Categorías
Desde mis Brumas

Cosas, Cosas, Cosas

brown-boxes-by-ultramaryna.bmp
Image by Ultramaryna

Con las rupturas te das cuenta de la cantidad ingente de cosas que acumulas que no sirven absolutamente para nada
Zapatos desde hace 10 años…
Ropa, ropa, ropa… que no te pones…
Papeles que no has usado, y posiblemente no usarás…
Apuntes de universidad, masters, hasta instituto…
Demasiados artículos de decoración…

Te encuentras cosas que parecen tener vida propia por la cantidad de memorias asociadas…
El traje de novia…
Recuerdos de viajes…
Fotos, fotos, fotos…
Cosas en común que te hacen preguntarte ¿y esto de quien es?
Regalos que datan de principios ilusionantes…
El traje de flamenca…
Más fotos…
Libros, libros, libros y más libros…
Artesanía familiar…
Fotos de boda que nunca se pegaron en su álbum… (señales?)

Cosas, cosas y más cosas, que saturan y enloquecen y parece no terminar la tortura de empaquetar tu vida. Incluso cuando ya lo has hecho, como me suecede hoy, falta terminar el rescate final, con la ayuda de intermediarios que aligeren la carga emocional.

Aprendes a ir ligera de equipaje por la vida, aunque a veces te den ganas de meterte en una caja y pedir que te envíen lejos, muy lejos, donde no queden papeles por firmar, ni recibas la visita de la melancolía.

Conclusión: Hacerte minimalista y tratar que tu vida quepa en un coche… y no en 3!
n.n

10 respuestas a «Cosas, Cosas, Cosas»

Jo bru.. me enterneces , debes de estar pasandolo fatal y a la vez deberias estar esperanzada No lo veas como un fin si no como un comienzo .. la vida es larga y da muchiiisimas vueltas ..te ira bien linda , lo sé. Besos y energia

No pretendo dar pena, Frikineka…
Estoy esperanzada por encima de todo, es el fin de una etapa… y el comienzo de otra, mas madura, mas valiente y mas fuerte.

Gracias por tus cariñitos y tu energía.
Me irá bien, nos irá bien. :*

Si algo he aprendido de las mudanzas es a tirar cosas y a renovar las cosas viejas… Y tanta acumulación ¿Para qué? ¿Por quién? ¿Tengo necesidad?
Ayer, precisamente, tiré tres bolsas de ropa, mochilas y bolsos…. ¡Qué a gusto nos quedamos en mi casa! jajajaja Al final es un vicio =)
Nchi =*

Te puedo dar fe que mi vida cabe en una furgoneta 🙂 comprobado y recomprobado. Ahora cuando lo vuelva hacer te comento 🙂
OLEEEEEEE LA BRUMA!!

De corazón te deseo lo mejor para este nuevo ciclo…

He aprendido que todo pasa y que siempre es por algo mejor…

Claro que te irá bien!

He comprobado que cuando estoy de mal humor despejo los armarios con una ligereza tremenda. Y lo más curioso es que luego no echo de menos lo eliminado.
sin embargo como esté mimosa, puedo pasar horas contemplando las estanterías… y si son libros, para qué contar.
Existen momentos y momentos, sin lugar a dudas. :)))))

Todo en caja, dijo alguien, y así es porque lo importante encaja en nuestra mente y en nuestro corazón, ahí si que hay espacio, niñaaa…

En mis múltiples mudanzas he necesitado una caravana de mujeres. ¿Cómo se pueden tener 165 cazadoras vaqueras y 325 bolsos?

Y la pregunta del millón, ¿donde estaban metidos?

Incoherencias, teniendo en cuenta que siempre llevo una mochila verde pistacho que me costó 6 euros 😛

Beso, Bruma

Vaya. las renovaciones profundas arremeten de varios frentes…

Cosas, las cosas, que cosa, che.

La tortura de empaquetar tu vida…será que en realidad lo que se empaqueta no tiene tanto valor como alguna vez creimos?
Que casualidad este posteo, justo ayer comencé a cambiar los muebles de lugar en mi habitación, y también, por supuesto, tiré muchas cosas que nunca usaba, adornos que eran de otra vida, cajones llenos de cosas, llenos de nada.

Asi que ya se ve, Brumis, las renovaciones, aunque remuevan muchas “cosas”, siempre sirven para reafirmanos en un presente. Y eso es tiene bastante valor, teniendo en cuenta que las cosas que tiramos también fueron parte de otras cosas, también nuestras.
Espero que se haya entendido, je.

Un abrazo renovado.
Cuidate.

JAJAJA si hablando de feriante (no vamos a decir ferianta por aquello de las polémicas), ya lo había pensado, ir a un mercaillo hippy, pero ya sabes Nandara, soy andaluza, un poco exagerá 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *