Categorías
Desde mis Brumas

Romanticismo

love_by_misstrashypants
Image by misstrashypants

A raiz de la lectura de El penúltimo sueño, tengo el romanticismo en mi cabeza. Desde que era pequeña he sido muy romántica. Tras los desamores y rupturas sentimentales, me fui endureciendo, y he creido en algún momento que había dejado atrás a esa parte romántica, después de haber puesto los pies en la tierra con relaciones tangibles, que aun haciéndome vivir momentos de película, distaban mucho de ese “idealismo”.

Suelo decir que las películas románticas no son de mentira, simplemente terminan en el momento justo. Después de los créditos, la parejita de turno tiene que lidiar con la rutina, la concilación de la vida personal y parental con la pareja (a veces nos olvidamos de ser hombres o mujeres cuando tomamos el rol de padres). Ahí llega el verdadero valor de la relación, en caminar juntos superando baches y disfrutando de la vida.

Tengo fe. No puedo negarlo. Me habré decepcionado con las personas pero no dejo de creer en la bondad humana, en una relación que funcione o en que algunos sueños pueden cumplirse. Que le vamos a hacer, de alguna manera tenemos que alimentar el espíritu!

Hoy pensaba en mi ex y en una persona especial -es difícil etiquetar a las personas especiales- cuya relación se tornó en inviable hasta necesitar romper el contacto por completo. Ambos me han hecho daño en algún momento; a ambos he hecho daño yo. El primero me decepcionó hace poco y traicionó una confianza y un respeto que consideraba merecerme. El segundo me dio más de lo que pude asumir, hasta sumirme en la irracionalidad de un sentimiento negativo que no podía controlar, hasta desequilibrarme.

Sin embargo, no es eso lo que viene a mi mente y me arranca una sonrisa melancólica. Son las canciones compartidas, los momentos especiales vividos que permanecen en la retina. Bailando, mirándonos, mirando el mar, sintiendo un silencio que acariciaba el alma. Ese sería el momento para darle al pause.

Lo mejor, es que los capítulos continúan. Llegan amores nuevos, de esos que sientes que no has vivido nunca. Y es así, ¿sabes por qué? Porque esa tú que ama hoy, ya no es la misma que amaba tiempo atrás. Es una tú más “vivida”, sufrida y segura. Sabe lo que no quiere, sabe lo que teme, sabe con qué tiene que tener cuidado… y sabe que es delicioso perder la cabeza un ratito

…And make you mine
For once my love
I’ll take the beginning
With no end in mind…

Letra y traducción en este post

Una respuesta a «Romanticismo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *