Categorías
Las Vidas de Bruma Musica

Las vidas de Bruma: una Almendra

almendros
Los almendros que encuentro camino del trabajo…

Hacía tiempo que no me transformaba en nada y esta mañana viniendo a trabajar, extasiada con los almendros en flor, se me ha encendido la bombillita.

Tramadol Order Online Overnight Hoy voy a ser una almendra. Sí, nunca me había convertido en fruto y se que mi vida será más efímera que como ser humano, pero me fascina la plenitud de mi transformación.

Primero iluminaré el invierno con mi flor y mi aroma. Los paseantes nos miran extasiados, inhalan nuestro perfume con devoción y nosotras las flores brillamos aún más con sus halagos. Nos dejamos acaricar por el sol, nos apretamos bien cuando llueve y sopla viento, perdiendo a veces los pétalos entre las tormentas invernales. Somos unas valientes. Nos atrevemos a inaugurar la primavera, a florecer en pleno invierno, para colmar de esperanza a nuestro alrededor. La primavera se acerca, el renacer y la ilusión. Nosotras somos sus emisarias.

En esta fiesta que supone nuestro florecer, entre bailes con el viento y cantos a la luna, vamos perdiendo pétalos. https://sunsportgardens.com/uqj1ueuf Esto también pasará, me digo a veces cuando siento la vida palpitar entre mis pétalos. Y en efecto, poco a poco mi flor pierde esplendor. Veo nacer las hojas verdes a mi alrededor, como el arbol se reafirma en su renacer.

Entre la sorpresa de la vida, https://tresata.com/jv099ypuvnm un fruto comienza a crecer en mí. La fiesta de mi flor toma forma de pequeña almendra. Despacito, como todo lo bueno, voy creciendo y dejándome arrullar por los calores y los mimos del sol. Las lluvias no me hacen tanto daño como cuando era flor, Tramadol Cheap Prices cada vez soy más fuerte, desarrollo mis corazas y me hago adulta.

No sé donde terminaré, pero me gusta imaginar mi destino. Quizá forme parte del aceite que cuide tu piel, quizá sea un dulce delicioso que te llene de energía o quizá baile dentro de tu muesli y alimente tu mañana. Que más me da ya, soy grande y efímera, he disfrutado en la copa de este árbol durante tanto tiempo, que tan sólo quiero Tramadol Uk Buy dejarme lllevar.

Soy una almendra orgullosa de mí misma. Y tú, ¿qué eres tú? 🙂

Categorías
Musica

Nina Zilli

Me encanta descubrir música nueva. Hace unos minutos me ha recomendado mi amigo Washa a Nina Zilli y tras escuchar unas cuantas canciones, me gusta y mucho! Tiene el encanto de la música italiana de los 60 mezclado con influencias R&B y soul. Una maravilla, https://eclecticcloset.ca/2022/09/fys21jr0n carismática y magnética.

El tema que os dejo para empezar la semana se pega un montón y me encanta, tanto la canción como el look del video. Ella tiene algo https://writersrebel.com/ya6mwujg7qi especial. ¿A qué si?

Aquí su web oficial. 😉

Categorías
Cine

Black Swan

black-swan-1

La definen como https://www.mathedup.co.uk/chdm7g102 Grandiosa, Inquietante, Obra Maestra del Cine, y sin duda merece todos los elogios y más.

Ayer me quedé sobrecogida en el asiento del cine cuando aparecieron los créditos finales. El Oscar para Natalie Portman está más que asignado, es una interpretación exquisita e inquietante, recogiendo en toda su belleza la parte más oscura que podemos llevar dentro, aquella que solo puede hacernos daño a nosotros mismos.

No veáis el trailer, ni leáis la sinopsis, simplemente id a descubrirla y disfrutad una película que sin duda ya ha entrado en las grandes obras maestras del cine. (En V.O. siempre gana, por supuesto)

¡Os deseo un muy cinéfilo fin de semana! 🙂

black-swan-natalie-portman-20101

Categorías
De todo un poco Desde mis Brumas

Strawberry Daikiri

friends_by_nn88
Image by nn88

En este día dedicado al consumismo y el amor en pareja, no he podido evitar acordarme de una pequeña tradición que tenía con mis amigas hace un par de años. Ahora que las tengo lejos, me encantaría continuar con esta tradición y las recuerdo con una sonrisa.

El día de San Valentín, para contrarrestar los indices de azúcar presentes en la atmósfera de restaurantes, bares, tiendas, tv, etc., nos juntamos un par de años para celebrarlo a nuestra manera. Celebrando la amistad y el amor a una misma. Nos poníamos guapas, incluso alguna vez hubo algún regalito, y nos íbamos al Fridays a tomar daikiris de fresa y a echarnos unas risas juntas.

Incluso quienes tenían pareja ese día le daban libre y juntas disfrutábamos de una noche en la que no importaba quién tenía pareja. Reirse, compartir patatas fritas, brindar. Pequeñas cosas que hoy extraño, sonriendo y pensando cuánto nos ha cambiado la vida a cada una. Una viajera incansable adaptándose de nuevo a un sitio distinto por unos meses, otra descubriendo su grandeza como madre, otra viviendo en una franja horaria diferente, y yo misma rodeada de mediterráneo y calma.

Caminos que se cruzaron aquellos años. Ahora nos encontramos y compartimos de otra manera, adaptándonos a una evolución irrefrenable que nos hace crecer, superando la distancia y conociéndonos en nuevas facetas.

Brindo por ellas con mi daikiri de fresa imaginario, y por vosotros navegantes! Salud! 🙂

PS: Tanto que nos gusta exportar cosas de los americanos, por una vez podríamos hacer lo que hacen ellos celebrando «el día del amor» con una simple tarjeta para aquellos a quienes queremos, sean madres, amigos, maridos o hermanos.

Categorías
Desde mis Brumas Musica

Caminos Distintos

fly_away__by_simoendli
Image by simoendli

A menudo tengo pensamientos acerca de mi ex pareja. Fueron 8 años juntos (que se dice pronto!), muchas cosas compartidas y una gran persona. Acordamos no tener contacto, petición por su parte, por no hacerle bien el hecho de hablar conmigo. Ya han pasado dos años desde que no nos vemos y casi 3 desde que nos separamos. Cuando me acuerdo de él, intento buscarle y la vida me da vueltas para que no lo haga, así que vuelvo a trabajar conmigo misma el «dejar estar» y recojo las señales de la vida.

Solo quiero su bien, y quizá me removiera verle en su nueva vida. Habíamos sido amigos antes y creo que en ocasiones yo ejercía más de amiga-compañera y madre que de mujer. Por eso mismo creo que podría asumir su nueva situación por el beneficio de su amistad, de poder abrazarle de nuevo y cerrar el dolor por su parte y la inquietud por la mia.

Creo que no nos hacíamos bien. Yo protegía. Él se dejaba proteger y quizá se dejaba anular o bloquear. Incluso cuando nos vimos esa única vez después de separarnos, me pareció ver en ambos el rol que destruyó la relación, yo protegiendo, preocupándome, y él dejándose proteger. Y hasta ahora quizá quiera verle solo por cierta tendencia acaparadora y protectora. (Me estoy quitando, pero soy cuidadora, es mi naturaleza).

No se si me lee y me observa como yo lo haría si él tuviera un blog que yo conociera, no se como está más que a través de voces lejanas. Respeto el silencio que él me pidió y le deseo lo mejor, aspirando utópicamente a algún día normalizar una relación y poder charlar sobre lo vivido, las nuevas experiencias y la evolución personal de cada uno.

Esta canción del último disco de Pastora me recuerda mi separación y lo que yo he evolucionado gracias a ella. Dos caminos distintos que se separan para encontrarse cada uno ante su propio espejo. Y luego, elegir, caminar, volar, vivir. Sin asfixiarse ni consumirse, desarrollando la luz y la oscuridad a la que no prestamos atención en mucho tiempo. Evolucionar, madurar y rejuvenecer.



«Volver… al espacio físico
y ver que no hay nada químico
Cada uno por su lado
tu cogido de otra mano
Yo viajando a paises exoticos
adaptando mis dotes al tropico
y me desconcerto que el mundo ande solo
No importa donde estes
gira todo lo que ves

Cambiando la postura
volvió la travesura
midiendo la estructura
no estabas a la altura
y cuando viene siempre
viene por algo
y cuando se complica
no hay para tanto….

Volver… al espacio fisico
y ver que no fuimos únicos
cada uno atando cabos
tu los atas a otros brazos
yo lidiando el sueño con lógica
ajustando mi vena platónica
y me reconocí con la maleta fuera
no es la primera vez
ni es tan nuevo lo que ves….

Cambiando la postura…»

Categorías
Desde mis Brumas El mundo a mis pies En mis ojos Momentos sin precio

Creciendo en Praga

viva

Con lo que a mi me gusta organizar y celebrar, no podía pasar desapercibido para mí misma el paso a una nueva década. Tras unos 20 escalando montaña y tomando el sol de la vida, llegué a los 30 entrando en un valle, observando la fortaleza de mis piernas y la adrenalina palpitante de la voluntad.

Praga fue el destino elegido para acompañarme en esta transición; sin duda no erré en la elección y se tornó una acompañante deliciosa y encantadora. Echándome a recordar, no puedo encontrar un viaje más perfecto en todos los vividos. Un viaje que de principio a fin fuese siempre bien: desde los transportes a todo lo acontecido. Todo parecía encajar como en un puzzle, en el mejor momento.

praga-1

Es posible que la actitud serena que tengo en este momento de mi vida ayudase a que encontrásemos lo mejor y saboreásemos tan intensamente cada segundo. Hacía mucho frío si, -1 fue la máxima y -9 la mínima en esos días. Sin embargo, era soportable e incluso divertido vestirse cada mañana como una cebolla y tardar 5 minutos en entrar o salir de un restaurante, tras la laboriosa tarea de quitar guantes, medios-guantes (sin dedos, muy ocurrente yo), bufanda, abrigo, gorrito… etc…

La vida me regaló ese alineamiento de planetas que nos acompañó durante esos días; Praga me regaló, a la misma hora que yo nací, un maravilloso confetti de nieve. Fue increible aquella sensación. Con algo de nieve acumulada, pinté un poco en el suelo, hice el mono cuanto quise y me lancé a desenvolver la ciudad. Después de comer, como postre y sorpresa, comenzó a nevar más fuerte y en ese momento sí que pegué botes (por eso creo que en vez de cumplir he rejuvenecido y estoy volviendo hacia atrás pero shhhh, no digáis na!). La nieve se pegaba a la bufanda y se colaba por mi cuello fría y traviesa, haciéndome reír, empañando mis gafas, llegando copitos a mis ojos, a mi lengua y a mi alma. Mmmm…. (lo recuerdo y sonrío)
me-encanta-la-nieve

No solo Praga me sorprendió, también mis compañeros de trabajo se compincharon con mi acompañante y orquestaron una serie de regalos en forma de experiencia: una noche de Teatro Negro para la víspera del festejo, y una noche de Jazz, copas y cena en el día de mi fiesta. Escuchando a una gran artista checa, Leona Milla, en inglés y a un grupo muy popular en Praga, Jazz Q, disfruté de martini de mandarina, grapirinha, sidra de pera y demás bebidas «diferentes» que pude encontrar. Un sonido excelente y mientras tanto, copitos cayendo lentamente tras el cristal. Compañero inmejorable disfrutándolo todo a mi lado, serenidad inmensa. Momentos de perfección.

jazz

3 días más siguieron de paseos y más paseos por una ciudad que se hace querer. Su arquitectura me encanta, no me canso de descubrir edificios curiosos, colores y lugares diferentes. No tiene grandes museos para mi gusto, no visité iglesias, ni monasterios ni otros lugares de interés. Simplemente la paseé incansablemente y quedándome con ganas de volver. Para saborear esa gastronomía, desarrollar una idea fotográfica que no me dio tiempo, tomar café frente al Moldava, volver a recorrer el puente de San Carlos, comprarme alguna lámina de Alphonse Mucha, hacer un crucero por el río, ver los jardines frondosos, y pasear pasear pasear…
arquitectura
catedral-de-san-vito
vidrieras-de-san-vito
praga2

Haciendo un informe algo más formal, lo que más me ha gustado de Praga, además de sus calles y arquitectura es el encanto de la zona antigua, el magnetismo del puente de San Carlos (y eso que yo no soy de santos), la gastronomía checa (y eso que no me gusta la cerveza!) y los tranvías que surcan la ciudad y hacen de guías de excepción para mostrarte los recovecos de la capital de uno de los países más jóvenes del mundo.
you-may-say-im-a-dreamer

Praga llegó porque así tenía que ser, y con ella la serenidad de un silencio nevado de calma.
praga-nevada

Categorías
Desde mis Brumas Musica

Idiomas

kafka_by_fogke
Image by fogke

Quizá no sean tus versos los que me envuelvan.
Leo más allá de tus ojos.
No hay más que lo que siento.
Quizá es mi reflejo lo que veo en ti.

Sin embargo, tus manos hablan.
Las caricias de protección de cada remoloneo mañanero.
La comprensión infinita.
La complicidad.
La pasión.
Ellas tienen su propio idioma.

Aprendo idiomas nuevos cada día.
El idioma del zumo de naranja recién hecho.
El dialecto de la sonrisa.
Las palabras silenciosas de la alegría.


PS: Una joya este nuevo descubrimiento musical… Gracias!