Categorías
Desde mis Brumas Musica

Yo, mi, me, conmigo

sol
El sol-luna que ilumina mi cueva

Hace justo un año que pasé mi primera noche en mi pequeña cueva. No estaba nerviosa, estaba exhausta. Había embalado mi vida de 7 años en cajas, tenía mi corazón de mudanza, pasaban por mis manos, fotos, recuerdos, trastos y desencantos.

Acompañada de mis cajas, me acosté en un entorno todavía extraño, que hoy siento muy mío, porque yo lo he hecho así. Comencé activa mi nueva vida, intenté pintar la casa, colgué un corcho con las fotos de mi gente, encendí mis velas y mis inciensos…. Y me di cuenta de que estuviese donde estuviese, yo estaba conmigo y conmigo llevaba pequeñas cosas para hacer mis espacios más a mi gusto. Con el tiempo me di cuenta de que esta pequeña cueva tenía más en común con mis casas anteriores de lo que yo pensaba.

Era yo la que pintaba paredes de colores, colgaba murales, fotos o pintaba frases en los armarios. Era de mi de quien salía todo aquello de lo que me había costado desprenderme, y por tanto, era yo quien tenía en mi mano volver a crearlo.
Yo era la única que podía poner un sofá en mi casa, y así lo hice, con todo lo que significaba.

He vivido -y vivo- grandes momentos en estas 4 paredes, me he ido superando a mi misma y he enfrentado y acompañado a mi soledad. Tengo días buenos y tengo días malos, pero cada vez soy más consciente de que las raíces tanto de unos como de otros, están en mí y en mi manera de afrontar los hechos.

Hoy estoy orgullosa de mi valentía y por eso me dedico este post, sobre el que brilla el sol que ilumina mi cueva, el sol que yo misma elegí y colgué. 🙂

PS: La inspiración del título del post es gracias a una de las categorías de La Mujer Sonriente, y a su vez a Sabina. Gracias a ambos. 🙂 Nchi.

7 respuestas a «Yo, mi, me, conmigo»

Ya sabes que…ser valiente no es sólo cuestión de suerte 😉
Es realmente gratificante darse cuenta que solo con ser nosotros mismos llenamos espacios infinitos…
Me encanta el sol-luna que ilumina tu cueva, que sin duda debe ser tan especial, como la que la describe 😉
MUAKS!

Qué fuerza, che…

(no tengo nada más para decir, jaja. Es que este post si bien dice cosas muy profundas, las son todas para vos. No por nada te lo dedicás. No obstante, me alegra saber que seguís compartiendo/te en este espacio.
Me gusta pensar que tal vez un día yo pueda hacerlo en uno propio (todavía me cuesta mucho mostrarme). Y me gusta pensar que escribir aqui te hace bien, que en este espacio cada vez que alguien lee algo, de alguna forma te sonríe, y esa energía te llega.)
Jajaja, que paréntesis ¿no?

Un abrazo, mi luna.

e viivido en pocos sitios pero todos terminaron siendo yo…incluso este piso donde ahora me encuentro, con su huerto en macetas y las paredes llenas de ilustraciones y dibujos de amigos, solo echo de menos no poder tumbarme en la llerba a ver las estrellas. Te comprendo. bicos a moreas

Valiente pero valiente… de esas que a pesar de tener miedo luchan, de esas que consiguen llenar los días grises o de mudanzas con colores, con porta inciensos saturados de cenizas, de cascabeles y colibrís.

Te costó mudarte de piel, pero simplemente tenía que llegar en su momento. En el momento justo, preciso y adecuado.

Adoro y admiro tu fuerza. Mujer valiente, tú, contigo y yo contigo también =) Fuerte, valiente, honesta, cañera…

Cuánto me alegra de que hicieras esa mudanza y de que crecieras tanto de ese sufrimiento.

Te quiero. <3 =**

Sara: gracias por tus palabras! Ese cachito de canción es de lo que más me gusta (apuntador deme la voz!!). Somos una espiral que gira hacia dentro, todo está en nosotros, estoy contigo. Te mando un abrazo grande y saludos de mi luna soleada.

Carla: vaya parentesis!! Eres tremenda! 🙂 Me identifico mucho con lo ultimo que dices, cada comentario es como una sonrisa, una compañia, por eso los agradezco tanto.
Te abrazo, ángel bonito.

An: casi imagino tu casa, seguro que es tan personal como tu. 🙂 Unha aperta, amigo.

Mujer Sonriente: GRACIAS. Por tus palabras, por tu compañía incondicional, por tu luz. Tú conmigo, me gusta escuchar eso. Se que mi vida sin tí no sería lo mismo y por eso doy gracias por tenerte, te adoro, Bonita. Un abrazo perfumado. Te quiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.