Categorías
Batallando con el mundo Personas

Serie Pecados Capitales: Sobre la Envidia…

Hace unas semanas os hablaba de la soberbia, inspirada por la figura de mi amado jefe. Eso me dio la idea de hacer una serie sobre los pecados capitales, hablando de todos ellos.

seven_deadly_sins_by_lucaluca.jpg

Me he demorado un poco, pero ya estoy aquí para hablar sobre un pecado que todos cometemos, y el que quizá es el más inconsciente y dificil de controlar (depende de cada persona, por supuesto). La ENVIDIA.

La envidia emana una tremenda energía negativa y muchas personas la sufren, de manera directa o indirecta. Personalmente, a algunas personas muchas veces me ha costado mas contar las cosas buenas que las malas, porque no transmiten una alegría sincera, y aunque quizá no tengan envidia del hecho en sí, posiblemente sí de que en ese momento te vaya bien.
Por eso os decía que la envidia desprende energía, a veces la captas a través de las cortinas de falsedad y máscaras que llevan muchas personas. (bueno, máscaras llevamos en un momento u otro casi todos, no?)

the_seven_deadly_sins___envy_by_tix.jpg

Definición:
La envidia es una emoción experimentada por aquel que desea intensamente algo poseído por otro. La base de la envidia es el afán de poseer y no el deseo de privar de algo al otro, aunque si el objeto en cuestión es el único disponible la privación del otro es una consecuencia necesaria.

Se asocia la envidia al color verde o amarillo y existe incluso la frase hecha “verde de envidia” o “amarillo de envidia”.

En los Pecados Capitales….
Como la codicia, la envidia se caracteriza por un deseo insaciable, sin embargo, difieren por dos grandes razones: Primero, la codicia está más asociada con bienes materiales, mientras que la envidia puede ser más general; segundo, aquellos que cometen el pecado de la envidia desean algo que alguien más tiene, y que perciben que a ellos les hace falta. Dante define esto como “amor por los propios bienes pervertido al deseo de privar a otros de los suyos.” En el Purgatorio de Dante, el castigo para los envidiosos era el de cerrar sus ojos y cocerlos, por que habían recibido placer al ver a otros caer.
Fuente: Wikipedia

Y vosotros, navegantes, ¿Qué experiencias tenéis con la envidia? ¿Pecáis? ¿Os sentís a veces envidiados?

Y para terminar, un par de citas sobre la envidia:
“El silencio del envidioso está lleno de ruidos.” .- Khalil Gibran
“A la sombra del mérito se ve crecer la envidia.” .- Leandro Fernández de Moratín
“La envidia señala las virtudes del envidiado, y las desvirtudes del envidioso.” – Proverbio árabe

7 respuestas a «Serie Pecados Capitales: Sobre la Envidia…»

La envidía que suelo sufrir es la mal llamada “envidia sana”: me alegro por alguien y anhelo un poco “eso” que yo no he podido obtener, pero sin malicia.

Obviamente he tenido de la otra, mucha y mala pero he procurado quitármelo de la cabeza rápido porque la envidia es mala como ella sola.

yo tengo envidia de tu trabajo, pero es la falsamente llamada envidia sana, ninguna envidia es sana, unas pueden ser mejores que otras…pro ninguna es sana. 😉 un saludo y un bico

Curioso que hables de la envidia también 😀 Lo que yo siento no sé realmente si es envidia, aunque lo llamo así. Más bien podría ser “desánimo” o “desesperación” en la mayoría de los casos. Por ejemplo, cuando veo a una pareja feliz a mi alrededor a mí me destroza, pero no porque tenga envidia, sino porque veo aquello que nunca podré conseguir. Creo que no es lo mismo ¿qué opinas? De lo único que verdaderamente sí tengo envidia es de la gente superficial e insensible, me gustaría poder ser como ellos, así podría ser capaz de vivir, pero parece que me ha tocado justo lo contrario. Lo odio, sólo sirve para sufrir y nada más…

Uf, me estas pidiendo opinion sobre un tema complicado, pero te dire lo q pienso.
1. Me parece q tu no pueds saber lo q nunca vas a conseguir. No podemos hacer afirmaciones o negaciones rotundas pq basicamente no esta en nuestra mano. No se puede decir ni “te querre siempre” ni “nunca me querrá nadie”.
2. Creo q si, el sentimiento de anhelar lo q otros poseen si se puede considerar envidia.
3. Sobre la gente superficial e insensible, me parece globalizar bastante. A veces hay personas que pueden parecer algo que no son. Y de todos modos, deberia darte lo mismo. Quiza envidies a la gente que no sufre lo que estas sufriendo tu, sean o no insensibles y/o superficiales.

Un abrazo, chicos, gracias por vuestro “feedback”.