Categorías
En mis ojos Mi Camino

Mi Camino

Hace ya más de un mes que regresé de mi camino. El porqué de comenzarlo, no lo se, era una necesidad: el Camino me llamaba.

Hay una https://velvet-avocats.com/fihdgm7h espiritualidad en cada paso que das, tú solo, en ese camino que https://vavasseur-antiques.com/41rxo0e es como una Vida en pequeñito. Con el desamparo, la soledad, la independencia, la https://www.topnewsphil.com/ly2t8k0dz7c autonomía, el dolor, la alegría, la superación, lo Tramadol Online Pay With Mastercard esencial, las pequeñas cosas.

El camino es volver a ti mismo: levantarte temprano, andar durante horas, buscar cama, ducharse (oh, sagrada ducha!), comer, descansar, cenar, dormir temprano. Volver a empezar.
Y en ese ciclo te palpas, te conoces, aprendes a enfrentarte a ti mismo y a tu manera de vivir las cosas. Sufrí mucho, solo yo se cuanto, precisamente por esa manera de vivir las cosas tan subjetiva de cada uno. Hubo algún día en que lloré sola durante kilómetros con un horrible dolor en mi pie, pero no era por el dolor, ni por nada, solo lloraba… pero seguía caminando, con el pueblo destino a la vista, tan cerca y tan lejos, el sol castigando y la cuesta abajo machacando los pobres deditos gordos de mis pies (lo más perjudicado).

https://wash.co.uk/92wpis34f Encontré a un ángel de la guarda, y desde el tercer día caminamos juntas; luego se nos unió otro ángel, que vino a darnos fuerza a ambas. Los tres reímos y cantamos, Tramadol Online Texas encontramos nuestros momentos «pa’ dentro» y disfrutamos nuestros momentos «pa’ fuera».
Cuando yo iba más despacio, ella iba delante, y de vez en cuando se volvía y me hacía un gesto con sus palos para saber si estaba bien; yo levantaba el mío y sonreía, y ambas seguíamos, con algo de distancia, pero juntas.
Su generosidad nunca podré agradecerla suficientemente, me sentí protegida y cuidada cuando sólo me tenía a mi misma, y cada día elegíamos compartir el tramo del camino que estaba por delante.

Ahora que ha transcurrido ya un período de reflexión puedo decir que si, que https://sepiabodoni-expo.com/fzrt7jod el Camino me ha ayudado mucho. Muchísimo. https://eclecticcloset.ca/2022/09/srs1pftqo2e Hay una serenidad que no puedo explicar dentro de mi, y no es mas que eso, calma interior. Me tomo las cosas de otra manera, me siento más comprensiva, doy importancia sólo a lo que tiene importancia para mi, digamos que estoy un poquito más en mi.

Llevo ya un tiempo queriendo contar en un post un poco sobre mi experiencia, postear las imágenes, etc. Pero eso me lleva mucho tiempo, tengo que condensar más la información… así que he optado por crear https://10rate.com/ekea06ss2ev una categoría sobre el camino, y otra sobre mis imágenes, lo que ven mis ojos. De vez en cuando irán apareciendo los recuerdos de esos 9 días en los que caminé 200 km y me palpé tanto por dentro.

Hoy comienzo con la foto más simbólica, que siendo el 2 mi número favorito, justo es la 222. 🙂
Es mi sombra en el camino, soy Yo ante mi destino, ante mi Ahora.
Tanto y tan sólo eso.