Categorías
Divagaciones Musica

Comunica-ción

to-me-by-thetragictruth-of-me.bmp

Cada gesto, cada guiño, cada sonrisa,
una caricia, el brillo en la mirada mirada, el movimiento,
la ropa, el aspecto, una palabra….

Un silencio, un hecho,
involuntarias declaraciones de intenciones…

Lo queramos o no, todo habla por nosotros. Podemos decir no con las palabras pero si los ojos dicen sí, poco podemos hacer para negarlo; podemos estar aparentemente relajados, pero si nuestros brazos se cruzan, imponemos un escudo de defensa y nos mostramos incómodos. Podemos escuchar con aparente atención, pero desviando la mirada indicamos nuestro nivel de interés. Caminamos mirando hacia el suelo cuando no creemos que merezcamos mirar al cielo.

Todo comunica.

¿Y si nos escuchamos? ¿Y si nos planteamos lo que realmente queremos decir? ¿Y si decimos lo que queremos por una vez?

“No me apetece escucharte ahora, gracias por ayudarme, no te imaginas cuánto te quiero, eres fantástico, me gustas, esto no me gusta…”

Son tantas cosas las que se quedan en el inifito mundo de las palabras vacías…
Nuestro cuerpo es sabio, y el sí sabe decir lo que quiere, si no es por las buenas, por las malas…

Todo comunica.


Namasté.

11 respuestas a «Comunica-ción»

A menudo somos bastante contradictorios en cuanto a lo que dicen nuestras palabras y nuestro cuerpo. Además del cuerpo, que bien has dicho, también hablaría de las propia forma de hablar o de expresarnos, que a veces no controlamos: las entonaciones, paradas, las palabras que usamos, …, en fin, que deberíamos mirarnos claramente, olvidando lo que queremos ver y viendo lo que hay, y así todo sería más fácil para entendernos un poco. Un beso

Es cierto.
Yo tiendo a decir más con palabras y olvidar mi cuerpo, y quiero cambiar esto, poco a poco, porque adoro a las personas capaces de transmitir mil sensaciones con una sola mirada, y las hay.

Un abrazo muuu fuerte

Una curiosidad: Asha me ha recordado una cosa que hace poco me comentó mi buena amiga la Mujer Sonriente.

Dice que se sorprendió mucho del cariño que le manifesté en una llamada telefónica después de habernos visto en persona por primera vez. Y es que en esa primera vez dice que la confianza que le mostraba en palabras, no correspondía con mi lenguaje corporal, mucho más “defensivo”, que por supuesto no controlaba, y posiblemente sea mi escudo para los primeros encuentros.

Me resultó muy curioso… Nuestro cuerpo a veces puede comunicarse en base a los sentimientos más profundos, temores, miedos… Y asusta el pensar que a menos que te esfuerces mucho, y con trabajo, no puedes controlarlo.

Respondiendo a comentarios….
Elle, si supiera como eliminar el miedo… A veces se dice que para eliminar un miedo hay que enfrentarse a él, sobre todo si eres consciente de él. Empezando con pequeñas cosas, podemos paliar los miedos, de pequeños a grandes. No es facil, como lo de las expectativas, pero es posible, como no.

Asha, estoy contigo, tb trabajando mucho con el lenguaje no verbal.

Vic, por supuesto que la entonacion y demás, es un mundo en sí mismo. 🙂

Sula, me alegro de sentirte cerca, ¿me has traido perfume del norte? :*

Fire, gracias por prestar siempre atención a mis músicas. Solete!

the frail, Gracias.

Un abrazo solar.

Vaya “temita” (la comunicación es una de mis debilidades). Dicen que hasta la no-comunicación comunica. Y lo difícil que resulta a veces conciliar nuestras palabras con nuestros gestos (a mí lo que más se me nota es cuando intento -por educación- mostrar interés por algo que realmente no me parece nada interesante)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *