Categorías
Desde mis Brumas

Frente al espejo


Image by lifeanightmare

Soy mi peor enemiga.
Frente a frente, yo y yo misma.
Soy quien me exige.
Soy quien conoce el lugar más doloroso para clavar un puñal.
Soy la “perfeccionista”.
Soy la que llora.
Soy la que siente el deber de estar bien.
Soy la que no perdona.
Soy la que se etiqueta.

…..

Soy la que me tiende la mano.
Soy la que (se) quiere.
Soy la que abraza.
Soy la que (se) acepta.
Soy la que comprende.
Soy la que (me) protege.
Soy la que libera.
Soy la que (me) valora.
Soy la que inspira y (ya) no siente una presión en el pecho.

9 respuestas a «Frente al espejo»

tan simple y tan grande, tan Tú. Comprenderse y amarse a uno mismo es quizás lo que más nos cueste, como dice una de mis canciones favoritas “lo terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida”, y tú eres lo más hermoso que vas a encontrar en tú camino. Aprende a amar esa dualidad de tu espejo que al fin y al cabo van de la mano, y te sorprenderás de lo que aun no has descubierto de tí misma.
Buenas noches..buenos días si me lees en el trabajo, y hasta nuestro próximo abrazo.
Y sobre hoy..gracias, tú sabes por qué lo digo

Somos el primer obstáculo de nuestro camino y somos también las piernas que necesitamos para saltarlo. Hoy tú lo has descrito mejor que nadie, como tantas veces.
Seguimos creciendo, todos juntos, en este rincón de brumas que envuelven.
Un beso!

Sos tanto…

Y vos, Brumis, te gritás? No lo hagas…

No tengo palabras, pero quisiera decirte tantas cosas…

Supongo que frente a no saber qué decir, prefiero el silencio.

Un abrazo grande, sin espejos ni nada, en la playa del mar que más te guste.

W: Gracias. En ese trabajo ando, aprendiendo a comprenderme, como hago con otros. Quizá asumiendo que somos dos, que partimos y estamos en esa soledad-compañía, dejando al lado en lo posible a la dependencia, quizá podamos hacer esa doble función. Ahí ando… sorprendiendome, descubriendome… 🙂

Sula: me encanta tu metáfora. Eso somos. Seguimos creciendo! :)* Guapa.

Carlita: No me grito (todavía), pero si a veces me hago cosas peores: exigirme, presionarme, como si tuviera q complacer a alguien estando bien. Somos dos yos, hay uno que tolera y otra que machaca, estamos en negociaciones! jeje…
Un silencio contigo es un oasis en el desierto. Te abrazo…

Buen día a todos!

Una gran verdad, lo peor y lo mejor de nuestra vida esta dentro de nosotros mismos, solo debemos aprender a usar en cada momento la dosis justa de cada cosa, porque tanto lo bueno como lo malo tienen su razón de ser (aunque a veces cueste admitirlo)

Lo bueno nos regala, nos trae felicidad, es nuestra recompensa…
Lo malo nos limita, nos obliga a luchar, a aprender…

Tú, querida Bruma, lo has expresado de una forma genial, pero se te ha olvidado un pequeño detalle, pequeño pero importante; un detalle esencial que cierra el ciclo.
Empiezas con estas palabras: “Soy mi peor enemiga”, y deberías haber terminado con estas otras: “Soy mi mejor amiga”.

Esas últimas palabras son tan reales como las primeras, porque irremediablemente van de la mano.

Quizás de ahí el dicho: “Del Amor al odio solo hay un paso”

Un gran abrazo, en la sala de los espejos. 😉

Inguz: Escrito está como me ha salido. No soy mi mejor amiga, no por ahora, por eso no lo pongo. Paso a paso…
Tampoco me odio, o quiza a veces actuo como tal por eso del amor, que lleva a la exigencia, etc… Ya me stoy liando…

Un abrazo grande, rúnico. 😉

Es difícil opinar en este post para mi, aún así lo intentaré.
Reconciliarnos es tan importante porque al fin y al cabo nos tenemos a nosotros mismos, somos nuestros eternos viajeros internos.
Somos imperfectos y eso nos hace peculiares.
Otra que se da fuerte a si misma… en fin, Brumis, cede contigo misma.

Un Bico 🙂

Piratilla, como en las peleas de enamorados, después de todo tratamos de reconciliarnos. En el fondo sabemos de todo de lo que somos capaces… 🙂

Un abrazo, reina mora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *