Categorías
Desde mis Brumas Musica

Inquilinos del pasado

past-by-lilyana
Image by lilyana

Queridos inquilinos del pasado,

Contacto con vosotros para haceros saber que se acerca el fin de vuestro contrato. Por la presente os ruego procedais a evacuar el espacio de mi corazón ubicado en la Avenida del Pasado o bien acceder a la compra de dicho lugar, con el fin de interrumpir los lazos que mantenemos en la actualidad.

La ignorancia mutua no ha sido suficiente. En algún momento me he visto obligada a mover las cajas de recuerdos que guardais en el desván común. El polvo acumulado consiguió marearme y sentí vértigo. No me agrada esa sensación, motivo por el cual moveré los recuerdos a vuestras dependencias particulares antes de proceder a la interrupción de nuestro contacto.

No quiero sentir mío lo que no es presente. Este momento de ahora es la única realidad que deseo tener en propiedad.

Adjunto en esta comunicación el contrato de propiedad de vuestra propia residencia, que ya no será mía y a la que no tendré acceso. El precio acordado como veréis, es justo para ambas partes: el descanso y libertad de mi alma, añadido a la consciencia de haber intentado mantener una relación cordial en el presente, ya mencionado como única realidad.

Por mi cuenta correrán los gastos de la aceptación, pagando previas tasas de melancolía que entiendo deben ser asumidas por mi parte. Os agradezco todo lo compartido y la relación mantenida a lo largo de los años.

Deseándoos lo mejor en vuestra nueva etapa de independencia de mis recuerdos,

Un saludo muy cordial,

Bruma

12 respuestas a «Inquilinos del pasado»

No sé si se ha grabado el anterior comentario…

Escribí que el texto es precioso y muy sentido, parece salido del alma.

Me ha gustado sobre todo la referencia a las tasas de melancolía, son duras al principio por ser tan selectivas. En el sentido de desequilibrio entre los buenos y malos momentos, Pero el duelo hay que pasarlo, sí o sí.

Adelante, Bruma. 🙂

Inevitable quedarme en silencio, releyendo tus palabras que llegan al alma. En algunos casos es simplemente lo que hay que hacer, lo que duele, estorba o no nos sirve son “corotos” que hay echar de nuestra vida. Quédate solo con lo que te hizo aprender algo nuevo, aunque solo sea aprender en quienes no debes gastar tu tiempo.

Besitos desde mi alma

Formalmente brillante, asombroso en su contenido, en sí mismo indescriptible… como siempre en el momento adecuado.
Me pongo a redactar un contrato de este estilo ahora mismo.
Muchos besos!

Vaya pedazo de comentarios. Mil gracias por vuestras palabras y apoyo.

Nandara: Un placer leerte, como siempre, te debo unas cuantas visitas y un ciber cafe (té) por tu blog. Ya sabes que yo con la melancolíaa suelo tener tasas por pagar! Salud y sonrisa para ti. 🙂

Katreyuk: Mil gracias de corazón. Tu apoyo es necesario y siempre querido. Lov u.

Tegala: que bien que no te quedas en silencio! Yo te abrazo, desde el alma y el corazón azul.

Sula: Wow q cosas me dices! Como siempre estás, siempre llegas en el momento adecuado. Eres mi más fiel lectora! Gracias!
Si necesitas ayuda para la redacción del documento puedes contactar con el Notario del Olvido. Achuchon bien grande.

¡Simplemente genial y originalísimo!..Pero ¡ten cuidado!..Los inquilinos del pasado pueden volver y meterse en tu pisito / alma como moscas invisibles, cuyo zumbido puede sorprenderte y ser violento como una pequeña invasión bárbara.

Me gustó mucho y ojalá se pudiera (mas fácilmente) interrumpir esos contratos que a veces sentimos vitalicios. Es cierto, tiene un precio, y hace falta una gran voluntad para decidirse y pagarlo.
(Casi nunca escribo, pero te leo)

Vaya…eso me pasa por asomarme a los desvanes ajenos, mala pata, llego cuando todos saben y yo sólo puedo intuir… uhmmm.
Cosas de la vida, me detengo un instante en las cercanías de una flor, y tras un alegre zumbido, levanto de nuevo el vuelo…allí donde yo me dirijo nunca se oculta el sol.

Yo quiero comprar mi parcelita. ¿Por cuánto me saldría? Ando mu mal de dinero, pero le pondría voluntad en mantenerla en buen estado, de verdad…

Tongue: Muchas gracias! Y no me metas miedooo! el pasado, pasado esta. Las enseñanzas, con nosotros. Iré comprando insecticida por si las moscas…. jajaja!

Ana: Gracias por estar ahí, aunq sea escondidita. Me gusta que hables! La voluntad está en nuestra mano. Mírala, la ves? Seguro que en tu vida has logrado cosas que no te imaginabas conseguir anteriormente y luego fuiste capaz. Querer es poder. Intentémoslo pues! Un abrazo!

An; Eres un encanto. Aun sin leer vienes a saludar. Un abrazo bien fuerte para ti hoy.

Tránsito: Me dejas con pocas palabras… Un gusto leerte. Espero que sigas de tránsito por las brumas… 🙂

Estercita: Ya hacemos tratos con tu parcelita, bombón. Que gusto compartir contigo. Un achuchon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *