Categorías
Pensamientos Semanales

Pensamiento Semanal: Aprender a decir “No”

Quizá al leer el titular pienses para ti: “bah, yo se decir no….” Pero, parémonos a pensar…

A menudo nos vemos introducidos en un círculo de acontecimientos de los cuales no sabemos salir y “por no quedar mal” o por “lo que se espera de nosotros”, hacemos cosas que no nos apetecen, o que simplemente no queremos hacer.

Salir por no quedar mal con los amigos, no tomarte un tiempo para ti mismo por compromisos varios que buenamente podrías postponer, contestar siempre SI cuando te preguntan “¿estas bien?” y tu sabes que no es así, tragarte trabajo extra por un compañero que te pide ayuda y al final acabas haciendo su trabajo, etc.

A menudo decir No cuesta mucho más que decir Si. No tienes que argumentar el porqué, tienes a la persona en cuestión contenta y (supuestamente) te evitas problemas. Pasa también con los niños; para evitar la pataleta muchos padres les dan lo que quieren y con el paso del tiempo ellos no aprenden el valor que tienen algunas cosas, no comprenden los esfuerzos de sus padres, y cuando se ven obligados a madurar (tarde) se encuentran con un mundo en el que no es tan fácil conseguir las cosas como ellos se pensaban. Y ahí llega la frustración y otras insatisfacciones que acompañan al incumplimiento de expectativas.

Plantételo: ¿Sabes decir NO? ¿Te ves comprometido en ocasiones por no decir en su momento lo que verdaderamente piensas y deseas?

Sé fiel a ti mismo, respétate y no dejes que otras personas se coman tu terreno.

smooth-lie-by-eileithyia.bmp

6 respuestas a «Pensamiento Semanal: Aprender a decir “No”»

La otra cara de la moneda es aceptar a los demás tal y como son. Ambas, presentan muchas dificultades.

Decir “No”, implica reconocerse a uno mismo las emociones que siente y aceptar su naturaleza, asumiendo la responsabilidad de Ser.

Escuchar y aceptar un “No” ajeno, implica asumir que los demás no han de ser como a nosotros nos gustaría y, por extensión, liberarse de la pretensión de “cambiar el Mundo”, concentrándose en conocerlo tal y como es.

En mi opinión…

Un abrazo 🙂

Precisamente el hecho de saber decir “No” en la mayor parte de ocasiones, me ha propiciado una serie de problemas de esos que la gente suele denominar “de relaciones sociales”. Pero también es verdad que me ha ayudado a encontrar a gente que merece mucho la pena. Quizás el saber decir “No” ayuda a modo de “filtro de estúpidos intolerantes” ;-D

Estoy de acuerdo Saver….
“Filtrando” te evitas estar con personas que no merecen la pena.
Para encontrarse bien tb hay q saber rodearse de las personas adecuadas.
Un abrazo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *