11 Sep 2011

Archivado en En Desde mis Brumas, El mundo a mis pies, En mis ojos | 11 Comentarios

Empire State of Mind

“…In New York,
Concrete jungle where dreams are made of,
Theres nothing you can’t do,
Now you’re in New York,
these streets will make you feel brand new,
Big lights will inspire you,
lets hear it for New York, New York, New York…”

New York nos estaba esperando desde hacía años y por fin llegó. A pesar de los momentos tensos a causa de la inesperada visita de Irene y tener que ajustar nuestros planes a sus caprichos, ya estoy deseando volver a recorrer las calles de NYC.

Para una persona amante del buen cine y las grandes series, pasear por Nueva York es sentirte por momentos protagonista de un film. No es solo la sobrecogedora arquitectura, ni los taxis, ni tantas imágenes mil veces vistas como los puestos de perritos, las alcantarillas echando vapor, los coches de policía y bomberos, las escenas de un deportista Central Park, el lujo y la miseria caminando de la mano. Son sus barrios, la fascinante mezcla cultural, la vida palpitante y la esencia de ciudad vibrante que te recorre.

En los más de 10 días de recorrido nos alojamos en Chinatown. Buscábamos algo auténtico y lo tuvimos. Nuestro barrio era un festival de olores y sonidos cada día, mercados expuestos todo el día, frutas exóticas y alimentos no identificables. Cada mañana desayunamos en nuestra panadería “el cisne blanco”, un bollito chino, un café o unos fideos, mientras los abuelillos chinos charlaban en la mesa de al lado.

Los pies fueron nuestro vehículo, el metro un aliado y así recorrimos Manhattan de cabo a rabo, explorando desde los mercados de Chelsea hasta los parques más conocidos como el inmenso Central Park e innovadores como el High Line, que puebla de verdor una antigua vía de tren elevada y otorga otra perspectiva de la ciudad. Difícil relatar tantos días y quizá sea mejor describir los mejores momentos y lugares de nuestra aventura.


Lo mejor de NYC, para mí:
La multiculturalidad y los barrios, desde el conmovedor sentido de comunidad de Harlem hasta el bullicioso Chinatown, pasando por un Chelsea liberal en tendencia, un vibrante East Village, y el fascinante Midtown con Times Square y la arquitectura a la cabeza.
– El viaje en Ferry de Staten Island. Contemplar la gran manzana de la mejor manera y gratis; llegar en el aniversario de Staten Island, con pequeño concierto incluido, niños bailando, indios, negros, blancos, armonía y afecto. En el ferry de vuelta un anochecer maravilloso, concierto improvisado en Battery Park y paz.
Times Square. Es el momento más impresionante, cuando realmente dices: Estoy en NYC! Verlo en tantos momentos diferentes, echar un rato observando alrededor, intentando captar lo imposible en una imagen.
– La comida. Desde los perritos calientes de Crif Dogs, completamente “customizables”! La búsqueda de la hamburguesa perfecta (premio para Burger Joint, chiringuito cutre dentro de un hotel de lujo), los muffins deliciosos de Magnolia Bakery, la barbacoa más americana y auténtica de Virgil’s BBQ, el delicioso sandwich cubano y la mazorca de maíz de Café Habana, la famosa pizza de Grimaldi’s por la que esperamos una hora bien merecida; o la que fue nuestra cena de aniversario, un buffet de marisco y sushi fabuloso, Ichi Umi. Los smoothies de Jamba Juice y las bebidas extrañas y combinados energéticos que encontramos!

Los Barrios



– Subir al Empire State. Lo hicimos casi al final del viaje y fue fantástico identificar todos los lugares que habíamos recorrido. A pesar de eso, recomiendo subir al principio del viaje, si el tiempo es bueno, claro. Allí arriba sientes NY en toda su esencia! Eso sí, en las películas nunca se ven colas ni otras cosas poco románticas… 🙂
– Encontrar ardillas en los parques.
– No poder dejar de hacer fotos y disfrutarlo tanto.





– El Museo de Historia Natural. Maravilloso y repleto de aprendizajes.
Arquitectura. Mis favoritos son el Flatiron Building, Chrysler Building, la Biblioteca y la Estación Central, junto con otro edificio que me encanta y aun no he identificado. Una delicia todos ellos.
– Personas. Esa diversidad de personas que nos cruzamos en el metro, a quienes observamos en sus barrios. Historias que brillan en la melancolía de unos ojos perdidos en el vacío, niños que juegan en su inocencia, naturalidad, humanidad… Todo eso que me hace adorar viajar.





Tiendas. NY es un paraiso para las compras, bien de tecnología, moda, cosas frikis…. Lo más, la tienda de foto y vídeo B&H, donde me hice el auto-regalo por excelencia del viaje, mi cámara nueva que me ayudó a capturar un poquito mejor lo que vi de lo que hubiera hecho mi compacta. Otras tiendas recomendables son la tienda de HBO (productora de series como True Blood, Juego de Tronos o los Soprano), la glamourosa Victoria’s Secret o la tienda Converse de Tribeca (donde puedes diseñar tus propias zapatillas). El tema shopping quedó pendiente para otro viaje, ya gasté el presupuesto en la cámara! 🙂
– Espectáculos. Como no, asistimos a un musical en Broadway, Hair, todo un clásico que nos gustó mucho. También fuimos en Harlem a un show en el teatro Apollo, un lugar palpitante de historia, donde Michael Jackson actuó en sus comienzos así como muchos otros grandes de la música negra.

Mosaicos de NYC – Click en cada imagen para agrandar

Nueva York ha sido toda una aventura. Posiblemente haya alguna entrega más sobre sus gentes y sus rincones; sin embargo es imposible transmitir todo lo que nos hemos traído en la maleta. Esos momentos previos a Irene, buscando provisiones por si se inundaba nuestro barrio, la espera… Terminar el último libro de Harry Potter mientras la lluvia comenzaba a poblar las calles. Compartir tantos momentos sencillos con alguien especial y encontrarme disfrutando de cada paso, dejando que la ilusión dominase los días. Hubo momentos de nubes, de lluvia y cansancio; momentos también necesarios en tantos días, que nos ayudan a valorar y disfrutar los mejores instantes.

Cada uno tiene su propia New York y a mí la mía me encanta. 🙂

Namasté, queridos navegantes, espero que os gusten las imágenes.
(Ha sido difícil seleccionar entre 845!)


  1. Ains, Bruma, me has tocado la fibra con esa ciudad de ensueño y escribo con ojos húmedos. Muchísimas gracias por compartir tu viaje y traer NY a mi memoria.

    ¡Un beso! 🙂

  2. Anda! Me alegra haber podido transmitir un cachito.
    un achuchon grandote!! Feliz semana!

  3. Son muchas las cosas o anécdotas del viaje, ha sido MUY intenso (ahora me viene el recuerdo del rodaje en Harlem o los tatuajes “de moda” que vimos) y que no cambio por nada 🙂 Incluso por Irene ya que nos regaló un domingo de huracán fantástico!

    Beso |:* UUGG!!!

  4. Guau, pues como las 845 hayan sido tan buenas como estas….

    Un placer leer vuestro viaje!!!

    Un abrazo.

  5. Que pasada de viaje, que fantásticas tus fotos, gracias por compartir lo que ven tus ojos de esa manera tan tuya, tan especial.

    Buena semana preciosa. Besos. ;***

  6. Gracias por intentar resumir para compartir.
    Ya conoceré tu nueva cámara.

    Un abrazo.

  7. I thank you because I have just tasted the Big Apple and it’s sooo deliiiiicioouuusss!!!

  8. Gracias por acercarnos NY!
    Besos con ketchup

  9. Maravillosas las fotos y el relato del viaje, me haces
    vivirlo como propio. Mil gracias bonita por compartirlo!! Sé que ha sido un viaje muy significativo para ti y tu chico. Mi deseo es que pronto puedan volver a esa Ciudad que tanto les ha gustado, de corazón!
    Kisses and hugs

  10. Muchas gracias a todos por vuestro cariño y comentarios! No he podido responder a cada uno a tiempo, asi que un achuchon en grupo!!!

  11. no te imaginas como disfruto de tus viajes…de las fotos…
    estas son espeaciles…
    quiza porque la ciudad me encandila…quiza porque has sido mas generosa con las imagenes…quiza el color… no sé…
    hasta olivia lucia algo mas guapa…

    te sigo siempre brumilla… te leo siempre..
    siempre es bonito impregnarse de tu magia y tu musica…
    un abrazo graaaaannnnde…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *