Categorías
Batallando con el mundo Desde mis Brumas Momentos sin precio Musica

…y los días pasan…

photo-_124637.bmp

Entre el devenir de la vida diaria, la interiorización, el trabajo, los cambios y mas cambios… los días pasan rápido y ya llega la hora de tomar carretera y manta, y dentro del coche, maleta y mochila.

En estos días pasados he tenido la ocasión de vivir un par de momentos graciosos que me apetece compartir. Como ya venís viendo, una Bruma menos etérea y más cercana se abre paso y a veces nos gusta simplemente compartir las ocurrencias, o los momentos del día-a-día; charlar mientras nos tomamos algo entre las brumas… (por cierto, ¿te, café, refresquito?)

Esta semana, entre idas, venidas y reflexiones, me han pasado un par de cosas que aun me hacen reir al recordar las situaciones.

Momento 1, martes, 20,40h. – Riego refrescante.
Una servidora sale de ver a su consultora-terapeuta, con las reflexiones pertinentes y la sensibilidad a flor de piel (como en las ultimas 2 semanas). Estaba llamando por teléfono cuando… ¡splash! Me cae de la nada un buen salpicon de agua que me moja: móvil, camiseta blanca (de agua y tierra), brazo y pelo. Una señora en una planta baja regando sus plantas tuvo la feliz ocurrencia de echarles agua al por mayor y hala! ducha refrescante! Tras una exclamación un poco mal sonante digo: ¡###! Hay que mirar primero!
La señora en cuestión con cara de extrañeza dice algo asi como “ah, no te había visto…” y yo mosqueada sigo caminando mientras digo: “Joe, que me ha tirado un cubo de agua encima…” Y mi cara de pinta de sorpresa cuando escucho “Un cubo, un cubo, si solo he echado un poco de agua…” O_o
Me echo a reir de indignación comentando la jugada con un par de señores que iban por la calle alucinando con el descaro de la señora que ni me pidió perdon. ¡Ole su arte, y sus ovarios! Que poca educación…

Momento 2. Jueves, 22,10h. – La cucaracha y yo.
Llego a mi casa hablando con mi madre por el movil, con mi superbolso y una bolsa de compra. Dejo las cosas en la entrada y cuando estoy en el centro de mi mini-piso, una feliz cucaracha lo atraviesa correteando alegremente! (como solo las cucharachas saben hacer… ¡que estilosas que son!) He de decir que me dan un asco espantoso.
El momento era para grabarlo: yo con el movil exclamando ¡ay, mama! Que me da mucho asco matarlas…. Y mi madre: ¡Hija! Este es tu momento; tienes que vencerla! Acaba con ella! Aplastala! Y yo: ¡ay que no, que no puedo matarla! Mi madre: Demuestrate que puedes! No vas a llamar a la vecina no?
Suena el timbre y es mi vecina de al lado que, ignorante de la invasión que se producía en mi piso, venía a comentarme una cosa. Consigo colgar el teléfono a mi madre, que seguía exclamando ánimos y palabras de superación para acabar con la cucaracha, refugiada detrás de una maleta.
Abro la puerta a mi vecina y le digo: ¡hay una cucaracha y me dan mucho ascoo! Ella, valiente, corre a su casa a por Cucal y juntas conseguimos vencerla, yo con la escoba, a golpes poco certeros pero haciendo intentos bravíos, venciendo mis miedos, y mi vecina fumigando a la fiera y aplastándola finalmente con su chancla.
Vaya, lo dicho, para vernos…. jajaja…

Tras ambas experiencias traumáticas, estoy loca por desaparecer un par de semanas. No es mucho, pero suficiente para desconectar, caminar, coger mimos familiares, conducir, y volver…

Para quienes os vais por ahí, ¡bon voyage! Para quienes os quedáis, paciencia y disfrutad lo que podais; regadme las plantas, por favor, y recogedme el correo para que los ladrones piensen que estoy en casa… 😛

Estaré offline, pero intentaré postear algo, bien ocasional o programado antes de irme.

Saludos, queridos navegantes, y hasta muy pronto.

Y en unas horas, missing you… ^.^
So tonight… let’s shake the moon…

11 respuestas a «…y los días pasan…»

¡¡¡Bravo!!! Por las vacaciones digo.
Que las disfrutes mucho y que puedas despejarte.
Cariños chorreantes de Luz y Paz.

Puff, no soporto las cucas!!!!, es algo superior a mi, así que, agenciate de un producto que es para que no tengas cucarachas durante un año … te lo aconsejo!!.
Y respecto al viaje … traeme un poco de allí, por favor!!.
Besos, disfruta.

Cucarachas!!!!!!!!!! Arggggggggggg!!!! Yo voy por ellas, Brumis. Acá, entre mi hermano (mayor que yo ¿pueden creerlo) y mi madre, a lo único que atinan cada vez que ven una es a llamarme.
Creo que me voy a declarar firmemente como asesina de las mismas.

Imaginandome los traumas y daños en tu psiquis que ambas experiencias causaron, te deseo que tengas un gran descanso.
A despejar Brumas!

Un abrazo!

Ps: tampoco dejaré que tus plantas se sequen, eh.
Que lo vivas lindo.

Iuuuuuuu!!! Qué asquete que dan esos pobres bichos a los que todos odiamos! Yo hace poco tuve una batalla con una de ellas también… y ahora con el calor, en el parque que hay frente a mi casa se ven unas pocas…
No te preocupes, Brumis, seguro que aquí nos quedamos unos pocos a cuidarte las plantas, que florecerán para que las veas más bonitas a tu vuelta, con nuevas ideas, con menos peso que te irás quitando en el viaje, y con nuevas experiencias y enseñanzas que luego compartirás con nosotros.
Disfrútalo al máximo!!
Muchos besos, para que no te falten durante el viaje.

Sois unos soles…
No tengo mucho tiempo para contestaros a uno a uno, pero mil gracias!

Mañana comienzo el camino y aun ando con los preparativos y con ganas de dormir.
Carla, gracias regar las plantas, te lo agradeceran cantando por la noche. ¿no sabés que mis plantas cantan? Claroo! 🙂

Un abrazo para todos y hasta dentro de 15 ias! :)*

Bruma ya estará caminando.

Estoy en un pueblo en donde las estrellas se ven claras, y las brumas aparecen y se quedan, como esperando que la gente se meta en ellas, para perderse. O para abrazar a las personas eternamente.

Bruma, aqui todos los días te siento.
Y espero, desde el lugar más profundo y puro de mi corazón, que te encuentres bien.
Que te encuentres, bien.

Un abrazo.

P.D.: fhfhshfshfshfjhfshfshfhsfshfhssffklfsfksafsfsfsoisfosifsasfisiishifshfishfishfishffhshfshfishfsifhsihfsifhsfhshfsfishfsi.
Listo.

Uf! No soporto a las cucarachas! Hace poco más de un mes vi una, y digamos que prefiero prevenir: compré trampas cucal, y ahí están.
Respecto a la mujer y sus flores….hay mucha gente que no se porque les cuesta pedir perdón, o no se dan cuenta cuando cometen un error. Alucino con este tipo de personas, siempre creyéndose perfectas.
Necesitava vacaciones, y ya las tengo, pero por obligación: ¡me he hecho un esguince en el tobillo! Me quedan tres semanas con el pie casi inmovilizado. Aprovecharé para estudiar, que falta me hace.
besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *