Categorías
Libros

Abriendo ventanas


Image by ahermin

“Durante esa noche repentinamente me habia dado cuenta de una cosa, y era que entre nuestra alma y nuestro cuerpo hay muchas pequeñas ventanas y a través de éstas, si están abiertas, pasan las emociones, si están entornadas se cuelan apenas; tan sólo el amor puede abrirlas de par en par a todas y de golpe, como una ráfaga de viento.”

De nuevo… “Donde el corazón te lleve”, de Susanna Tamaro

12 respuestas a «Abriendo ventanas»

Precioso, preciosísimo libro lleno de fragmentos como éste… una absoluta belleza. Gracias por traernos estos pedacitos hasta aquí, Brumita.
Cuando acabe los que tengo en mi mesilla, me tengo que volver a leer éste, me has despertado las ganas.
Besitos de mañana de lunes!

Dan ganas eh… Es delicioso….
Yo tengo mas fragmentos marcados y lo abro a veces al azar a ver cual me sale.

Un abrazo tesoro y energias de lunes! 🙂

…sentír un murmullo dentro… bajo el cual pararse… despertando lentamente… a través de cada uno de los sentidos… poco a poco se convierte en palabra… el susurro en voz… y aquello que sentimos en alegoría… alegoría de un instante… cosquilleo infinito de las emociones… que no dejan de reír y sentir… regocijándose en su sensibilidad… a flor de piel… traspaso de muros… fronteras… límites… nada pesa… livianidad en la mirada… en el ser… cerrar los ojos y sentir… decibelios en la panza…

…todo ello conduce a un estado de suprema armonía… confluencia con aquello que representa la belleza… y sentimiento enorme… renacimiento bajo el sol… de todas y cada una de nuestras palabras… donde la liberación de nuestra alma se realiza a través de esas ventanas… por donde escapa… para enredarse en cuerpo y piel… y sentir el abrazo y beso constante de nosotros mismos… regalando nuestro más profundo amor… gritando… sin murmullos… cada deseo… y haciendo que palpitar sea el camino… aún con los ojos cerrados… sentir… solo sentir… que todo llega…

…algunos lo llaman materia… y en ocasiones es alguien quien se cuela tras esa ventana… formando parte del alma ajena…

Me gusta esa metáfora, es muy acertada para representar como nuestras emociones salen al exterior.

Pero hay que tener cuidado con las ventanas abiertas, por una ventana abierta pueden salir emociones, pero también pueden entrar. Eso es bueno, siempre y cuando lo que entre sea bueno.

El Amor, un torbellino que abre todas nuestras ventanas a la vez, cuando lo dejamos salir nos sentimos liberados, no es cómodo retener al Amor entre cuatro paredes…
Pero una vez dejamos salir ese Amor, lo anhelamos, y deseamos que vuelva a nosotros, más intenso, más grande, mejor… Bien cierta es esa frase que dice: “El Amor es lo único que aumenta cuando se comparte”

Por desgracia no siempre ese Amor anhelado regresa a nosotros, y en nuestra espera esas ventanas abiertas pueden dejar entrar una nube de humo que nos impide respirar, que nos impide ver bien. Inmediatamente reaccionamos por instinto, cerrando las ventanas antes de que todo nuestro mundo se inunde y nos destruya.
Y así, con las ventanas cerradas esperamos, a que la atmósfera exterior se aclare, a que podamos acumular nuevo Amor en nuestro interior, el suficiente para volver a abrir esas ventanas, con una fuerte corriente que arrastre toda esa polución que no queremos en nuestro interior.

Abrir las ventanas es genial, pero siempre hay que estar atento a lo que dejan entrar.

Un abrazo de los que atraviesan ventanas 😉

vistes corazon?…
yo que tengo la mala costumbre de subrayar con lapiz los fragmentos que me gustan…..con este me pasa que rara es la pagina que no tiene subrayado algo..
es tan lindo todo..¡¡

cielo te leo siempre….atenta a tus recomendaciones…atus idas y venidas por la vida….
un beso enorme
cuidate y sobre todo..
INTENTA SER FELIZ

the frail… tus palabras me dejan hoy a mi sin ellas…. Magnifica confluencia… de la que permanece eternamente enraizada en la tinta del momento, de lo vivido, de lo perenne en el corazón… Namasté

Carla, amor es verte entrar por la puerta de mi blog. Un abrazo, eres un regalo. 🙂

Inguz, guerrero, por la ventana entra la lluvia si, tambien, asi como el aire fresco y el viento arrollador. Es esa idea la que me fascina. Te deseo un vendaval que revolucione tu casa interior. Llegará la primavera, que es cuando realmente apetece dejar la ventana abierta.
Un abrazo grande…

Fire, bonita. También yo te sigo. Y si, intento ser feliz, extrujo cada momento cuanto puedo, y VIVO.
Te adoro. gracias por tu presencia constante. :*

Hola Brumis & Company!!!
He abierto el libro al azar y va y sale esto:

“Gran parte de mi vida ha sido así. Más que nadar he manoteado desordenadamente. Con gestos inseguros y confusos, sin elegancia ni alegría, tan sólo he conseguido mantenerme a flote”.

Vayaaa, va a ser que el libro es mágico.
Como no me doy por vencida, volví a abrirlo y esta vez me gustó más la cita.
Otro día la digo, que entonces no se compraran el libro.

¡Besos para todos!
Nchi *:*

Hola, Bruma. Hace tiempo que leo tu blog, pero hasta hoy no me he decidido a escribirte. La verdad es que es el único blog al que me he enganchado, supongo que porque tus comentarios y los de la gente que te rodea me recuerdan a otra época más… amable. De esa época rescato un libro de esa autora que tanto te gusta, Susanna Tamaro. Se llama Anima Mundi y es menos conocido que donde el corazón te lleve, pero para mí es un libro excelente que muestra muy bien lo difícil que es elegir y buscar nuestro camino, lo que pesan las decisiones y cómo el camino que elegimos nos marca y nos condiciona… o no. Es un libro un poco triste, pero muy honesto. A mí me gustó mucho y me plantearme el lugar que quería en mi vida. Si te animas, te lo recomiendo. Ahora ese libro está muy lejos de mi vida, pero lo recuerdo como un regalo que llegó de repente y me ayudó a pasar una época difícil de mi vida. Ánimo, desde la distancia tengo la impresión de que eres una gran persona, Cuídate

Hola, Bruma. Hace tiempo que leo tu blog, pero hasta hoy no me he decidido a escribirte. La verdad es que es el único blog al que me he enganchado, supongo que porque tus comentarios y los de la gente que te rodea me recuerdan a otra época más… amable. De esa época rescato un libro de esa autora que tanto te gusta, Susanna Tamaro. Se llama Anima Mundi y es menos conocido que donde el corazón te lleve, pero para mí es un libro excelente que muestra muy bien lo difícil que es elegir y buscar nuestro camino, lo que pesan las decisiones y cómo el camino que elegimos nos marca y nos condiciona… o no. Es un libro un poco triste, pero muy honesto. A mí me gustó mucho y me plantearme el lugar que quería en mi vida. Si te animas, te lo recomiendo. Ahora ese libro está muy lejos de mi vida, pero lo recuerdo como un regalo que llegó de repente y me ayudó a pasar una época difícil . Ánimo, desde la distancia tengo la impresión de que eres una gran persona, Cuídate

Arioth, GRACIAS en primer lugar: por tus palabras, por haber dado el paso de comentar y entrar a formar parte de nosotros, y por tu recomendación. Tal como te he leido me ha dado buenas vibraciones el libro así que lo leeré y hablaré de él aqui.

No leo tanto como me gustaría actualmente, pero tampoco olvido mi lista de libros pendientes! 🙂

Me enternece y me entristece a la vez la añoranza por esa época mas amable, y te digo que es posible, que aunque estemos en un mundo de autómatas, podemos girar el rumbo de nuestro pequeño universo próximo.

Siéntate con nosotros, tómate un te (o café) y bienvenido! 🙂

Un abrazo.

PS: Me cuidaré, cuidate tu tb eh!

… Brumis ya te escriben hasta comentarios dobles, estamos en otra dimensión (no he podido evitar decirlo).
Apunto el libro, aunque ahora tengo acumulados un ciento, cómo sigan dándo referencias sobre libros, no apruebo ni a los 50 a este paso.
n.n

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *