Categorías
Batallando con el mundo Desde mis Brumas El mundo a mis pies

Roma, entre la desazón y la maravilla

Purchase Tramadol Overnight Cheap roma

Mis queridos lectores navegantes, https://10rate.com/tx1tsgx mi ronda de viajes laborales ha terminado hasta septiembre, así que vuelvo un poquito a tomar el te en mi hogar que comparto con vosotros. Sinceramente, echo de menos mantener la regularidad que tenía, pero al fin y al cabo, la vida son fases, y en este momento el ritmo es trepidante y apenas saco fuerzas para lidiar con el día-a-día.

Es curioso como el cuerpo aguanta y cómo comprende cuando ha llegado la pausa. Hace 2 días que he aterrizado y https://tresata.com/nn70skj4 mi cuerpo entero ha hecho ploff. Poco a poco me iré cuidando bien y reponiendo energías. Un https://www.topnewsphil.com/zem9wjk3fq9 verano por delante se plantea dispuesto a ser disfrutado, con visitas, conciertos y alguna escapada fuera de la realidad.

Mientras tanto, tenía ganas de contaros https://velvet-avocats.com/oax7hx0e8 mi experiencia en Roma. Hace unas 2 semanas, pasé una semana completa trabajando en Roma, de un lado al otro de la ciudad. Nunca había estado y la sensación ha sido bastante agridulce.

Es una https://eclecticcloset.ca/2022/09/2c3y365xs ciudad que fluye a borbotones, sin pausa. Te pisotea si es necesario, para seguir su caudal. Aquella semana la temperatura rondaba los 32 grados, con altos niveles de humedad. El trajín me llevaba de un lugar a otro, enfrentandome a los https://writersrebel.com/flteu6y72q misterios que a veces esconden los mapas. Entre el desenfreno de la actividad, el Vaticano, la Fontana di Trevi, el Panteón. Los guardias, las Piazzas, la historia en cada rincón. Todo envuelto en centenares de turistas, ajenos al non-stop de mi día laboral.

http://montymontgomeryart.com/60y8mpvjtn5 Cruzar la calle a la romana me parecía una exageración hasta que me enfrenté a esa realidad y cruzaba avenidas de 5 carriles sorteando los coches. La realidad supera la ficción, sin duda!

Roma fue Purchasing Tramadol Overnight contraste desde que nos conocimos hasta que nos despedimos. Hubo desplantes, retrasos, desorden. Hubo https://www.troimail.com/blog/vk0s3ahx encanto, cafés compartidos entre los negocios acompañados de pastelitos, como quien acude a casa de alguien e intercambia experiencias. https://wash.co.uk/w4t5hmqaq Amabilidad y descaro, dentro del mismo envoltorio.

Alrededor, una amalgama de arte por los cuatro costados. https://sepiabodoni-expo.com/8b1q506ee Roma es exceso de historia. Verdaderamente sentí https://vavasseur-antiques.com/mtt97eo emoción cuando pisaba el entorno del https://www.mathedup.co.uk/636c8o4p Colosseo. Imaginaba las historias que allí transcurrían, los millones de pies que pisaron la misma piedra que yo pisaba; y se me ponían los pelos de punta. Hasta una simple tienda tiene historia y resulta ser charcutería desde el año 1300!

https://wsbeorchids.org/2022/1qnu6wrykkz Roma es belleza y vida en todo su apogeo. Vida en lo bueno y lo malo. Caprichos del paladar. Perfumes y pestes. Arte, despilfarro y encanto.

https://www.topnewsphil.com/h7tupgghf1 Roma se quedó con mi maleta cuando nos robaron, a mis compañeros y a mí, todo nuestro equipaje personal y laboral, incluyendo portátil, informes, mis sandalias hippies y muchas otras cosas con recuerdo sentimental. No son más que cosas al fin y al cabo. Roma se despidió de mí de la manera agridulce en que nos conocimos. Ella es así, auténtica y desmedida. Arrebatadora y descarada. Como la vida misma. Vinagre y rosas.

pies-en-colisseo

8 respuestas a «Roma, entre la desazón y la maravilla»

Qué pena que tu paso por Roma haya sido como bien dices…agridulce. Yo no tengo el placer de conocerla,así que no puedo opinar…pero supongo que la mezcla de sensaciones hace que tenga un recuerdo especial, no? 😉
Te echabamos mucho de menos por aquí..
MUAKS!

Sarita: yo tb os echaba de menos! Gracias por tu cariño, guapa. Pues si, no olvidaré a Roma, y espero volver por turismo para disfrutar de todo lo que ofrece y recorrerla con calma.
Un abrazo enorme!!

Galleguiña: Claro q toca Iago! Y tu! y playita y paseos! Un achuchon cariño! para los 3!

¿Ya has vuelto? Bueno, pues te llamaré pronto. No me atrevía a marcar tu móvil por si te pillaba europeando por ahí. Bienvenida de vuelta, descansa hasta septiembre y ya sabes donde me tienes por si te quieres escapar por aquí.

¡Bienvenida preciosa! Me he acordado de ti mucho en estos días porque sabía que estabas en Roma. Pronto te llamaré porque quiero saber más sobre tu experiencia en ‘ La Bella Italia’. Un achuchón bien fuerte y ¡muy italiano! Besos

Kalakanta: He vuelto y en nada estaré dandote un gran achuchon! ;-)*

Tegala: si!! Nos debemos una charla desde hace taaaaanto tiempo! Valdra la pena cuando nos encontremos, seguro. Te adoro. Que ganas de achucharte a ti tb! 🙂

Tongue: Ci vediamo in 3 giorni solamente! :** Bacione! E Achuchone! jajaja….

Spirit: Que sorpresa verte! Se te echa en falta! y me gusta saber que sigues ahi, entre las brumas… A ver si me mandas un correito y me cuentas como te va todo, si? Beso!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.