Categorías
Batallando con el mundo Desde mis Brumas Musica

Tiempo, ¿por qué vuelas?

…¿Será que tienes alas?
time_by_candysores
Image by candysores

Cuando el verano va llegando a su fin me parece ya rozar la Navidad, parece que todo se precipita. Supongo que será al acercarse otra época de desenfreno, sobre todo laboral; volver a la “rutina” y a las cosas por hacer.

Después de la desconexión y de las jornadas tranquilas, de las escapadas, de la playa… a la mente le cuesta volver a la locura del tráfico, los niños que van al colegio, los coleccionables, el consumismo y las prisas. Me gusta mas la calma del verano, a pesar de los calores. La comodidad, pensar que ya nos pondremos las pilas cuando llegue el momento.

El momento ha llegado y yo intento centrarme en el presente para que la evolución se desarrolle y me traiga un cambio de aires que tanto necesito. Se que todo llegará en su momento, pero sin duda la calma -paciencia- no es una de mis virtudes. (y es curioso como a algunas personas es eso lo que les transmito… jajaja!) Ya dice mi madre que yo vivo muy deprisa…

No quiero ni pensar en que en cuanto me despiste ya estarán los polvorones en los supermercados y yo no quiero pasar otra navidad aquí. Quiero trasladarme al mar, volver a sentir ilusión por el trabajo y encontrar una motivación itinerante que llevo cogida de la correa (unas veces caminando a mi lado, otras veces remoloneando ligeramente, otras veces sentada en el suelo negándose a andar).

Estoy contenta porque he sacado fuerza para empezar nuevos proyectos y trato de demostrarme si seria capaz de estudiar (de manera prolongada) junto con mi dinámico ritmo de trabajo habitual (y hobbies varios). Por ahora pondré al día mi alemán y si consigo cumplir un objetivo quizá me plantee comenzar una nueva carrera que siempre me interesó. ¿Por qué no? Eso si, siempre que sea saludable para mi y pueda organizarme, y vivir! Poquito a poco…

En mi armario-pizarra ya está apuntado eso, junto con la batuka regular, el planning de búsqueda de empleo, la organización de mis papeles y facturas, la vuelta al podcast y otras cositas. Cada cosa con su plazo, para no agobiarse! Ya se sabe… estonosepara….. estonosepara….

Y tú, ¿Cómo afrontas la “vuelta al cole”? ¿Tienes nuevos proyectos? 🙂

“Porque en un mundo que va
a la velocidad del rayo
aguanto el vuelo mas si me agarro de tu mano
acompañame hasta donde pueda llegar
en este mundo que va
como la luz del pensamiento
el mérito esta en no quedarme en el intento
y aunque no lo quiera ¿ Que duda cabe ya ?
Que este mundo va…

8 respuestas a «Tiempo, ¿por qué vuelas?»

Creo que nunca me habia sentido tan identificada con alguien, es asombroso (creo que cada vez que te escribo te lo comento). Yo adoro el verano, su color, su libertad TODO! soy signo de agua y se deja notar!.
Odio las normas, lo establecido, y aunque despues del Verano llegue la Vuelta al cole, Halloween y luego Navidad, yo sigo añorando el Verano siempre. El otoño, luego el invierno trae sus cosas buenas, no digo que no, pero siento como tú, que además de que estonosepara, el mundo quiere acelerarlo aún más, sin aprovechar lo que tenemos en nuestras manos…y aún brilla el sol en pleno Agosto!.
Yo tb tengo un planinng similar al tuyo, llenar los buzones con curriculums, mejorar algún idioma y comenzar o proponer preguntar como sería hacer otra carrera..Espero que los últimos días de Verano me den fuerza para coger con ánimo lo que se aproxima a toda velocidad, y sobre todo a llevarlo con calma, para que no se me escape 😉
Saludos grandes!

Hola Sarita!

Me alegra leerte y que te identifiques conmigo, así me siento más acompañada… 🙂
Parece surrealista estar a más de 30º durante el día y con los abrigos en los escaparates casi desde hace un mes!
Cojamos fuerza del sol, que nos de energía y nos quite la tristeza de los días más cortos y las primeras lluvias. Eso también tiene su encanto. Las hojas por las calles… aunque me dan cierta morriña y melancolía, pero para ponernos el sol estamos nosotras!
Un abrazo fuerte. 😉

El tiempo no vuela preciosa, somos notros los que lo perseguimos sin darnos cuenta que hacemos como el burro que persigue la zanahoria atada al palo, cuanto más la persigamos, más rapido avanza…A que de niña no te pasaba tan rapido? por que no eras consciente de su esistencia…deveriamos dejar el tiempo en un cajon y preocuparnos de vivir pero…seremos capaces? Bicos

Ay An, si yo vivo! Pero cuando me planto y pienso en lo rápido que me ha pasado el último año por ejemplo, me asombro. No soy consciente a diario, de hecho incluso intento disfrutar de la espera de los buenos momentos, porque sino se hace mas largo y luego el tiempo pasa rapidismo cuando lo estás viviendo.

De todos modos, tienes mucha razón. Menos pensar en Navidad (argh) y más pensar en las chanclas que aún podemos ponernos, y afortunados que somos por ello!!

Jugaremos con las hojas cuando caigan de los árboles! 🙂

Apertas e bicos, An.

Albert Einstein llegó a la conclusión de que el tiempo es relativo, y ciertamente lo es…, en ocasiones un segundo nos parece eterno, y otras un año pasa volando.

Que no te agobie el fin del verano, piensa que todo es cíclico…, otoño, invierno, primavera…, y otra vez el verano!
Y lo mejor de todo es que la vida tiene un carácter cíclico y a la vez lineal, es decir, no hay dos veranos iguales, siempre hay cosas nuevas por venir, cosas nuevas que vivir…

Visto así no pesa tanto el paso del tiempo, ¿no?

Y en los casos en los que es la impaciencia la que nos consume…, se vive mejor y se consiguen más cosas cuando sacamos el “factor tiempo” de la ecuación; al fin y al cabo las cosas pasan cuando tienen que pasar.

Y respondiendo a tu pregunta:
Para mi no hay “vuelta al cole”, ese concepto implicaría haber dejado algo parado; yo no paro, sigo y sigo…, a mi ritmo, sin prisas. Yo no “vuelvo”, yo “continuo”.
Y nuevos proyectos siempre hay, aunque a veces no sea consciente de ellos, solo tengo que estar atento a lo que necesito y abrirme a las posibilidades que se me presenten cuando estas me acercan a lo que deseo.

Un abrazo “tic-tac”! 😉

Siempre me aportan mucho tus comentarios Inguz querido. Esa vida cíclica y a la vez lineal me ha gustado verla en mi mente.

Tu eres un guerrero constante, claro que no tienes vuelta al cole!!! 🙂 jajaja…

Un abrazo tic-tac… Time goes by… so slowly… jajja

Ánimo Brumita!!
Yo este año no he tenido vuelta al cole, porque no he tenido vacaciones, y no me quejo, simplemente no me las he querido coger, quería ahorrar dinero porque tengo muchas cosas en mente, y no hay nada mejor como tener el día ocupado para no gastar. Aunque luego no he ahorrado todo lo que quería por andar en jornada intensiva y salir por ahí por las tarde. ¿Y porqué quiero ahorrar? para gastarlo después claro, pero en multitud de cosas, proyectos, ideas, estudios que todavía no he priorizado. DE aquí a dos meses, tal vez mi vida cambie por completo, tal vez mi vida siga casi como ahora está. Asique afronto el inicio del otoño (que me encanta) con el futuro abierto y el presente como ha sido el verano, trabajando.
Septiembre es un mes que me gusta, empiezan los nuevos propósitos, las personas vuelven y puedes volver a quedar con ellos, y vuelven eventos gratuitos.
Es curioso, tiempo atrás disfrutaba más del verano, en el sentido de sentarte a contemplar, más en el ámbito del Ser que del Hacer. Ahora tiendo más al Hacer en el verano que al Ser. Supongo que son etapas, aunque como siempre, lo mejor es un enfoque que englobe ambos.

Un besote, y si te pasas por Madrid, avisa 🙂

Hola Pablo!
Gracias por tus ánimos y energías.
Me alegra tener noticias tuyas y saber que hay movimiento en tu vida. Es sugerente cuando los proyectos parece que se acercan y hay varias posibilidades por delante, con nuevos caminos que podríamos tomar.
Sigue disfrutando de tu Hacer y coge este abrazo fuerte. 🙂

PS: Si voy por Madrid te aviso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *