Categorías
Desde mis Brumas El mundo a mis pies En mis ojos

Cádiz



Cádiz es mi bálsamo. Me hidrata cuando estoy bien, me calma cuando estoy mal, me da aire, me oxigena.

Cádiz es luz; es una confluencia del océano y el cielo llenándolo todo de azules, grises y colores en los más hermosos anocheceres.

Cádiz es mi amante, con quien me fugo de vez en cuando cuando quiero emborracharme de Vida. Allí, católicamente me dirijo a la arena, me descalzo, beso el mar… Y tras ese momento, en algún lugar de mi cuerpo, un peso se libera y me siento más liviana.

Luego paseo… juego con la arena… permanezco de pie mientras las olas acarician mis pies y me hundo lentamente… recojo conchas y caracolas… respiro con el vaivén del océano…

Estoy (estando).
Vuelvo a casa conduciendo y cantando, con restos de arena en mis zapatillas y de sal en mis labios.

Nota: y además de todo esto, descubrí Cádiz por dentro acompañada de una gaditana de excepción, La Mujer Sonriente, ¿de donde iba a ser ella sino de la ciudad que sonríe? 🙂 Por ella y mis otros 2 grandes amigos gaditanos va este post.

6 respuestas a «Cádiz»

Ay, qué fotos tan potitas… me tocas la fibra sensible con esa ciudad tan bonita. Me alegra que Cádiz pueda ofrecerte tanto, te lo mereces y siempre estará ahí para tí. Ese océano tan bonito y limpito entero para ti, más cerca de lo que quizás quisieras visitarlo en otra parte =)
Love you!

Toda la provincia es especial…y para mí, sin duda, Bolonia…tanto momentos inolvidables vividos allí…esos atardeceres en sus dunas…MAGIA

Todos tenemos esos lugares donde parece que re-nacemos hasta de nuestras propias cenizas, cual ave Fénix. Entiendo bien que para ti sea Cádiz, la ciudad donde aprendí a caminar por la vida. Un beso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.