Categorías
Desde mis Brumas El mundo a mis pies En mis ojos

Volviendo

de-vuelta
Image by cabodomundo

Sobrevuelo y aterrizo poco a poco en el mundo real. Todavía tengo unos días para aclimatarme, en los que combinar el trabajo con la excelente compañía y maximizar los momentos de ocio.

Se hace difícil ver que a nadie se le ha ocurrido terminar las tareas que dejaste delegadas, y que algunas cosas, parecen no cambiar. Parece que ha pasado mucho más tiempo que dos semanas, y por esta intensidad, me quedaré con lo mejorcito de este break laboral:

– La compañía, mi gente.
– La semana de calma cotidiana en aguas mediterráneas.
– La sal en escamas en mi piel.
– Los anocheceres. (¿no es un gran plan simplemente ver anochecer? Qué poco lo hacemos…!)
– Los mimos.
– El enfrentamiento de algunos temores.
– 3 días y 2 noches en el paraíso de las Islas Cíes.
– Una agradable cena con una encantadora parejita bastante más joven que yo.
No tener prisa ni reloj.
– Las ferias de artesanía (incluida la Feria de la Cebolla! Que bonitas son!)
– Dejar a una peregrina en su camino.
– No encontrar apenas tiempo para leer los dos libros que apenas vuelven intactos.
– Nadar en aguas atlánticas congeladas.
– Ir en barco, impregnándome de mar.
– Observar cómo las brumas se extienden y se disipan (en sentido real y metafórico).
Broncearme y despendolarme.
– Coger piedras marinas energéticas.
– Rico pulpo galego en excelente compañía.
– Un maravilloso desayuno.
– Sentir la comunicación sin palabras.
– Kilómetros y la preciosa Extremadura bajo mis ruedas. Cielos inmensos… Guitarras rasgando…
– Una rica cena italiana el día antes de empezar a trabajar…

Siempre las pequeñas cosas son las que nos hacen grandes.

Un abrazo grandote.

Namasté.

8 respuestas a «Volviendo»

aguas atlánticas congeladas??!!!! brrrrrrr

algunas cosas parecen no cambiar, algunas lo parecen. Me alegro de tu modo off y de tu vuelta a casa.

yo también te echo de menos, claro, cada semana. Te escribo y te cuento un día.

Mil besos

Patri: Las aguas atlanticas te dejan el cuerpo anestesiado, son una maravilla, te recomiendo que lo pruebes un día. Achuchonnn!

Arrozconteciano: Tampoco tan mayoooooorrr!!! 😛 Niñato! jajaja… Lo dicho, un placer y a por la siguiente. Un abrazo fuerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.