Categorías
El mundo a mis pies En mis ojos Musica

Y si amanece por fin…

Cuando una madruga para trabajar temprano, a veces se encuentra estas recompensas…
amanece-en-amsterdam-2
amanece-en-amsterdam
amanece-en-amsterdam-3
Amsterdam. Oct.2010.

7 respuestas a «Y si amanece por fin…»

Me fascinan esas horas alrededor del amanecer (y las temo, entregado, porque desvelan mis pudores)… Es como si las primeras luces de la mañana —aunque débiles y tímidas— iluminaran nuestras figuras a contraluz y delinearan precisamente nuestros perfiles, al tiempo que trasparentan levemente nuestra alma dejando entrever algunos de nuestros secretos… Ummm… recuerdo vivamente esa hermosa luz que casi todas las mañanas inaugura mi isla y sus paisajes, la alborea de color pomelo y albaricoque…

A estas horas tienes los mismos colores y transparencias de los primeros minutos de tu amanecer en mi pensamiento, sus sabores… Conozco de ti tus palabras y tus imágenes, tus querencias y paisajes amados: una mezcla acidulada y ligeramente agridulce, sabor de mañana recién despertada, albores… Sabores, intuiciones, sospechas… sí, “sabor a sospecha”… —me gusta esta palabra y su indeterminación, la ambigüedad de la sospecha, su sabor a pomelo-albaricoque, esa inexplicable sensación de misterio y la excitación que sentimos al intuir lo desconocido, que nos lleva a arriesgarnos sin saber muy bien qué buscamos, si buscamos algo, o si sólo nos sentimos imantados y succionados por la estela de las cosas todavía invisibles…

Gracias por regalarnos belleza, Bruma…

saludos: Pau

Las fotos son fantásticas! y la verdad que despertarse en ciudades desconocidas, pasear y encontrarte ciertos parajes debe dar un buen rollo que no veas.

|:*

Tronan , The Barbarian

Hola bonita! Yo que soy madrugadora nata, me encanta ver como el cielo se va tiñendo poco a poco de día y si eso va acompañado de paisajes no habituales tiene que ser maravilloso. Bonitas fotos, pero eso no es sorpresa, eres muy buena fotógrafa.

Besos mi niña linda!

Qué preciosidad de fotos! Además de la luz, lo que más me gusta de esas horas es el silencio y los pequeños sonidos que van surgiendo cuando la ciudad y las personas despiertan.
Pero lo que más me ha gustado de tu post: la capacidad de seguir maravillándote ante una escena conocida pero no por eso menos apreciada.
Abrazo mañanero

Mujer Sonriente Valiente: Gracias! =*

Pau: Asi que la sospecha sabe a albaricoce y pomelo? Mmmm…. Que combinacion… Prefiero que la vida me sepa a albaricoce sin pomelo! Con fresas, que rico! Me gustar pintarme de amanecer en tu mente, ahora estoy pintada de negro entre las sombras, escuchando Calle Melancolía, saboreando lo pequeño que se hace grande, cantando, descansando… Y debe ser contagioso lo tuyo que yo también empiezo a escribir segun viene a la mente. Gracias por tus palabras siempre Pau, me encanta desenvolver el comentario sin saber lo que voy a encontrar… “Vivo en el numero 7…”
Un abrazo…

KATREyuk: Temazo que pega completamente, urbano y tempranero. Me cuido me cuido… Me pongo Sabina y me doy cachitos de chocolate mientras trabajo con el ordenador. Niña buena. :* Que ganas de verte jo…

Tronan: Ug! Te traeré, no te preocupes! :-)*

Tegala: Gracias gracias. Ya tengo ganas de irnos a ver algun amanecer bonito en vuestra isla… 🙂 No lo hemos hecho nunca no? Mmmmm… Achuchon marca de la casa.

Shu: Gracias! Es verdad que los silencios de la mañana tienen cierto encanto. En A’dam ademas parece q la ciudad no despierta hasta las 11! Es tremendo… Se ve q las noches son laaaaaaargas.
Sobre tu ultimo comentario, si la vida deja de maravillarme es que algo me pasa… Hay tanto en las cosas pequeñas!
Achuchon inmenso, con Tegala dentro! Ea! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *