Categorías
Desde mis Brumas Musica

Mirando al 2009


Image by Alelatriller

https://wash.co.uk/by10ndp El 2008 se va y con él se lleva un mundo de cambios que me ha envuelto por completo y casi ni reconozco a mi Yo de hace un año, cuando tenía un horizonte de cambios por delante. https://wsbeorchids.org/2022/zi1i1desm Me siento bien por haberme enfrentado a todo ello y tengo muchas ganas de escribir un post de balance, que me ayuda a mirar(me) con claridad. Me falta el tiempo, que le vamos a hacer, así que lo haré tras volver de unos días fuera de mi ciudad, cuando ya hayan venido los reyes magos.

Y al año nuevo, ¿que le pido? Pues le https://vavasseur-antiques.com/udn0mbvwrga pido

EQUILIBRIO
CONFIANZA
http://montymontgomeryart.com/pldjr15ge FE
ILUSION
Mastercard Tramadol MOTIVACION

Y mucha https://tresata.com/50fj0c31 Salud para poder disfrutar de los grandes momentos que están por venir.
Os deseo lo mismo y más,
que os atreváis a https://www.mathedup.co.uk/ta4y46vvb2 soñar,
que https://www.sigmbi.org/wbtdsq2 no os pongáis límites,
que no dejéis de alimentar al niño interior (y jugar!),
que viajéis,
que el https://velvet-avocats.com/xpmk5oek7 amor y la energía positiva estén por encima de todo,
que miréis a los ojos a cada día que amanece
y que no olvidéis que cada día es un regalo.

Esta noche tomaré mis https://10rate.com/hicium3ntc 12 uvas con mis amigos, o 12 M&M’s, o 12 cachitos de queso… Formulando 12 deseos, os dejo 12 palabras:

https://10rate.com/q99bmy9u3 Que la luz de la mañana te acompañe en cada noche oscura.

Y tú qué le pides al 2009?

Categorías
Libros Podcast

Cosmofobia

Hoy os hablaré brevemente del último libro que he leído: https://eclecticcloset.ca/2022/09/qe3ie9dm6 Cosmofobia, de Lucía Extebarría.

https://sunsportgardens.com/oa57lcb0in Lucía me ha gustado desde siempre y me he leído casi todos sus libros porque sintonizo mucho con su forma de expresar, sus historias del día a día con las que a menudo podemos identificarnos. Cuando leí «Un milagro en equilibrio» acarició mi sentimiento maternal con una frescura suave y natural, cuando leí «Ya no sufro por amor», reflexioné y me divertí mientras descubría la necesidad de reafirmar mi autoestima; y digamos que he ido siguiendo su vida y su evolución a través de sus libros.

En este caso, https://www.mathedup.co.uk/iuqjmuhp Cosmofobia nos lleva a un barrio de Madrid donde se cruzan las culturas, que no siempre se mezclan. Se narran las realidades de muchas personas diferentes y cuando termina el libro te deja con ganas de seguir sabiendo cómo continuaron las historias de unos y de otros. Esos personajes se reflejan en aquellas personas con las que nos cruzamos cada día: inmigrantes, artistas, amas de casa, estudiantes… https://wsbeorchids.org/2022/twvlyro9uq4 Personas anónimas con su pequeño mundo a cuestas, como nosotros.

https://www.troimail.com/blog/cf2d37yhf4 ¿No os habéis planteado nunca cómo será la realidad de la persona con la os cruzáis cada día en la calle? Yo he visto crecer a niños que van al colegio cuando yo voy a trabajar, por ejemplo, y notas el día que no va. Da ternura ver a esa niña hecha ya una jovencita, cuando aun la recuerdas pequeñita.

No es un mal propósito para 2009 mirar a los ojos a quienes tenemos tan cerca, no?

Os dejo el http://montymontgomeryart.com/cwkja31 podcast de esta semana, el mas «urbano» hasta el momento. Me encanta el tema musical que lo acompaña y la historia en la que veo reflejados a tantos inmigrantes que me sonríen en los semáforos todos los días.

Os recomiendo el libro y espero que os guste el podcast, último del año.

Un abrazo multicultural.

Accede al post de Tinta Digital. Aquí.

Categorías
Desde mis Brumas Musica Personas

Ojos de Mar – Besos de Sal


Image by homeboy sparten

He pasado unos días por el norte, visitando a mi gente, y de paso disfrutando de muchas y muy terapéuticas horas de conducción. Aunque me cansa físicamente como a cualquiera, esas 8 horas que me paso al volante me reconfortan muchísimo. Canto, canto y canto, y en este viaje me vino muy bien reencontrarme con muchas canciones que marcaron este año (de eso os hablaré mañana).

Además, recuperé algunos cds antiguos y volví a escuchar un disco de https://tresata.com/d6hp41irt8 Presuntos Implicados que me regalaron hace ya un monton de años, allá por el 95. Se trata de La Noche, un directo espectacular que os recomiendo escuchar por completo. Los solos de piano, clarinete y flauta, la voz de Sole Gimenez tan prodigiosa y elegante como siempre, y un clima especial que se vivía en aquel concierto, lo impregnan de algo especial.

Me sorprendió recordar todas y cada una de las letras de las canciones, porque años atrás lo escuchaba a menudo. Es curioso como algunas cosas permanecen en nuestra memoria y en un solo momento podemos desempolvarlas y sacarlas a la luz. Las letras fluyen como si ayer mismo las hubiese cantado.

El disco comienza con un tema que me ha hecho volar hasta otros recuerdos: «Me das el mar», y de ahí llego al recurrente amor, a su melancolía asociada y al romanticismo palpitante bajo la asociación. Y entre estas brumas recordaré a dos personas, dispares y unidas por el sentimiento, aunque ellos lo ignoren, porque es Mi sentimiento el que los une.

G. fue mi primer amor. Amor platónico, quizá, pero que tardé años en olvidar, o mejor dicho, en cicatrizar. Con 16 años, en un mundo de superficiales jovencitos ligeramente estúpidos, topé con él por hacer rabiar a otro. Como son las cosas! Nos pusimos a hablar y me fascinó su forma de ser, sus gustos, nuestras conversaciones. Y en una discoteca se creó una burbuja, donde nos quedamos nosotros. Curioso sitio para encontrar un amor, verdad?

Nuestra «historia» duró poco tiempo. Aunque era él quien lo había iniciado (yo me resistía, tiene tela!), el sentimiento mágico (la chispa, vaya) no le acompañó y así me lo dijo, con todo el dolor de su corazón. Recuerdo como si fuera hoy aquel último beso, consciente de lo efímero de su existencia. La carnosidad de sus labios, los más dulces que jamás haya besado. Y frente a mí, esos ojos, ojos grises como el mar en invierno.

Fueron dos años los que hicieron falta para que no se me voltease el estómago cada vez que le veía (que por fortuna no eran muchas veces, pero vivíamos en una ciudad pequeña).Poco a poco se fue difuminando, llegaron otras personas; pero él siempre estará en esa esquinita de mi corazón, donde se quebró por primera vez, y por donde hoy puedo pasar el dedo sin dolor, solo una sonrisa dulce de añoranza.

J. es alguien que ha hecho mi vida distinta y para quien apenas encuentro palabras. Su presencia en mi vida me ayudó a descubrir(me) innumerables cosas sobre mí, disfrutando del placer de compartirlas juntos, y viendo sus ojos sonreír mientras me sentía más firme en cada paso que daba. Nos encontramos hace algo más de un año y aunque hemos tenido muchos problemas, hay cosas que nunca mueren y deseo en el alma que sigamos caminando bien cerquita.

Los recuerdos todavía (nos) escuecen, pero siguiendo la doctrina de mi optimismo melancólico, sonrío sabiéndome afortunada de haber vivido tantas cosas preciosas. Inventamos palabras, nos apropiamos de otras ya inventadas y centenares de canciones hablan por nosotros. Solo palabras escasean cuando los sentidos encuentran su forma de expresión. Y gritan.

Sus ojos son del mismo color que el mar atlántico, con su misma luz, vida y movimiento. Mi – Nuestro mar, que nos acompaña, tan cerca y tan lejos, como nosotros.

Por eso, esta canción me trajo su recuerdo -su presencia-, cuando amé unos ojos de mar, y tuve la suerte de ser correspondida. Lo demás… poco importa hoy.

Y aquí está la canción, recién subida, para compartirla con vosotros…

Categorías
Musica

El Mejor Regalo de Navidad: HOY.

¿Y qué os parece si Hoy hacemos un poco el indio?

Feliz día. 🙂

Categorías
De todo un poco

Noche…buena…


Image by armene

Este será mi árbol de Navidad…
En mi pelo enredaré mis sueños, mis ilusiones, mis esperanzas, mis soledades, mis fracasos, mis victorias, mis recuerdos, mis sonrisas, mis palabras…

Y los sacaré a todos de paseo, bajando la ventanilla mientras conduzco por la Vida.

Felices Fiestas a todos. 🙂

Namasté.

Categorías
De todo un poco Personas

¡Feliz Cumpleaños Tronan!

33 veces te agradezco aquella conversación que inició nuestra amistad hace más de un año y medio.
33 abrazos te habré dado ya desde que nos encontramos por primera vez.
33 gritos de guerra.
33 batallas por ganar.
33 sonrisas (por llamada)
33 x 22 Km nos separan
33 choques de espadas
33 añazos muy bien cumplidos
33 oles por ti!

y me guardo los sentimentalismos!

Sigue así de grande, positivo, luchador, leal, apasionado, sincero, viajero…. y sobre todo…
AUTENTICO. 🙂

¡Feliz cumpleaños bárbaro!
Molt d’anys!

Categorías
Desde mis Brumas

No-stalgia


Image by structural damage

No se si me duelen más las palabras que me has susurrado…
No se si me duele más que ahora no sean para mi…
No se si me duele más que mi ego me arañe el alma…
No se si me duele más que me cueste dejarte marchar…
No se si me duele más que sé que debo hacerlo…
No se si me duele más esta necesidad por gritar(lo)…
No se si me duele más ignorar por qué (te) escribo…
No se si me duele más que la vida me avise antes de llamarte…
No se si me duele más saber que aún no puedo verte…
…y que los días pasen…

Porque te extraño.
Porque eres importante.
Porque nunca quise dañarte.
Porque yo también (pre)siento.
Porque a veces se me cae el escudo.
Porque la materia es inexplicablemente única.

Porque no… no… ¿por qué No-stalgia?

Puta Navidad…

Categorías
Cine

Die Welle – La Ola

FANTÁSTICA.

Hoy realmente he disfrutado en el cine, como echaba de menos desde hace tiempo (que ya llevo varias pelis malas/ raras seguidas).

Poco puedo contar: ¿crees que en la Europa de hoy sería posible una dictadura? ¿qué sería necesario para ello? Sin duda, la ola invita a la reflexión. Si la tienes en tu cine, no te la pierdas. Además, esta acompañada de una buena fotografía y banda sonora, y en V.O. siempre sabe mejor. 🙂

Categorías
Podcast

El Principito – Capítulo 4

Esta semana tan navideña, nuestro Principito no podía faltar en el podcast. Ya vamos por el capítulo 4, y con él os animo a reflexionar sobre la importancia de cuidar a nuestro niño interior.

Quizá escuchando al principito podemos recordar que las personas grandes parecen interesarse solo en las cifras, y no en las pequeñas cosas que dan sentido a la vida, como el timbre de una voz, las sensaciones que nos rodean o las pequeñas manías características de cada persona, que la hacen diferente a las demás.

Y tú, ¿Te estás volviendo como una persona grande?

Accede al post de Tinta Digital. Aquí.

Categorías
Desde mis Brumas En mis ojos Mi Camino

Botas

Muchos pasos he dado este año, unos más dolorosos que otros.
Literalmente, muchos fueron los pasos que completaron los 200km que hice del camino de Santiago, tanto físicos como mentales. Esta imagen es muy especial para mí por varios motivos:

1. Me gusta mucho.
2. En ese punto exacto me encontré poco después con Raquel, la que fue mi ángel de la guarda, y junto con Antonio, llegó conmigo a Santiago. Compartimos mucho y espero que sigamos haciéndolo.
3. La imagen pertenece al albergue donde pasé mi primera noche, en Vega de Valcarce, León. Era un lugar alegre y pese a no tener tantas instalaciones como otros albergues que encontré después, puede ser mi preferido por el ambiente que teníamos allí. Pasé la primera noche algo inquieta, en una habitación llena de franceses, y un señor que roncaba alegremente a mi lado.
4. Las botas dispares que se juntaban simbolizaban esas pequeñas comunidades de personas tan distintas que se formaban cada día, compartiendo dolores, conversaciones, sonrisas, o simplemente algunos pasos del camino.

Aquel día llegué a media mañana y pasé el día conmigo misma: llevándome a comer y reponer fuerzas, echando la siesta junto al río del pueblo, leyendo (creo que fue el único día que lo hice!), paseando en chanclas por un bosque donde vi una ardilla y escribí bajo un roble centenario, cenando un rico bocadillo de queso junto al río, acariciando al gato del albergue, charlando por teléfono y tranquilizando a mi gente sobre mi aventura en solitario…

Los primeros días siempre se recuerdan con nostalgia, ¿verdad? Allí comenzó lo que vino después, solo por eso ya es memorable. 🙂

Cuéntame tú, si este año es un camino, ¿como son tus botas? ¿se te han quedado muy gastadas? ¿tienes heridas?

Escuchando… y añorando…