Categorías
Desde mis Brumas

Pasando páginas…

bruma-libro

El pasado viernes fui a casa de mi ex, aquella en la que viví durante 6 años, a recoger las últimas cosas que me quedaban. Como ya había ido dos veces antes, quizá esperaba que no me afectase mucho, pero no fue así.

Desde el momento en que entré en aquella calle me sentí extraña. ¡Cuánto podemos avanzar en tan poco tiempo! Hay páginas que una vez las pasas, se pierden en la cuenta y cuando vuelves a ellas parece que las has leído hace años y ni las encajas en el argumento.

Subía los 3 pisos de escaleras preguntándome qué hacía yo allí.
Me reencontré con mi gato, mucho polvo, recuerdos, rabia, ansiedad… y unas ganas locas de salir de allí, tirar todas las cajas a la basura y volver de nuevo a mi vida de Hoy.

Con la siempre fiel ayuda de mi Mujer Sonriente, bajamos todas las cajas, hicimos un Tetris en mi coche y cerramos esa puerta por última vez, dejando dentro las llaves.

Antes de irme, encontré “accidentalmente” un papel con anotaciones aparentemente inconexas, pero que rápidamente identifiqué con un listado de Sí y No, asociado a cualidades personales. No tuve que pensar mucho para verme en ella, y tal como somos las personas, mis ojos se clavaron y memorizaron las 5 cosas escritas bajo el No, que mi ex nunca había tenido el valor de decirme, según él (cuando hablamos por teléfono después) por miedo a mi reacción.

Duele que 7 años de confianza no den para más que asentimientos.
Duele que encuentre parte de verdad en esas palabras.
Duele que por primera vez me sienta tan responsable de mi propio fracaso amoroso.

En el abono del pasado crecerá mi reflexión, liberándose de culpas, haciéndose consciente de las responsabilidades de nuestros actos.

Solo espero que ambos nos llevemos en la mochila el bálsamo del aprendizaje, que curará esta herida y fortalecerá nuestra piel para vivir lo que tenemos por delante.

Punto y aparte.

Pronto quizá nos veamos por primera vez desde hace 10 meses. Solo espero que al mirarnos, por fin comprendamos lo lejanos que están nuestros caminos y lo afortunados que fuimos por creer tenernos tantos años, soñar con un futuro que no hicimos nuestro y compartir una infinidad de vivencias y grandes momentos, entre ellos las lágrimas del día de nuestra boda.

Y suena…

9 respuestas a «Pasando páginas…»

Muchas veces creemos que hemos olvidado con el tiempo situaciones, sentimientos del pasado, pero al volver al escenario dónde lo vivimos, todo aquello vuelve a resurgir. De todo se aprende, y de nada sirve culparse de lo que ya ha sucedido y no tiene vuelta atrás. Es mejor mirar hacia el frente, y solo recordar las conclusiones que podemos sacar de lo ya vivido. El sentimiento de culpabilidad no lleva a ninguna parte, ¡así que es mejor no perder el tiempo alimentándolo! Todo depende de los ojos con los que se miren las cosas, y hay experiencias que aunque lleguen a su fin, también están llenas de cosas buenas, y con el tiempo creo que eso es lo que debe quedar en el recuerdo (hay excepciones, pero no entraré en ellas ahora).
Mucha fuerza y optimismo, mirando al presente, y si quieres, un poco al futuro (pero ya llegará!).
Un abrazo

Te he leído y ha sido imposible no recordar… frustración, miedo, angustia, pena…!! Ánimo, no olvides nunca quien eres y que es lo que necesitas y quieres para ser feliz.
Un saludo y un beso lleno de fuerza.

Hola Abril!

Me alegra leerte. Ya tienes internet? 🙂
Gracias por tus palabras. Más que culpa el sentimiento es de responsabilidad. Quizá por supervivencia cuando decides afrontar una ruptura ni te planteas tu parte de culpa. Si tienes claro que quieres abandonar un barco, hacia delante. Luego ya clarificas que quizá podías haber navegado de otra manera, pero no vale más q como enseñanza.
Tu lo has dicho, nos quedamos con lo bueno.

Gracias por tu fuerza, miraré al presente, que es lo que tengo mas cerquita, y de vez en cuando quizá fantasee con el futuro. 🙂

Un besote y un abrazo.

Gracias Meri! Respondía a Abril cuando tu escribías… 🙂
No olvido quien soy, de hecho cuando entré allí me decía “si esta ya no soy yo….”.
Gracias por tu apoyo. Somos mujeres valientes, siempre hacia delante. 🙂
Besote.

Dicen los que saben de esto que es bueno dejar una aprte de lo que somos y creemos a salvo de nuestros compañeros para irnos descubriendo poco a poco y así evitar la monotonía, yo más bien creo que lo mejor es darnos desde el principio e irnos poco a poco reinventando cada día. en cualquier caso ninguna herida cierra del todo nunca, como descubri hace tiempo en mis propias carnes, el dolor siempre vuelve con cualquier escusa, pero quizas solo eso nos salva de creernos mejor de lo que somos.

Un abrazo desde el túmulo

Siempre me haces reflexionar Tumulario…
El dolor nos salva de creernos mejores de lo que somos. Nos “ayuda” a tocar nuestra humanidad al fin y al cabo.

Otro abrazo para ti.

Yo solo puedo decirte una cosa…

Son muchas las hermosas flores que han llenado mi jardín durante todos estos años, algunas permanecen, otras solo están en mis recuerdos.
Son muchas las causas que pueden hacer morir a una flor, unas podemos controlarlas (o no), otras son nuestra responsabilidad (o no) y otras son imprevisibles.

En mi jardín cada muerte de una flor duele, porque todas esas flores son importantes para mí; pero también encuentro tres regalos entre sus pétalos secos:
-Experiencia
-Abono
-Espacio

Tras cada flor seca hay un nuevo espacio para sembrar, abono fresco para alimentar y experiencia para “dar vida”.

Y hay algo que es ley de vida, SIEMPRE CRECE UNA NUEVA FLOR.

Bruma…, ve cuidando tu jardín, que es primavera!
😉

Inguz: Ole, ole y ole. Me ha encantado leerte. Simplemente una delicia.

Gracias amigo, estoy cuidando mi jardín. Un gusto tenerte en él.
Un abrazo.

Holitas Brumis… como siempre leerte para mí es un bálsamo. Nuevamente GRACIAS, por todo (ya sabes).

Hoy es un día extraño, ando deambulando de un lado a otro, sin conseguir ubicarme. Hay cosas que pinchan más que duelen, y que están ahí… lamentablemente siempre lo estarán. Solo necesito un poco de relax mental, no pensar.

Quiero que pase el día ya. Mañana será otro cantar, seguro.

Besos para todos, y como no, purpurina :******

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *