despliegas maravillada ese abanico de recursos que te provee la consciencia. Las palabras de consuelo que dedicas a un amigo, pueden ser de ti para ti. La comprensión y el amor que confrontan y suavizan la exigencia alivian la responsabilidad.

Se establece finalmente una mesa de negociación y de diálogo. Tú sabes mejor que nadie lo que te gusta, cómo y cuándo lo quieres. Tú te has acompañado durante el sufrimiento y las alegrías y siempre estás ahí. Tú sabes mejor qué nadie la intensidad de tus sentimientos, la sensibilidad hacia lo que te rodea, la vulnerabilidad y el esfuerzo que inviertes en salir adelante. Tú sabes qué palabras te motivan e inspiran, cuál es tu “caramelito” preferido para premiarte, cuáles son tus trucos y tus trampas, tus luchas internas, tus mejoras pendientes.

Y en este descubrirte se dibujan las ventajas de conocerte mejor, aprender a tener una relación más saludable, juzgar menos, escuchar más, dejar jugar al niño, escuchar los consejos del padre, conciliar como sólo sabe hacer el adulto. Ser todos y ser uno.

Desdóblate conmigo. Llévate de paseo, disfruta de tu percepción, maravíllate con tu intuición. Conócete, acéptate y quiérete un poco más cada día, dejando que el amor se transforme, que eche raíces, ramas, flores y frutos. Aceptando tanto la caída de las hojas como el resurgir tras el frío o la sequía.


Image by m0thyyku

Banda Sonora:



“Tengo tengo tengo y sino me lo invento,
y teniendo lo mío así no dependo…”

Categorías
Ban Desde mis Brumas En mis ojos

Carrousel

Dejando volar en el viento los momentos dispares que me has regalado este mes de Septiembre. Una vuelta al cole como una sacudida, un despertador que suena y me impulsa a levantarme y prepararme para afrontar el día. Un estonosepara acelerado, girando en un tiovivo con la melodía que yo elijo, llegando unas veces a embriagarme y otras veces a saturarme. Girar, girar y girar… mientras que todo toda el sentido que encuentro entre mis pies envueltos de otoño. No es todo más que una percepción subjetiva teñida de los colores que tengo en mis ojos.

En ese tiovivo me siento amazona, subiendo y bajando, aferrando las riendas de mis decisiones, tomando velocidad hasta llegar a salir de ese círculo que dibuja mi trayectoria. Espirales, serpentinas, líneas rectas, subidas y bajadas. Mi tiovivo imaginario no tiene límites y me lleva hasta las nubes, allá donde quiero y puedo llegar. Dueña de mis riendas, con los pies en el suelo y las nubes en el pelo

Este septiembre repleto me ha dejado arena en el cuerpo, ganas de más verano, encuentros muy esperados y disfrutados, naturalidad, Ohana, momentos tan simples como grandiosos, admiración por mujeres que se superan cada día incluso yo misma quizá. Septiembre se ha llevado esfuerzos, superaciones y luchas constantes. Me ha regalado viajes express, una tarde de domingo en París, un instante en taxi frente al Big Ben con la promesa de volver a verle pronto, un Madrid cotidiano con sabor a sandía y una nana de acuarios y pececillos cantando.

Septiembre se va por la puerta grande y yo sigo sintiéndome afortunada, intentando abarcar siempre más de lo que llego a hacer, pero consciente y sonriente, pedaleando hacia un Octubre intenso pero más sereno, con un otoño entrelazando hojas secas en mi pelo y guardando castañas en el bolsillo.

Categorías
Ban Batallando con el mundo Desde mis Brumas En mis ojos

Lo que me llevo de tí

Lo que me llevo de ti, es ese ratito tan nuestro, compartido, especial, cotidiano quizá. Puede que ni te des cuenta de lo especial de esos momentos para mí, es parte del encanto… como cuando te observan sin que te das cuenta. Cada momento es tan diferente con cada persona…

Dejar que me maquille mi hermana. Observarla concentrada trabajando, respirar el aire que huele a ella, dejarme en sus manos sin saber si me va a transformar en zombie o en hada, compartir un silencio exquisito como mar en calma. Momentos sin expectativas, ni complicaciones, ni tensiones. Simplemente estamos, unidas compartiendo algo que ambas nos gusta, fluyendo.

Compartir confidencias y momentos cotidianos con mi madre. Precisamente por hacer más de 10 años que estamos separadas, disfruto de esos momentos tan sencillos como salir de compras, acompañarla mientras cose o hacer juntas algún trabajo doméstico, meterme en su cama después de la siesta, recibirla en mi regazo en el sofá…. y tantas cosas más! La complicidad y el amor más sincero.

Hacer excursiones y fotos con mi padre. Escuchar historias, dejarme guiar por los caminos y sorprender por cómo las cosas fluyen. Verle disfrutar haciendo fotos, capturando distintos puntos de vista y compartiendo la post-producción una vez llegamos a casa. Observar, escuchar, comprender.

Caminar y charlar con mi hermano. A lo largo de un paseo marítimo, compartiendo el asiento del copiloto o al otro lado del hilo telefónico; esos momentos de puesta al día no tienen precio. Compañeros desde la cuna y amigos por elección, contemplando nuestros renaceres y metamorfosis individuales. Esos ojos marrones que quiero mirar fijamente cuando esté muy viejita.

La complicidad, honestidad, generosidad y alegría que hacen de mi compañero alguien con quien disfruto compartiendo cada día.

Los colorines de mi abuela, pintando los caballos como cebras y las princesas azules. Los abrazos y besos ruidosos, las sonrisas robadas e incluso los bailes con “movimiento sexy”!

Pasear con Rita -la perrita-, correr y disfrutar, aprovechar mi visita para una sesión de baño, jugando hasta que se seque. Su mirada pura y llena de amor, su alegría cuando llego a casa, sus mimos cada mañana.

Los momentos de confidencias con Ana. En multiples formas, via Skype o paseos sevillanos. Conocernos en los momentos nchi y los momentos concha, en las bodas, en los viajes, en cualquier lugar donde nos desplacemos con nuestra caracola. Transformarnos.

Lo que más me gusta de cada uno de mis amigos: los abrazos sinceros de “mis chicos”, las partidas de Worfeud con charla con Eva y Moona, las charlas sobre libros y cine con Vi, los chats mimosos con Ester, la naturalidad de Constanza, los juegos con mis sobrinos “postizos”, la frescura y encanto de mi familia política, los cotilleos de ama de casa con Desi, los paseos y charlas sobre mil cosas con Yolanda, el torbellino y energía de Alicia, la cercanía que hacen a Anuska parte de mi familia tras 20 años de amistad, la sabiduría de Shu, la canela de Tegala…. Las personas de cerca y lejos, a las que veo más y veo menos, que me regalan pequeñas cosas, me aportan ejemplos de vida y me hacen sonreir.

Y tú, ¿con qué te quedas de quienes te rodean? ¿Lo compartes conmigo, por favor? 🙂

Namasté.

 

 

Categorías
Ban Desde mis Brumas

Dame de lo que tienes


Image by t0x1c

Dame de lo que tienes.
Si te queda paciencia, comprensión, implicación y cariño, mejor.
Me apetece mucho.
¿Cómo no voy a necesitarte?
Y tanto! No imaginas.

Buscando aprobación o por el motivo que sea,
quiero que compartas mi alegría más simple y cotidiana,
quiero que tengas muchas ganas de verme,
quiero que me llames para contarme tus cosas también cotidianas,
quiero entrar en un círculo bien cerquita, que ignore distancias.
Quiero y quiero, pero no espero.
Al menos con eso lucho.

Por eso, si tú no estás sociable y afectivo,
no tienes ganas de llamar,
o simplemente no me incluyes en ese círculo cotidiano,
pues no pasa nada.
Quiero quererte desde el respeto.
Te daré de lo que tengo,
mi comprensión, mis ganas de abrazarte,
haciendo sin hacer,
lidiando con mis propias riendas,
cabalgando atravesando expectativas,
dando esa comprensión y amor sin retorno que tengo para ti.

Categorías
Ban Batallando con el mundo Desde mis Brumas

El tiempo entre los dedos

Justo cuando tengo el entorno online más maravilloso, es cuando mi vida se vive más offline. Ironías de la vida. Las ideas se me escapan entre los kilómetros cotidianos, los sentires palpitan y se quedan dentro, no por falta de compartir, sino de encontrar ese momento de reposo necesario.

Mi carrera ha dado un paso más arriba, y con él nuevos retos que asumir que mantienen mi cabeza con sobrecarga de ideas, templanza de inquietudes, negociaciones conmigo misma… ¡A veces es agotador! Pero al fin y al cabo, lo bueno de negociar es que yo y yo misma llegamos a acuerdos, encontramos maneras de calmar los nervios, de premiarnos por semanas intensas y de disfrutar con nuevas ambiciones. Evaluamos las tareas del día a día y, ante la frustración de no poder hacer todo cuanto queremos (que debe ser mucho), nos consolamos con decir que damos lo máximo de nosotras mismas y que es complicado trabajar horas de más, ir al gimnasio varias veces, mantener amistades, estudiar un curso a distancia, cuidar la gastronomía casera, mantener el blog y la cabeza en su sitio. No, todo no se puede, eso lo tenemos claro, tanto yo, como yo misma.

Menos mal que como en toda buena relación, nosotras hablamos. Tenemos nuestros días raros, nuestros desencuentros, que acaban siendo siempre los mismos que arrastramos desde hace años, pero al fin y al cabo nos acabamos abrazando y comprendiendo que cada día intentamos dar lo mejor de nosotras, y que a veces, es mejor levantar un poco el pie del acelerador.

Esta tierra propia no hay que dejar de cuidarla, en el barbecho y en la primavera más esplendorosa. Cuánto trabajo nos ahorraríamos si desde pequeños nos enseñasen lo importante que es saber mirar adentro sin asustarse, conocerse y explorarse, seguir la intuición y tener fe en lo más grande que tenemos, nosotros. Los artífices de los logros de nuestra vida, canales de percepción y sensibilidad, defectos y virtudes formando una totalidad perfecta y única, en la ridiculez que ocupamos en la inmensidad del universo.

 

Ironías de la vida decía antes. Justo cuando buscaba una salida, se dibujó una nueva alternativa que ni imaginaba. Y mientras tanto, intento desarrollar una profesión que siento más cerca de aquello que quiero ser algún día, sin dejar de dar oportunidades a lo que la vida me va mostrando. Qué claros se ven los caminos después de haberlos recorrido, qué fácil imaginar sentidos y razones cuando ya todo ha pasado. La fe en esa claridad es la que a menudo nos hace seguir incluso a ciegas por caminos que desconocemos. La intuición y la fe, tan poderosas, sobre todo cuando las escuchas en tu silencio interior.

Pero todo es relativo, las voces que escuchamos en el silencio pueden ser las nuestras propias. Y al fin y al cabo, ¿no son esos nuestros verdaderos deseos, aquellos que afloran en la sinceridad silenciosa de nuestro interior?

…Aún quedan vicios por perfeccionar en los días raros,
los destaparemos en la intimidad con la punta del zapato…”