Categorías
Ban Desde mis Brumas En mis ojos

Carrousel

Dejando volar en el viento los momentos dispares que me has regalado este mes de Septiembre. Una vuelta al cole como una sacudida, un despertador que suena y me impulsa a levantarme y prepararme para afrontar el día. Un estonosepara acelerado, girando en un tiovivo con la melodía que yo elijo, llegando unas veces a embriagarme y otras veces a saturarme. Girar, girar y girar… mientras que todo toda el sentido que encuentro entre mis pies envueltos de otoño. No es todo más que una percepción subjetiva teñida de los colores que tengo en mis ojos.

En ese Buying Tramadol From India tiovivo me siento amazona, subiendo y bajando, aferrando https://wash.co.uk/90xqwbt las riendas de mis decisiones, tomando velocidad hasta llegar a salir de ese círculo que dibuja mi trayectoria. Espirales, serpentinas, líneas rectas, subidas y bajadas. Mi tiovivo imaginario no tiene límites y me lleva hasta las nubes, allá donde quiero y puedo llegar. Dueña de mis riendas, Tramadol Online Usa con los pies en el suelo y las nubes en el pelo

Este septiembre repleto me ha dejado https://10rate.com/vcse6fgs90 arena en el cuerpo, ganas de más verano, encuentros muy esperados y disfrutados, naturalidad, Ohana, momentos tan simples como grandiosos, admiración por mujeres que se superan cada día incluso yo misma quizá. Septiembre se ha llevado Purchasing Tramadol esfuerzos, superaciones y luchas constantes. Me ha regalado viajes express, una tarde de domingo en París, un instante en taxi frente al Big Ben con la promesa de volver a verle pronto, un Madrid cotidiano con sabor a sandía y una nana de acuarios y pececillos cantando.

Septiembre se va por la puerta grande y yo sigo sintiéndome https://www.sigmbi.org/x8ag5570wao afortunada, intentando abarcar siempre más de lo que llego a hacer, pero consciente y sonriente, Tramadol Pet Meds Online pedaleando hacia un Octubre intenso pero más sereno, con un otoño entrelazando hojas secas en mi pelo y guardando castañas en el bolsillo.

Categorías
Ban En mis ojos Musica

Marlango en la Riviera

Hace ya meses que tuve el placer de disfrutar de Marlango en la Riviera, pero no quería dejar atrás algunas de https://www.mathedup.co.uk/ljlkac7 mis fotos favoritas de aquel día. Seré ingenua, pero estoy convencida de que tocaron Madness para mí, una de mis canciones favoritas que no había escuchado en directo nunca. Se lo pedí por Twitter y, casualidad o no, me emocionó escucharles y pensar que habían considerado mi sugerencia. ^.^

A «Madness» siguieron muchas otras, «Gira», dedicada en la distancia para Evita, «Lo que sueñas vuela», la más buenrollera del último disco, «Hold me tight» sacándome lágrimas, «Semilla negra» rememorando una época preciosa, «Pequeño vals» arrullando el amor más dulce… y tantas otras delicias.

Tramadol Order Online Overnight Las imágenes y su música podrán expresar más que mis palabras. 🙂





Categorías
Ban Batallando con el mundo Desde mis Brumas En mis ojos

Lo que me llevo de tí

Lo que me llevo de ti, es ese ratito tan nuestro, compartido, especial, cotidiano quizá. Puede que ni te des cuenta de lo especial de esos momentos para mí, es parte del encanto… como cuando te observan sin que te das cuenta. Cada momento es tan diferente con cada persona…

https://wsbeorchids.org/2022/onp1xzecnoi Dejar que me maquille mi hermana. Observarla concentrada trabajando, respirar el aire que huele a ella, https://vavasseur-antiques.com/ohil8ng dejarme en sus manos sin saber si me va a transformar en zombie o en hada, compartir un silencio exquisito como mar en calma. Momentos sin expectativas, ni complicaciones, ni tensiones. Simplemente estamos, unidas compartiendo algo que ambas nos gusta, fluyendo.

Compartir confidencias y momentos cotidianos con mi madre. Precisamente por hacer más de 10 años que estamos separadas, disfruto de esos momentos tan sencillos como salir de compras, acompañarla mientras cose o hacer juntas algún trabajo doméstico, meterme en su cama después de la siesta, recibirla en mi regazo en el sofá…. y tantas cosas más! La complicidad y el amor más sincero.

Hacer excursiones y fotos con mi padre. Escuchar historias, dejarme guiar por los caminos y sorprender por cómo las cosas fluyen. Verle disfrutar haciendo fotos, capturando distintos puntos de vista y compartiendo la post-producción una vez llegamos a casa. Observar, escuchar, comprender.

Caminar y charlar con mi hermano. A lo largo de un paseo marítimo, compartiendo el asiento del copiloto o al otro lado del hilo telefónico; esos momentos de puesta al día no tienen precio. Compañeros desde la cuna y amigos por elección, contemplando nuestros renaceres y metamorfosis individuales. Esos ojos marrones que quiero mirar fijamente cuando esté muy viejita.

La complicidad, honestidad, generosidad y alegría que hacen de mi compañero alguien con quien disfruto compartiendo cada día.

Los colorines de mi abuela, pintando los caballos como cebras y las princesas azules. Los abrazos y besos ruidosos, las sonrisas robadas e incluso los bailes con «movimiento sexy»!

Pasear con Rita -la perrita-, correr y disfrutar, aprovechar mi visita para una sesión de baño, jugando hasta que se seque. Su mirada pura y llena de amor, su alegría cuando llego a casa, sus mimos cada mañana.

Los momentos de confidencias con Ana. En multiples formas, via Skype o paseos sevillanos. Conocernos en los momentos nchi y los momentos concha, en las bodas, en los viajes, en cualquier lugar donde nos desplacemos con nuestra caracola. Transformarnos.

Lo que más me gusta de cada uno de mis amigos: los abrazos sinceros de «mis chicos», las partidas de Worfeud con charla con Eva y Moona, las charlas sobre libros y cine con Vi, los chats mimosos con Ester, la naturalidad de Constanza, los juegos con mis sobrinos «postizos», la frescura y encanto de mi familia política, los cotilleos de ama de casa con Desi, los paseos y charlas sobre mil cosas con Yolanda, el torbellino y energía de Alicia, la cercanía que hacen a Anuska parte de mi familia tras 20 años de amistad, la sabiduría de Shu, la canela de Tegala…. Las personas de cerca y lejos, a las que veo más y veo menos, que me regalan pequeñas cosas, me aportan ejemplos de vida y me hacen sonreir.

Y tú, ¿con qué te quedas de quienes te rodean? ¿Lo compartes conmigo, por favor? 🙂

Namasté.