Categorías
De todo un poco

Cerrado por vacaciones

closed-for-holiday
Atrás quedan mis intentos de varios posts pendientes y como siempre con el tiempo justo pero a tiempo, emprendo viaje por unos días a un entorno muy distinto y desconectado.

Disfrutad mucho del verano, disculpad mis ausencias y entrad hasta la cocina cuando queráis. Siempre hay cositas en la nevera…

¡Hasta septiembre!
Namasté.

Categorías
Batallando con el mundo

Mujeres Valientes

women_by_merender
Image by merender

Admiro a las mujeres que https://eclecticcloset.ca/2022/09/s5jh22je2 cuidan su autodependencia.
Consideran su espacio personal y libertad individual como un jardín que sembrar, regar, podar y mimar.

https://velvet-avocats.com/zcecprax1a4 Se cuestionan a si mismas y a los prejuicios sociales que a muchas acompañan desde niñas.
Alimentan su autoestima. Se respetan, se valoran y saben que https://www.mathedup.co.uk/wd8kn4s ellas mismas son lo único y lo más grande que tienen. El resto es todo un regalo y como tal será valorado.
Mujeres fuertes, sensibles y valientes.

¡Bravas! Capaces de desarrollar https://writersrebel.com/0day4d2o tantos roles en un mismo ser: mujeres, madres, compañeras, amigas, amantes, trabajadoras, luchadoras, descubridoras. Cuerpo y alma.
¡Que nunca se olviden de sí mismas y de ninguno de sus roles!
¡Que se miren al espejo y se sonrían cada día!
Mujeres que no se olviden en los demás.

Categorías
Libros

La tormenta de arena

the_sand_stand_by_gilad
Image by gilad

Casi sin darme cuenta estoy empezando https://wsbeorchids.org/2022/31pu8o8 mi tercer libro de Murakami, Kafka en la Orilla, tras Tokio Blues y Cancion del pajaro que da cuerda al mundo. Sin duda es un autor muy particular, de vez en cuando me gusta sumergirme en su universo de personajes insólitos, Japón e historias en múltiples realidades.

Recién empezado el libro encontré esta joya:

«A veces, el destino se parece a una pequeña tempestad de arena que cambia de dirección sin cesar. Tú cambias de rumbo intentando evitarla. Y entonces la tormenta también cambia de dirección, siguiéndote a ti. Tú vuelves a cambiar de rumbo. Y la tormenta vuelve a cambiar de dirección, como antes. Y esto se repite una y otra vez. Como una danza macabra con la Muerte antes del amanecer. Y la razón es que la tormenta no es algo que venga de lejos y que no guarde relación contigo. https://www.topnewsphil.com/uebsatxq Esta tormenta, en definitiva, eres tú. Es algo que se encuentra en tu interior. Lo único que puedes hacer es resignarte (aceptarla), meterte en ella de cabeza, taparte con fuerza los ojos y las orejas para que no se te llenen de arena e ir atravesándola paso a paso. Y en su interior no hay sol, ni luna, ni dirección, a veces ni siquiera existe el tiempo. Allí sólo hay una arena blanca y fina, como polvo de huesos, danzando en lo alto del cielo. Imagínate una tormenta como ésta.
( … )
Y tú en verdad la atravesarás, claro está. La violenta tormenta de arena. La tormenta de arena metafísica y simbólica. Pero por más metafísica y simbólica que sea, https://sepiabodoni-expo.com/gv48bhxh9 te rasgará cruelmente la carne como si de mil cuchillas se tratase. Muchas personas han derramado allí su sangre y tú, asimismo, derramarás allí la tuya. Sangre caliente y roja. Y esa sangre se verterá en tus manos. Tu sangre y, también, la sangre de los demás.
Y cuando la tormenta de arena haya pasado, tú no comprenderás cómo has logrado cruzarla con vida. No. Ni siquiera estarás seguro de que la tormenta haya cesado de verdad. Pero una cosa sí quedará clara. Y es que la persona que surja de la tormenta no será la misma persona que penetró en ella. Y ahí estriba el significado de la tormenta de arena.»

Categorías
Desde mis Brumas Divagaciones

Deslizando-me…

orange_evening_by_phantom303
Image by Phantom303

Pies ondulados, morenos y cuarteados. Uñas color naranja coral.
Tobillera hippy de mi playa favorita.
Refresca, y con una chaqueta sobre mi vestido ligero, inspiro plenamente.
La casa está llena de luz de la tarde, tostada y remolona,
a punto de marcharse con el sol del ocaso.

En la terraza encuentro la calma junto a mi libro, la palmera,
la tarde que avanza… y él.
Pañuelo morado de estrellas, regalo de un duende particular.
Pulsera de semillas y un pequeño elefantito de madera,
abrazo de mi hermano rememorando un fabuloso día juntos.

Esencial en estado puro. Pequeños momentos compartidos.
Añoranza aderezada. Melancolía optimista.
A lo lejos escucho a los niños jugar,
el cielo azul de la tarde se destiñe entre tímidas nubes difusas.
Serena. Tranquila. Ensoñada.
Mi verano es naranja….
Me mece el tiempo. Murakami me espera.
Nado entre las páginas con sabor a horchata… y aromas de oriente.

Categorías
Desde mis Brumas Musica

Vinagre y rosas

sabina1

Hace dos noches tuve el placer de ver a https://www.troimail.com/blog/39srlkn Sabina en directo; y como de costumbre lo disfruté enormemente. Es casi http://montymontgomeryart.com/ijy5fn4zn parte de mi familia.

https://vavasseur-antiques.com/0ynfewo Fui a su primer concierto con 8 años aproximadamente. Recuerdo perfectamente lo emocionada que estaba por ir, y como lo contaba a mis amigas del colegio. Curiosamente en aquel concierto, por un problema aéreo no pudo llegar Sabina a tiempo y tuvieron que hacerlo al día siguiente! jajaja….

Desde entonces https://wash.co.uk/aqabs17m no he faltado a una gira y siempre he ido a sus conciertos acompañada de mi familia. Recuerdo especialmente con cariño aquellos conciertos en los que mi familia estaba completa y podíamos estar todos juntos. Mi favorito fue el de la gira de Nos sobran los motivos, que se plasmó en un discazo poco después. Recuerdo cómo me maravillaban las versiones de canciones clásicas como la nueva Princesa Rockera, mezclada con Barbie Superstar, las Medias Negras salseras y el previo a Y sin embargo, cantado por una Olga Román sublime.

Cantaba con mi padre, mientras mi madre bailaba, miraba a mi hermano y sonreía. Nos dábamos la mano cantando Y nos dieron las diez y vibrábamos con el Pirata Cojo. Mi hermana aún no venía a los conciertos, se apuntó un poco más tarde, pero la tenía presente. Esa es mi foto mental, con la que me quedo. Después fui con unos o con otros pero no con todos y en sitios más dispares como Úbeda, donde fui con mi padre y mi amigo Vic; y Palma, donde fui con mi hermano, mi chico y compañeros de trabajo.

Los tiempos cambian, como cambia Sabina, más poeta y melancólico que nunca. Él me acompaña y me encantaría algún día poder darle las gracias por tanto sentimiento. Hasta entonces, seguiré cantando a voz en grito en el coche.

Vinagre y rosas me suena a despedida, a tengo ganas de poesía y ya no estoy para estos trotes. Y sin embargo, se que hay un Sabina eléctrico que nos echará de menos y volverá a regalarnos un gran directo, exclusivo o compartido.

Siempre siempre GRANDE, maestro Sabina.

Categorías
Desde mis Brumas Psicoanalizando

Hablemos

te-quiero-nina

Quizá lo que menos me guste de mi familia (y espero no meterme en un problema por hablar de ello) es que no creo que la comunicación sea fluida en cuanto a sentimientos y malestares. Desde que comenzamos a dividirnos por el mundo: mi hermano a Madrid, tiempo después yo al sur y ahora al mediterráneo; nos hemos visto obligados a desarrollar relaciones lineales y cuidarlas a pesar de la distancia.

Si a eso le sumamos el posterior divorcio de mis padres, se complica la historia. Por tanto las relaciones son yo con mi madre, yo con mi hermana, yo con mi padre, yo con mi madre y yo con mi hermano. Respectivamente cada uno de ellos cuida sus relaciones con los demás de la misma manera. Estoy más que orgullosa de mi familia y creo que a pesar de todo lo que hemos pasado, seguimos unidos y mantenemos relaciones muy positivas entre nosotros. Ha habido momentos y personas en las que las relaciones no han sido tan positivas, pero hay que aprender a cuidar y tratar cada relación de distinta manera, unilateralmente, cuidando mucho las expectativas de ambos.

Al hablar con cada uno de los miembros muchas veces me encuentro con malestares entre ellos que no se transmiten ni comunican sino que se quedan dentro y como mucho se comentan con otro miembro de la familia, pero no con el afectado. Prácticamente lo he visto en todos nosotros, y obviamente, si lo descubro en mí, trato de hacer lo posible por enfrentarlo y hablar directamente con quien tengo el malestar.

No se si poco a poco iremos desarrollando esa facultad de decirnos las cosas pero sin duda no dejaré de pedirlo una y otra vez. Cuando me ha sucedido a mi, que alguien esté molesto conmigo y me tenga que enterar meses después, me duele en el alma. ¿Por qué no hablar las cosas en su momento e incluso gritarnos y discutir? ¿Que puede pasar? ¿Es mejor dejarlo que fermente dentro?

Si al menos los malestares perdieran intensidad con el tiempo, estaría bien, pero no, normalmente anidan en rencores absurdos. Olvidamos lo mucho que nos queremos, que nunca haríamos daño al otro con maldad y que todos nos equivocamos (incluso nosotros mismos interpretando las cosas).

Por eso os animo a decir a alguien que le notas distante, que le echas de menos, que te ha molestado algo que te ha dicho o como te ha hablado…. Y por supuesto, que le quieres, que estas orgullos@ de él o ella… Y si avanzamos más podemos llegar a las expectativas de la manera más sincera y natural. Siempre presentes los posos del amor como base de todo, en esas personas que forman parte de nosotros.

Naturalidad y cercanía a pesar de cualquier distancia.

Categorías
Batallando con el mundo El mundo a mis pies En mis ojos

Me gusta Ljubliana

….y solo la conozco de una tarde!
dragon-de-ljubliana

No sigo el orden cronológico de mis viajes, pero, hoy, que por fin he conseguido un ratito para escribir tranquila, lo primero que me ha dado ganas de contaros (por si alguien todavía no sabe qué hacer en vacaciones), es lo mucho que me gustó Ljubliana.

Sucedió como con los amores de verano, de manera fugaz e impulsiva. Fue el día más cosmopolita de mi segundo viaje de dos semanas trabajando por Europa (desayunar en Zagreb, almorzar en Ljubliana y cenar en Venezia), por tanto pasé en Ljubliana tan sólo unas horas. Sin embargo, simplemente cruzar la frontera y entrar en Eslovenia ya noté una gran diferencia.

Enseguida me recordó a Austria, posiblemente mi país europeo preferido (de los que conozco, claro). Pueblitos apiñados, casas pequeñas con balcones de madera llenos de flores, siempre una pequeña iglesia, en ocasiones tan pequeña que parecía miniatura. Hasta llegar a Ljubliana disfruté muchísimo del paisaje, verde hasta llenar la vista, acompañado de un cielo azul magnifico, con las debidas nubes para adornarlo.

en-coche-a-ljubliana

Ljubliana aquel día estaba escandalosa por el partido de fútbol Eslovenia-Inglaterra; era impresionante escuchar la emoción y en griterío que envolvía la ciudad en oleadas. ¡Y eso que iban perdiendo! Las terrazas estaban llenas, la gente se sentaba en el suelo a emocionarse frente a enormes pantallas. Era genial!
ambiente-en-ljubliana

Y mientras yo me dirigía a una cita de trabajo en la que me presentaron un café que marcó mi relación con Ljubliana:
happy-coffee

Una sonrisa. Sin duda, Ljubliana es mucho más que eso. Una ciudad alegre, llena de historia, preciosa arquitectura, juventud, el correspondiente castillo con montaña presidiendo la ciudad, el río y los canales, agradables calles peatonales y mucho color.
ljubliana-de-colores
sunflower-bike
pajaritos-en-ljubliana

El símbolo de Ljubliana, presidiendo las imágenes de este post, es el dragón presente en el puente principal, en honor al dragón que mató Jason en la ciudad, dentro de la leyenda griega de Jasón y los Argonautas. El dragón está presente en el escudo de la ciudad y también implantando conciencia medioambiental y enseñando a reciclar (creo que soy la única guiri haciendo fotos a los cubos de basura!)
dragon-reciclando

Tras la conversación con mis colegas de trabajo sobre mi sorpresa ante Eslovenia, me quedó clara una cosa. Quiero volver, sin trabajo, para disfrutar del país. Es un país manejable (como Austria), que te puedes recorrer perfectamente estableciendo «campamento» en un solo sitio. Hay una ciudad animada y jovial, una costa preciosa, turismo de montaña, termal, cultural y rural (granjas incluidas), ¿qué más se puede pedir!?

Si tienes ganas de descubrir algo nuevo, ya lo sabes, ahí está Eslovenia, y vuelo directo a Ljubliana con Vueling desde Barcelona! 😉
ljubliana
Más sobre Ljubliana: Aquí y aquí.

Escuchando….