Categorías
Desde mis Brumas

Viajera

id_by_lilyana
Image by Lilyana

Viajera… Serena, inquieta, valiente, morena.
Nocturna, salvaje, aferrada, descubridora.
Palpitante, nerviosa, controladora, insegura.
Trabajadora, guerrera, peregrina, eterna.
…….
…..

..
.
.
.
Testigo
presente
de
mi
propio
camino
.
.
.
.
.
.

“sometimes, somehow,
moon finds a cradle in traffic lights…
…and it works out…….it works, out…….”

4 respuestas a «Viajera»

Hola, viajera… Leo que estás en capilla hacia Oslo y Estocolmo. Cuídate del frío y sobre todo la humedad de Estocolmo. Si tienes tiempo date una vuelta por el Moderna Museet, en la isla, y disfruta por mí de sus colecciones. No sé qué expondrán ahora, cambian a menudo. Ojala puedas contemplar ese paisaje de Matisse en Marruecos o el fascinante “sueño-insomne” de Dorothea Tanning, un delicioso caleidoscopio en el que ensoñarte, o el azul monócromo de Yves Klein… Ay, tantos… Este museo es una tentación permanente… Y pensar que estuve a punto de vivir en Estocolmo una larga temporadita. No sé cómo hubiera resistido tal prueba por amor al arte ni más ni menos…

Vas en buena semana, entre brumas. Esas ciudades están en vísperas de los Nobel. A ver si de una puñetera vez aciertan con algunos de los candidatos de siempre, por ejemplo Adonis y Philip Roth, mis favoritos hace años… Y si tuviera que decidirme por uno: Adonis… es un cariño de hombre y excelente poeta…

Gracias por tu música: la Leonor Watling me fascina (para qué ocultarlo), como actriz, cantante y compositora. Qué buena pareja hace con Jorge Drexler, como Bjorg y Matthew Barney… En “son de mar” se regaló absolutamente, creo; es una de las películas más intensas del cine español de los últimos años (bueno hace ya un tiempito), y tan estúpidamente criticada… Luego de escucharla “en tu casa” he ido a Youtube a ver algo más de la Leonor y me he encontrado con una preciosa entrevista que le hace Luis Alegre,,, Qué naturalidad, qué complicidades… Ay, este Luis, le admiro y envidio… Y pensar que durante un par de años estuvimos enamorados de la misma mujer. La de horas que hemos pasado juntos al otro lado de la barra de La Ópera charlando como quién no quería la cosa y mirando de reojo a nuestra común Esther del alma… jajaja… Pobre Esther, de vez en cuando la recuerdo y me duele no sabes cuánto. La muerte, tan cicatera y puntual… (hace casi veinte años, dios!!!).

Yo también salgo de viaje en un par de días. Voy a ver otoñar Central Park, es un decir, unas semanas… Volveré pronto; a lo mejor nos contamos en clave nuestros recorridos y nuestras respectivas ensoñaciones… (será un placer).

Luciérnaga, que sé te gusta que te renombre así… cuídate y brilla con luz propia, por favor. En nuestra noche de ciegos recientes, el recuerdo de las luciérnagas, su particular vía láctea sobre nuestra estatura, es el camino a seguir… (peregrinos). Testiga, guerrera, contadora de cuentos…

Besos otoñales, aquí sabor a miel, rubíes de granada…

Pau

Después del comentario de Pau, cualquiera añade nada jajajaja =) ¡Cómo te quieren y te cuidan hasta virtualmente!
Siempre con la maleta a cuesta, con el gusanillo del viaje, del descubrimiento de la conquista de una nueva ciudad y de sus gentes.
Disfruta, mucha suerte y mucha paciencia con el curro.
Todo va a salir genial. Abrazos voladores.

Que gusto llevar la casa a cuestas y abrir el ordenador y encontraros, por muy lejos que este! 🙂

Pau: Es como tomarnos un te entre las brumas, charlado de lo que sale, de lo q pasa por la mente… Gracias por compartirte de esa manera Pau, es un gusto, y también por la recomendación del museo, a ver si saco tiempo del trabajo y me escapo! Casi no visito las ciudades en cuanto a monumentos pero sí disfruto perdiéndome en la cultura de la diferencia y en la similitud que compartimos los europeos. Tan cerca y tan lejos.
Te deseo buen viaje Pau, la gran manzana nada mas y nada menos! Ya nos cuentas si? Peregrino. Un abrazo enorme!
PS: sobre Leonor, que contarte! Ayer mismo la disfruté en Lope, donde borda un papelón. Me encanta su sensibilidad y tantas cosas… 🙂

Mujer Sonriente: Siempre siempre, maleta y gusanillos juntos en el mismo lote. Cojo tus abrazos, me quitan un poco el frío del norte. Te llevo conmigo… 🙂 Namasté, bonita.

Katreyuk: Gracias tesoro, estoy “cerquita”. :)*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *