18 Dic 2011

Archivado en En Desde mis Brumas | 5 Comentarios

En barbecho

Soy jardinera de mi propio jardín. Me gusta dividirlo en zona de huerto y zona de decoración floral, plantas y árboles. Disfruto pensando en cómo combinar los bulbos para que nazcan las flores donde y como a mi me gusta. También me dejo sorprender por las circunstancias y las nuevas hierbas que pueblan los rincones.

Me encanta el musgo envolviendo los árboles, los destellos del rocío brillando por las mañanas y el dulce vapor que emana la corteza cuando la luz del sol hace evaporarse las gotas de agua.

En las últimas semanas, mi jardín no parece resurgir con el mismo ímpetu de años anteriores. Quizá la tierra necesita un descanso, quizá soy como un cáctus absorbiendo malas energías hasta contaminarme y necesitar un tiempo de purificación. Puedo estar en ese momento previo al impulso, al salto al vacío sobrecogedor, a la vida en estado puro palpitando en una caída libre que me enseñe a volar. ¡Quién sabe! No veo más que lo que pisan mis pies ahora.

Será el momento de aprender que no tenemos que estar necesariamente arriba o abajo, podemos estar en el medio, simplemente bien, en un 6. Y no pasa nada.

Poner la tierra un tiempo en barbecho, limpiar, acondicionar y mimar del mismo modo que mimo la siembra. Podar mis árboles y dar la libertad a las semillas sembradas de resurgir cuando ellas se sientan con la energía de hacerlo. ¿Me sorprenderán las mimosas en invierno? ¿Veré pronto las preciosas flores del almendro?

Cojo el rastrillo y disfruto simplemente retirando las hojas de otoño, aprendiendo a convivir conmigo misma en un nuevo estado: el Barbecho. 🙂

  1. La Mujer Sonriente says:

    Bueno, de nuevo volvemos a la aceptación ¿no? Un concepto muy importante para tener un jardín espléndido, que en breve volverá a florecer en primavera. Un besito.

  2. No dejes de llevar tu precioso sombrero de paja, ni una deliciosa botella de limonada, ni de ubicar un lugar donde otear el horizonte.

    Felices fiestas… Hasta pronto!!!!

  3. ¿qui lo sá?

    lo mejor es eso, adaptarse al medio y disfrutar de las cosas positivas.

    biquiños,

  4. Son épocas de reflexión, hay personas que creen que son momentos de depresión pero no es así, son vidas en tránsito que te llevarán a lo que tú precisamente anhelas conseguir sin saber el camino…

  5. Pues tendremos que aplicárnoslo, y permitirnos un cierto tiempo de barbecho de vez en cuando para luego volver a florecer con más fuerza!
    Besos de platanera

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *