Categorías
De todo un poco

Serie Pecados Capitales: La Avaricia

greed-7-deadly-sins-by-everlastingtwilight.bmp

Ya lo decía mi madre: “la avaricia rompe el caso”, y este, que continúa nuestra serie de los Pecados Capitales, es el pecado más capitalista de todos.

Pese a que uno puede ser avaricioso no sólo con el dinero, normalmente una persona avariciosa se califica como tal por su “avidez de riquezas”. El principal sinónimo es la codicia, pero también otras acepciones usura, tacañería, mezquindad, miseria, egoísmo, ruindad, avidez, roñosería, cicatería, rapacidad y ansia, se aplican a las personas avariciosas.

Personalmente, no me considero avariciosa, y me parece un arma de doble filo, a menudo las personas que guardan y guardan acaban entrando un circulo, aparentemente sin salida de avaricia en el que no disfrutan de lo que tienen y siempre quieren más.
De hecho, en el mundo moderno, este en el que muchos pretenden comprar la “felicidad”, tan intangible y etérea, con dinero, bienes y más bienes; este mundo peca mucho de avaricia. ¿No os parece?

7_deadly_sins___greed_by_elestrial.jpg

La Wiki nos dice…

Codicia/Avaricia (Latín, avaritia)
La codicia es, como la lujuria y la gula, un pecado de exceso. Sin embargo, la codicia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la codicia es “un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales.” (excelente cita)
En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. “Avaricia” es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, traición deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspirados por la codicia.
Fuente: Wikipedia

Para finalizar sabed que el demonio de la Avaricia es Mammon y la virtud correspondiente es la GENEROSIDAD.

Y vosotros…. ¿cómo sois de generosos o avariciosos?

Próximas Entregas: (lo más divertido) la Gula y la Lujuria.

2 respuestas a «Serie Pecados Capitales: La Avaricia»

jjjjejeee..
es ke me rio delo k voy a comentarte…
pa k me preguntas k si soy avariciosa, o envidiosa, si siempre te digo k no?….jejjee

pero k te digo entonces?…
Y esk jamas he sentido el agujonazo de la envidia…al contrario…soy la tipica persona k si te ve con un vestido genial…y peinadamas guapa k nunca…no parro kieta hasta k no voy a decirte lo preciosa k estas…y veo la lucecita brillar en tus ojos…
se hace tanto bien con un comentario agradable!!!

y con respecto ala avaricia ni te cuento…porke no apraria..
soy lo mas desastre k puedas imaginarte con el dinero..
le doy tan poco aprecio k muchas veces tengo problemas…porke no sé ni lo k tengo…
solo me acuerdo del dinero cuando no tengo….
y con respecto a atesorar rikezas…mas de lo mismo…
soy de las locas k se siente feliz en el mercadillo…en lso rastrillos…de las k disfrutan cosiendo las cortinas de su casa…o haciendome una gargantilla con estrellitas de pasta teñiadas…
no tengo nada de oro…te lo crees?……
sikiera cuando me casé llevé unos pendientitos de oro…
solo bisuteria…y si es plan “hippy” mejor k mejor…
pues eso niña..
k creo no ser avariciosa…
aunke en cuestiones amorosas…creo k lo soy mucho..
lo k kiero…”lo kiero pami namas”…
pero eso es otra historia…
muaskkkk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *