22 Ene 2013

Archivado en En Ban, Desde mis Brumas | 4 Comentarios

Y entonces llegó ella


Para conquistar mi corazón con su aroma de cachorra, para jugar, para hacerme madrugar, para proponerme nuevas actividades, para aprender a ser mi compañera, para hacer crecer esta familia, para colmarme de lametones mañaneros, para ponerme a prueba como educadora, para hacer que me derrita en sus momentos tiernos y para compartir todo lo que tengamos por venir.

Ella es Max Brown y oficialmente declaro que estamos enamoradas. 😉
Nunca podré agradecer suficiente a su papá por hacerla llegar a mí.


Fotografías magistrales por Katreyuk

  1. Una preciosidad de amor con unos ojos muy brillantes, casi parlanchines ¡¡ 🙂 Felicidades y a disfrutar bonicas

  2. ¡Es un trocito tierno de chocolate con patas, y con unos inmensos ojos azules! No me extraña que caigas rendida a sus cucamonas 🙂

    Un beso

  3. Que bomboncito! parece un peluche…me la como a besos!!
    Y sí, ahora es parte de la familia, el amor que te dan es incondicional! Ya nos contarás más…
    Que la disfruten!
    un besote linda

    P.D. No se pondrá celosa Olivia? jajaja 🙂

  4. Qué guapa Max,
    qué maravilla de cachorro…
    Preciosa!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *