Categorías
Desde mis Brumas Musica

Este mundo va…

Sales a la calle y te arrolla una multitud efervorecida por el consumismo, por comprar regalos estandarizados, sentimientos envasados con lazos y brillos, compromisos en bellos envoltorios, cinismo maquillado de generosidad… Y tu cara adquiere una mueca de asco mezclado con sorpresa (es verdad, todavía es “Navidad”…).

Miras al cielo y te das cuenta que tras días revoltosos, lluviosos y melancólicos, el cielo luce un azul envidiable, manifestando su belleza de manera abrumadora, proclamando a los cuatro vientos las ganas de brillar. Y tu mueca se difumina mientras te dejas acariciar por el sol y percibes los matices de la temperatura en tu piel, diseccionas los sonidos que envuelven, extrayendo los cantos de los pájaros de las bocinas de los coches, el crujir de las hojas bajo tus pies, de las conversaciones alborotadas, el ritmo de tu respiración, de las melodías aburridas y repetitivas de los comercios. Inspiras profundamente…

Y sonríes victoriosa al darte cuenta que no has caído en la corriente, que el sol sigue brillando, como lo hará la próxima semana, y que simplemente, este mundo va…

breath__n__smile_by_neoyume.jpg
Image by Neoyume

El tiempo pasa y no de largo
y hay quien no se entera que
somos los mismos envueltos en novedad.
(…)

Porque en un mundo que va
a la velocidad del rayo

aguanto el vuelo más si me agarro de tu mano
acompáñame hasta donde pueda llegar
en este mundo que va
como la luz del pensamiento
el mérito está en no quedarme en el intento
y aunque no lo quiera ¿ Que duda cabe ya ?
Que este mundo va

Me primavero y me otoño
me estío y me invierno

me adapto con serenidad…
Dáme al menos dos oportunidades
y tus ojos me verán crecer
dáme al menos un par de posibilidades…

5 respuestas a «Este mundo va…»

En estas fechas “se supone” que todos debemos andar radiantes de alegría y felicidad, mostrar nuestro mejor lado que surge “sólo” ahora, hacer galas televisivas para recaudar fondos, recordar a los más necesitados aparentando ser bastante conscientes de la situación mundial y, en cambio, gastando como posesos, regalar cosas que probablemente no significan nada para quien lo regala ni para quien lo recibe porque “es la fecha de los regalos”, “querernos” no porque lo hayamos decidido así si no porque se supone que “es lo que deberíamos hacer”, y un etcétera de situaciones que fomentan bastante esa doble moral de “ahora toca ser bueno” y cuando pase esta fecha como estarás cansado de fingir algo que no eres ya puedes hacer lo que quieras. Mi modo de protesta ante esta hipocresía es ser exactamente igual durante estas fechas que el resto del año. Abrazos Brumita.

Una vez más…, gracias!!!

Gracias por abrir una ventana y dejarme oír como el viento mece las ramas de los árboles, y estos me susurran su mensaje…

Es curioso como esa canción encaja perfectamente en mi vida en este momento; es como estar haciendo un puzzle, rebuscas entre las piezas, y aparece en tus manos la que encaja a la perfección.

Me alegra ver como la sincronicidad del universo fluye bien entre nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *