Categorías
Desde mis Brumas Musica

Y despertar…

…implica muchas veces Aceptar, adaptarnos al cambio y seguir evolucionando cerrando las heridas que sufran nuestros pies en el camino.
little_girl_by_lukeshannon
Image by lukeshannon

Aceptar, Aceptar, Aceptar me parece a veces la cumbre más codiciada. Esa calma en mi interior que se derive de aceptar aquello que termina, las puertas cerradas, las relaciones que cambian, lo que ya nunca vuelve.

Quizá simplemente deba caminar sin plantearme subir a ningún lugar, limitarme a seguir el proceso del camino. Quizá sea puntillosa, quizá impaciente, quizá cabezota, quizá inmadura.

Experimentamos pequeñas muertes. Son los duelos cotidianos, jarrones rotos que nunca volverán a estar enteros. Me cuesta mucho escribir y a la vez clarifica, mirarse en ese espejo que sois vosotros.

Es la niña la que llora y se rebela, la que no quiere aceptar. Llora, llora y llora durante 5 minutos. Exhausta y descargada, para. Sonrie levemente, más liberada. (Recuerda a la Cenicienta, que cuando rompió a llorar, lo hizo también por sus vidas pasadas). Y la pena vuelve como ola de mar para desbordarla unos cuantos minutos más. Piensa que cuando duerma y amanezca, las cosas no serán tan tristes, pulsará el botón de “reset” de su mente.

Suerte que hay un adulto dentro de todos nosotros, que nos llevará cola cao a la cama, nos arropará y nos recordará que “esto también pasará“.

Sintiendo

Aparte de la canción, acompañaría este post con su vídeo, aquí.

14 respuestas a «Y despertar…»

Namaskar princesa! Aceptar es una meta complicada y lo peor de todo es que suele doler alcanzarla… Si alguna vez la alcanzamos, merece la pena solo por esa vez. Pero incluso si no lo conseguimos, hay muchas cosas que contemplar en el camino.
Un abrazo de oso amorosoy un cola cao calentito, que tus sueños sean dulces, preciosa, que todo pasa…
Muchos besos!!

“jarrones rotos que nunca volverán a estar enteros”… menos mal que esta vida, es una tienda de cerámicas!!!
Lo bueno son los jarrones, como el nuestro, que se pueden rasguñar, pero siempre reparar, y sabes que te durará siempre.
Un abrazo niña, TQ

Gracias corazón. Todo cambia, y con voluntad las cosas incluso pueden ser mejores después de romperse. ¿recuerdas la tetera del cuento?
Eso si, iguales nunca.
Qué necesaria es la adaptación al cambio y la aceptación.

Un abrazo bro. TQ.

Desde la distancia intuía que algo pasaba, Bruma más silenciosa, estaba recomponiendose, apurándose por alcanzar la cumbre… Cielo, sé que eres fuerte y muy muy inteligente, pondrás todo en orden, aceptarás ir más despacio hacia la meta, recompondrás las grietas… Confio en ti.

Te envio un gran abrazo, muy muy fuerte. ¿Lo notas?

Tegalita, nos debemos una charlita desde hace unos días, te extraño!
Gracias por tu cariño y confianza. Lo valoro muchísimo.

Correspondo tu abrazo con otro intenso y pausado. :*
Namasté.

Mi niña… qué penita que estés tan lejos…
Ya verás como los cambios te harán más feliz, aunque al principio cueste adaptarse.
Te quiero muchísisisisisisimoooooo!!!!!!!

Las lágrimas del hoy serán victorias ganadas del mañana. ¿Cogemos de la mano a esa niña y le damos muchos achuchones juntas? Esa de ricitos de oro y gafas de cristales redondos y grandes. Esa de morritos tiernos y cándidos. Esa, esa, ¡ven pa’ ca chiquita que te mezo un rato y te canto “din di rin dín” al oído! Pasando ese reflejo que ves en el espejo de tu yo pequeña y fundiéndote en una sola, querida pulsatilla. Ánimo y fé, que lo estás haciendo muy bien florecilla valiente.
Paz & Namasté (o Namaskar)

Tronan: Gracias. :*

Estercita: ya te contaré, corazón. Los cambios los afronto con ganas. Son las pérdidas las que me cuesta aceptar, el rechazo y la distancia. Hablamos cariño. Te quiero muchou!

Mujer sonriente: Me ha llegado al alma tu mensaje, gracias! De corazón. Qué falta nos hace ponernos al día sin prisas, y charlar con un te delante, haya o no teléfono por medio. Te mando un abrazo inmenso e intenso. Namasté. TQ.

El Tiempo es tu amigo más sincero en circunstancias como ésta, mientras la Paciencia, como una abuelita tierna y cariñosa, te aconseja pausadamente… Un achuchón sincero

Tongue: Que gusto leerte siempre. Tienes toda la razón, ¿sabes que tu hermana me dijo algo similar? Compartís muchas cosas, entre ellas la sensibilidad y el gran corazón. Qué placer teneros en mi vida, mas cerca o mas lejos…
Un abrazo inmenso y sincero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *