Categorías
Batallando con el mundo Desde mis Brumas

Pasan las luces

Difícil abarcar este año 2011, en el que he visto sufrir a mucha gente, injusticias y situaciones que nos llevan a un camino complicado por el que seguir transitando en 2012, con una mayor sonrisa si cabe para dar luz a todas las sombras.

Cheap Tramadol Overnight Delivery 2011 ha sido un buen año para mi y le doy gracias. 3700 km viajando hacia la población más al norte de Europa, 6300 hacia el oeste para recorrer las calles de NYC. Praga, Amsterdam, Bruselas, Galicia, Madrid… Siempre latiendo en cada paso y llenándome de vida. https://vavasseur-antiques.com/4xfp42we Viajera de profesión y sentimiento.

2011 me ha dado equilibrio y estabilidad. Un lugar tranquilo donde https://www.mathedup.co.uk/d6ulqedu establecer el rumbo que quiero seguir tomando y determinar los próximos https://velvet-avocats.com/7i008th objetivos vitales. 2012 me requerirá esfuerzo, control y algunos sacrificios para conseguir aquello que deseo algún día. ¿Lo demás? No lo sé, cada día será un regalo y espero que no me abandone la actitud que me ayuda a saborear desde la flor de un almendro hasta las confidencias con una buena amiga.

Cambiaré de año tranquila, bien acompañada, con una de mis comidas y vinos favoritos, riéndome recordando y reviviendo a Martes y 13, despacito y comiendo cacahuetes con chocolate cuando den las 12. Porque como dice mi hermano, si empezamos el año con prisas, éstas no nos abandonaran el resto del año!

Feliz comienzo. Abrid este año nuevo con la http://montymontgomeryart.com/w2ut856ew ilusión de un niño que ignora su regalo, con sorpresa, fascinación y entusiasmo. ¡Chin chin! 🙂

«…Brilla, salta, brisa, navega, vuelan, suenan, cantan sirenas,
setos, ramos, árboles, montes, campos, sierras.

(El horizonte)

No importa lo que digan, hay quien nacen estrellados,
otros nacen con estrella, muchos dejaran sus huellas
bien pegadas al asfalto, hoy salto alto,
mi rutina es gloria, me tiré de la noria.
Lo intento porque siento, porque vivo en movimiento,
en busca del momento mediante la constancia,
en la casa, en la almohada, en el alba de la mañana,
todos renaceremos un millón de veces
y la suerte compadece cada instante
ese perfume se convierte en diferente
si mis fotos son contigo, un pequeño visitante,
un ambiente diferente y la vida por delante,
la suerte de tenerte,
la suerte de escucharte….»

Categorías
Batallando con el mundo Desde mis Brumas

Gripe en el alma

Hace poco más de una semana me sucedió algo que no recordaba haber experimentado. Sufrí una Cheap Tramadol Online Cod gripe del alma. Alguna vez había tenido un resfriado emocional, coger frío por dentro a causa de algo y pasarlo mal unos días, estornudando y sintiendo las secuelas físicas de un problema.

Sin embargo esta vez no he podido distinguir una causa. Es posible que esté ahí y yo no la vea, claro que sí, pero racionalizando no llego. En los últimos tiempos, siento equilibrio en la vida, tengo la capacidad de https://wash.co.uk/6nunvnspo6c relativizar en lo posible las cosas malas y valorar y agradecer lo que la vida. La semana pasada no podía. Me invadió una tristeza, afloró un resfriado incómodo y la debilidad se apoderó de mí.

Apatía. Sentimiento de avestruz queriendo desaparecer. Tristeza. Un https://www.troimail.com/blog/othl8064r cristal sucio por el que mirar y verlo todo desvirtuado, sin color ni brillo. Todo me costaba esfuerzo.

¿Pueden ser las energías de personas tóxicas que tengo cerca en el trabajo? ¿Un mal virus? ¿La cercanía de la Navidad? ¿Algo que no alcanzo a ver?

No lo sé ni me quiero psicoanalizar más para averiguarlo. Me di permiso para estar mal, para dejar salir la tristeza y la apatía como cuando nos refugiamos bajo la manta a sudar una gripe. En mi lucha contra el exceso de auto-exigencia me permití no necesitar saber la causa y simplemente dejarme estar hasta recuperar las fuerzas.

Tras 3-4 días de gripe, con el coraje de no sentirme yo misma (con la capacidad de valorar lo que me da la vida cada día), y tras un intento fallido de homeopatía, probé el Remedy Rescue de las Flores de Bach. Me lo habían recomendado alguna otra vez y no lo había probado, pero esta vez me fue de fábula. Por tanto lo recomiendo. Lo llevaré conmigo y lo volveré a probar cuando tenga ansiedad, así veré si fue casual o causal ese bienestar.

Por fin volví a estar alegre. ¡Que emoción y que buen sentimiento volver a valorar tantas cosas que la tristeza no me permitía! Las luces de la mañana y las primeras flores del almendro, eso es una joya.

No dejo de ver los ciclos y espirales, el latir de la vida, la decadencia y la abundancia, el barbecho, la siembra y la cosecha.
Ver la luz gracias a la oscuridad. Y os puedo decir que esas preciosas flores de almendro me emocionaron más que nunca. 🙂

«Un faro quieto
nada sería
guía, mientras
no deje de girar
no es la luz
lo que importa en verdad
son los 12 segundos
de oscuridad…»

Categorías
De todo un poco

Felices Fiestas


Para aquellos a quienes como yo, no sois muy navideños.
Para aquellos que esperáis ansiosos estas fechas.
Para quienes reviven la ilusión en los ojos de sus niños.
Para los que tienen lejos a los suyos, y para quienes los tienen cerca (y lo valoran).
Para los que llevamos la casa a cuestas.
Para los que tienen raices profundas.

Que encontréis luces que os hagan sonreir, momentos dulces y mucha esperanza en estos días.
Namasté. 🙂

(Poned let it snow en google y veréis que bonito…)

Categorías
Desde mis Brumas

En barbecho

Soy jardinera de mi propio jardín. Me gusta dividirlo en zona de huerto y zona de decoración floral, plantas y árboles. Disfruto pensando en cómo combinar los bulbos para que nazcan las flores donde y como a mi me gusta. También me dejo sorprender por las circunstancias y las nuevas hierbas que pueblan los rincones.

Me encanta el musgo envolviendo los árboles, los destellos del rocío brillando por las mañanas y el dulce vapor que emana la corteza cuando la luz del sol hace evaporarse las gotas de agua.

En las últimas semanas, mi jardín no parece resurgir con el mismo ímpetu de años anteriores. Quizá la tierra necesita un descanso, quizá soy como un cáctus absorbiendo malas energías hasta contaminarme y necesitar un tiempo de purificación. Puedo estar en ese momento previo al impulso, al salto al vacío sobrecogedor, a la vida en estado puro palpitando en una caída libre que me enseñe a volar. ¡Quién sabe! No veo más que lo que pisan mis pies ahora.

Será el momento de aprender que no tenemos que estar necesariamente arriba o abajo, podemos estar en el medio, simplemente bien, en un 6. Y no pasa nada.

Poner la tierra un tiempo en barbecho, limpiar, acondicionar y mimar del mismo modo que mimo la siembra. Podar mis árboles y dar la libertad a las semillas sembradas de resurgir cuando ellas se sientan con la energía de hacerlo. ¿Me sorprenderán las mimosas en invierno? ¿Veré pronto las preciosas flores del almendro?

Cojo el rastrillo y disfruto simplemente retirando las hojas de otoño, aprendiendo a convivir conmigo misma en un nuevo estado: el Barbecho. 🙂

Categorías
El mundo a mis pies En mis ojos Oliviajes

Olivia a la gallega

En estas vacaciones vivimos el momento dramático de no organizarnos bien Olivia y yo y no pudo acompañarme a Lanzarote. Por tanto, tenía que compensarla con un buen reportaje en Galicia y las imágenes hablan por si solas. Desde la Serra de Outes hasta los Ancares, Olivia lo pasó en grande (veréis que incluso tuvo que lidiar con un gato gigante!)

En imágenes sus mejores momentos. 🙂
Beeeeeeeesos de cabra.








Categorías
El mundo a mis pies En mis ojos Musica

Gota a gota….

Paso a paso… voy regresando a la realidad. Agitando las alas tras intensos revoloteos, desde los volcanes a los bosques repletos de meigas. Espejos en la playa y reflejos en los claros de unas fervenzas.

Experiencias en las que dibujarme y tanto por retratar y capturar en mi pequeña retina.
Voy viniendo, ando ordenado imágenes y sentires. Pero con una sonrisa.
Y Olivia está exhultante por contar todo lo vivido, y viajado! Buena semana, navegantes. 🙂