Categorías
Desde mis Brumas

Colores nuevos… Días claros…

mino
Mi playa preferida, en Miño, A Coruña

Cambian los vientos, mi cuerpo presiente la calma y la reafirmación de la serenidad, algo similar al equilibrio. Seguiré con mis altibajos, mis crisis de identidad, mis debates entre mis dos yos, mis desvelos y mis reconciliaciones interiores. Todo con el fin último de llevarme lo mejor posible conmigo misma y ser feliz. (¿Qué es la felicidad al fin y al cabo? Podríamos divagar tanto sobre esa idea…)

En las últimas semanas he ido cerrando capítulos varios:
– me encontré con mi mejor amigo del colegio, tras 14 años sin vernos, y nos abrazamos como si fuese ayer, cuando merendábamos bocadillos de nocilla en la cocina de su casa, habíamos coreografías o pasteles de barro en la cabaña del bosque.
– me encontré con mi primer (des)amor, aquel que me tuvo soñando con sus ojos tanto tiempo (grises, como el mar en invierno), aquel que cuando le veía originaba que mis órganos se cambiasen de sitio. Tomar un té y reirme de aquellos tiempos en que no me eligió a mi, ver el arrepentimiento en sus ojos, y derretir el hielo, no tiene precio. Me gusta esa yo directa, en ocasiones descarada. Me gustó ser clara y comprobar que si no fue para mi, fue por algo.
– me encontré con mi primer ex, a quien no veía desde hacía 8 años. Vi fotos de su hija y en su felicidad la razón de porqué tampoco era nuestro momento.
– el miércoles me encontraré con mi exmarido, a quien no veo desde hace 10 meses, cuando me fui de casa. Hemos firmado papeles, he recogido todas mis cosas… pero no nos hemos mirado a los ojos aún.
– incluso asistí ayer a la primera boda desde que me divorcié….

Son días de encuentros; con los demás, conmigo misma. Éstos últimos son los que más me importan, porque, al fin y al cabo, encuentro en los demás algo de mi, y es eso mismo lo que hace reseñable el encuentro. Veo en uno a la Bruma soñadora y romántica, veo en otro la Bruma niña -la más auténtica-, veo en otro la Bruma despechada, que sabe perdonar y pasa las páginas.

Encontrándome, encontrándome… me apetece mudar un poquito mi blog, y tras 2 años disipando brumas, llegan colores nuevos y días claros, con o sin tormentas. He cambiado la imagen de mi ojo observador, mas acorde conmigo ahora, y también el slogan de mi blog. Curiosamente era uno de los nombres que barajé antes de dar a luz a Bruma…

En próximos días cambiaré algunos detalles de los laterales, con la intención de que mi espacio sea cada vez más mío, y vuestro, en esta espiral de brumas y luz que me rodea.

Pensaba este post más breve y sencillo, pero así son las cosas. Salen como salen. El mensaje inicial era:

Estoy de vuelta. 🙂

….volveré pa’ contarte que he soñao…
…colores nuevos…. y días claros…

12 respuestas a «Colores nuevos… Días claros…»

Me encanta leerte, transmites muchisimo…
Aunque no te comente mucho siempre paso y te leo.

Me gusta el nuevo titulo del blog, desprende esperanza.
Q pases muy buena semana llena de dias nuevos!!!!!

Gracias Eva, te echaba en falta! 🙂
Me gustan vuestros comentarios, aunque sepa que estáis ahí igualmente.

Te deseo muy buena semana, tesoro y te mando un abrazo.
¿te das cuenta de que cada día está por estrenar? 😉

No te das una idea de lo contenta que estoy con tu regreso!!!

Bueno, cuantas cosas que has pasado ¿eh?. Y eso de cerrar capitulos, qué importante.
Importante por lo que pasó y por lo que permite.
Lavarse la cara, empezar a ver otros colores.
La claridad en la mirada…

Ir recuperando de a poquito a esa Brumis niña. Es algo necesario, pero solo posible cuando una realmente se siente una mujer entera…

Un abrazo, Brumis, desde el centro de mi corazón.

pd.: Por cierto, que mientras veía la nueva cara de tu blog, hice un click en “Tu sexo en mi perfume”… qué fuerte ¿eh?.
No lo había escuchado! lo que me sorprendió un poquito más.
Adoro tu voz, tu vos.
: )

de vuelta!!!!… y GRACIAS!.
Me encanta leer cada día tu nuevo YO, cómo nos parecemos!.

Sigue así, fuerte, constante en tus ideas, en definitiva, AUTÉNTICA.

Ésto se merece purpurina, no crees?? :******

P.D: al igual que comenta Carla, tb adoro tu voz. Transmites tranquilidad, que es lo que en mi caso más necesito. Besos.

…Yo tampoco suelo comentar tus posts, no nos conocemos (aunque me pregunto si de esta forma no se conoce más verdaderamente a una persona..), te leo siempre, y aunque esto ya te suene, tus palabras me transmiten, e incluso ordenan mis pensamientos, mejor de lo que hacen las mías propias…
Estoy contenta con tu vuelta, porque realmente tu blog es un nuevo color para mí..
Buena suerte, con días y colores de los más vivos posibles 😉

Jo, vaya regalo vuestras respuestas… Habéis puesto una sonrisa para terminar este lunes lunero…

Carla Lucía: Me encanta eso de que te gusta mi vos… y mi voz. Gracias tesoro. Eso que dices de que para que salga la Brumis niña es necesario que esté hecha una mujer entera tiene mucho sentido. La Bruma protectora cuidará a la niña, y así giramos el espiral hacia nosotras. 🙂
Te adoro… Te me has adelantado al podcast! 🙂 Hoy lo publico, por quien no repare en el reproductor del lateral.
Un abrazo bonita.

Spirit, da gusto leerte tan alegre. Viva la purpurina! Trato de seguir auténtica…. a veces me canso, pero en el fondo me quiero. 🙂
Te invito a escucharme cuando quieras tranquilidad… y te mando un abrazo grande!

Sara: es un verdadero placer conocerte. Ya lo he comentado mas veces, me gusta conocer a quienes estáis al otro lado, y más de manera constante. Al fin y al cabo es a quien cuento mis cosas, no? La comprensión acompaña, y en este mundo cada vez mas difuso, me gusta entrever a quienes me “escuchan”. Me encantará verte por aquí cuando quieras cruzar el umbral de las brumas. Gracias por tus deseos, tus palabras, y tus colores.
Un abrazo para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *