27 Dic 2010

Archivado en En El mundo a mis pies, En mis ojos, Musica | 5 Comentarios

Caricias de lava

caricias-de-lava

Hace poco más de un año que visité por primera vez Lanzarote y esta ya es mi tercera visita. Cuando llegué aquí por primera vez, reconozco que sentí cierto rechazo cuando vi la carencia de vegetación y un paisaje tan radicalmente opuesto al de mi tierra madre.

Sin embargo, poco a poco me iba cautivando el magnetismo de este lugar. Las extensiones de lava, los matices de los volcanes cuando las nubes pasan sobre ellos, los colores de la lava antigua mezclados con la lava joven, el océano envolviéndolo todo, el viento pasional arrancando suspiros de vida, la tierra roja bajo la lava negra que preserva su humedad, las olas devorando roca y arañando lava.

Hace poco llegué a la conclusión de por qué en este lugar encuentro tanto equilibrio. Son los 4 elementos que palpitan por igual a nuestro alrededor. Sintiendo el Fuego del volcán, que arde entre la Tierra que piso, mientras el Aire revuelve mi pelo constantemente y mis manos buscan la sal de las Aguas atlánticas.

No me canso de acariciar esta lava negra reseca, de observar los perfiles sinuosos de los volcanes en el horizonte. A todo este sentir le sumamos el calor y dulzura de su gente, de nuestros Amigos y su generosidad y hacen que venir aquí sea como llegar a casa. A otra casa. Porque cuanto más vivimos, más casas tenemos, siendo nosotros siempre el hogar, llevando las raíces en nuestros pies.

  1. Que bien que te sientas como en casa en mi Isla!! Ya sabes que siempre ponemos un arco iris para ti.

    Un abrazo

  2. Pasé un año en Canarias y siempre me quedé con ganas de visitar Lanzarote. Tengo muchas ganas de conocerla. Un besote.

  3. Libélula says:

    Gracias por compartir los 4 elementos. Algún día los tendré llevada por ti de la mano.
    «Bailando con la vida».
    Achuchón intenso 🙂

  4. Shubhaa says:

    Esta tierra acoge a todo aquel que la sabe respetar y admirar, como bien sé por experiencia. Esos cuatro elementos se te meten en la sangre, en mi caso de tal modo que ya no me imagino la vida lejos de aquí.
    Así que me alegra que te sientas como en casa, en la que ya por siempre será mi casa.
    Besos

  5. Bruma says:

    Tegala: Mmmm esos arcoiris tan especiales que me saludan entre lava y cielo inmenso… Un achuchon agradecido.

    elbucaro: Pues te animo a lanzar-te a conocerlo! es un buen proyecto para 2011 no?
    🙂

    Libélula: Tenlo por seguro. 😉

    Shu: Qué bien puedes tu entender esas sensaciones. La isla te abraza por completo.
    Un achuchon agradecido. :*

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *