Categorías
Desde mis Brumas Musica

Quizá no funcionábamos…

manzana
Image by BlackLady

-desvaríos de madrugada, recordando mi (re)encuentro del miércoles-

Quizá no funcionábamos de otra manera.
Yo tiraba, tu te dejabas llevar, me acompañabas, asentías.
Corría revolucionada por la vida.
A veces me cansaba y luego me reponía.
Me miré, me exploré… me redescrubrí.

Quizá no funcionamos de otra manera.
Te quiero tanto y quiero tanto protegerte y cuidarte…
Ya no hueles a ti. Solo a tabaco.
Veo en tus ojos aquel a quien amé.
Por fin apareces, después de las máscaras.
Pero tú no eres Tú.

Quizá no funcionamos de otra manera.
Se que soy Mujer Salvaje.
Se que pueden amarme con los 5 elementos.
Se que no tengo por qué tirar siempre yo.
Se que tengo carácter, soy caprichosa, inestable y gruñona.

Quizá no funcionamos de otra manera.
Yo luzco para ti sólo desde arriba, como el sol.
Frente a frente, sólo puedo abrazarte.
Se que podría hacer más si tú no fueras tú.
Y por eso… Quizá no funcionamos de otra manera.
Porque tú eres tú. Porque yo ya soy Yo.

Y en recuerdo a aquellos tiempos, en que deseaba cosas de ti que no sucedían, hoy desearía que me dedicases esta canción…

Yo fui el bandido,
de las llaves de tu barco,
descubrí que no era el mío,
y lloré frente al timón…
quien me iba decir a mí
que esa vela tan bonita,
que esa vela tan preciosa no era la mía, no, no, no,
no era para mí…

Pero no me arrepiento de ná,
tú fuiste mi capitana,
no importa si llegamos a puerto
sólo si recuerdas la ola que nos llevaba

Hoy entregaré las llaves
a ese nuevo navegante,
nunca contrincante,
porque le elegiste tú
.

Así que alza la vela,
coge el timón,
sólo te pido darte cuenta marinero,
que lo que ahora tienes es un barco de hormigón
Oh alza la vela,
coge el timón,
sólo te pido darte cuenta marinero,
que lo que ahora tienes es un barco de hormigón
Es que yo fui el bandido,
de las llaves de tu barco,
descubrí que no era el mío,
y lloré frente al timón…

8 respuestas a «Quizá no funcionábamos…»

Yo luzco para ti sólo desde arriba, como el sol.
Frente a frente, sólo puedo abrazarte.

Qué frase…

Cuantas cosas develan tus palabras, Brumis.

Un abrazo grande.

Precioso post. Hay quien lo encontrará triste, pero yo lo noto “sereno”, con las ideas claras aunque puedan doler…
Me ha recordado a “Si quieres algo, dejalo libre; si vuelve es que era tuyo, si no es que nunca lo fue”.

Besos

Bruma… veo cómo aparecen los colores entre tus brumas, como la serenidad se refleja en tus palabras y en los rayos de luz que consiguen tus pasos hacia delante…
Leo este post y veo un entendimiento de una situacion siempre compleja y dolorosa y admiro la entereza, el sacar el lado positivo, encontrar el equilibrio en el caos…
Mil besos!!

Carla Lucía, tú me encuentras en cada palabra… 🙂 Es una felicidad encontrarte a tí cerca.

Inguz, gracias amigo. :*

Ciudad de París. En mis palabras suele haber un poso de melancolía cuando hablo de lo que ha pasado. La frase es muy propia para el caso.
Un beso y un placer verte aquí.

Sula, aparecen los colores nuevos? 🙂
Voy comenzando una nueva época supongo, aunque queda algo de tránsito. Tenemos tanto en nosotros por conocer!
Gracias por estar ami lado siempre.
Besos tesoro.

vamos cambiando…adaptándonos a las situaciones, y lo importante es llegar a encontrar el equilibrio, la paz interior.
En este post se respira tranquilidad, serenidad, y me alegra que poco a poco estes andando dentro de este equilibrio.
Un besazo guapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *