18 Feb 2009

Archivado en En Batallando con el mundo, Desde mis Brumas | 11 Comentarios

Victimismo

silent-victim-by-winternebel
Image by winternebel

Ando de viaje de trabajo y por ello más limitada de tiempo para postear. Desde esta mañana tenía el mono, tanto por los días desde que no actualizaba en condiciones, como por la necesidad de «descarga» emocional.

Hoy he vivido una situación surrealista como pocas y ahora no es plan de contarla, a menos que sea con un te o un café de por medio. Tiene que ver con mi ex, con el victimismo y la hipocresía.

Desde hace un tiempo, quizá a raiz de la actitid de algunas personas, tengo una especial manía a las personas que utilizan el victimismo como camino para conseguir lo que quieren. No siempre es de manera consciente, lo sé, pero no deja de molestarme sobre manera.

Las personas que se refugian en el victimismo no quieren solucionar sus problemas y enfrentarlos como valientes, porque entonces dejarían de tener ese argumento para reclamar atención. Querámoslo o no, es más fácil quejarse o poner cara de pena, y tras el «pobrecito/a» reciben la atención que tanto necesitan.

Me inquieta sentir aversión por algo, y quizá puede molestarme tanto el victimismo porque yo no me lo permito. Me presto atención sobre eso y a veces me «doy permiso» para estar triste y «dar(me) penita» un rato, pero sigue sin ser algo que me deje indiferente; me molesta.
Admiro a los valientes, a los que lo intentan, tengan éxito o fracasen, caminan.

Esta mañana me he sentido engañada por alguien que utilizó una cara muy distinta a la que luego era real. Me duele sentirme traicionada por una persona con la que he compartido 7 años de mi vida. Creo que la confianza con una persona tan cercana es lo primordial y cuando la ocultas, la verdad acaba flotando en la superficie.

Me apena sentirme tonta por haberme creido algunas cosas; quizá soy un poco ingenua. Mi desconfianza no hace más que reafirmarse en estos casos. Podría decir eso de «todos los hombres son iguales», pero no lo haré, no es así, simplemente «el que no corre, vuela». 😛

Como nota positiva, os cuento. Llegué a Cáceres todavía aturrullada por las conversaciones; estoy aquí por trabajo. Dejo mis cosas en el hotel, consulto emails, y salgo a la calle, a perderme un rato. La ciudad vieja de Cáceres, Patrimonio de la Humanidad, me trasladó mucho tiempo atrás, allá donde mi ex no me mentía, allá donde no había situaciones surrealistas que me inquietaran, allá donde la calma me arrullaba. Y así, mi cabreo se fue despejando como Bruma de la mañana, mientras me enamoraba de las cigüeñas que me sonreían desde los tejados.

Es maravilloso que existan lugares en los que perderse… para encontrarse.

Vaya coñazo os he dado… pero esto también es terapéutico!

  1. La mujer sonriente says:

    El victimismo guarda a un personita pequeña e inmadura que requiere toda la atención posible, que muestra todo su egoísmo con tal de obtener su recompensa. Es una acción que no construye relaciones a largo plazo.
    No ser victimista no implica saber quejarse, pedir, contar, llorar, expresar.
    Te quiero, y a los «exs mentirosos», ¡no! ¬¬ Que por cierto hoy he soñado con alguien más de tu vida que de la mía…

  2. Relajate, respira hondo y pinsa solo en ti…A veces, como bien dices, de modo incosciente nos mostramos de manera distinta a la que somos…quisas sea una defensa, quizas una manera de «atacar, no lo se…pero por desgracia sucede así, disfruta de caceres, nunca e viajado al sur, aunque a punto estube por una chica hace casi nueve años:) saúdos e apertas

  3. Galleguiña says:

    Aquí también te podrías perder, olvidarte de todo ¿¿te animas??. MUAC

  4. yo me alegro de corazon que te hayas dado cuenta…aunque tarde…
    aunque pensandolo bien ..nunca es tarde….
    uy que me lio…
    que te deseo lo mejor del mun do niña…
    pero eso tu ya lo sabes….
    la vida es eso…
    ir cosechando descubrimientos…
    de las personas que nos rodean…del mundo en general…y sobre todo de nosostros mismos…
    un beso preciosa

  5. Hola a todos! (ahora desde Salamanca)

    Mujer Sonriente: totalmente de acuerdo. Gracias por tus mimos. Lov u… :*

    An: Eso hago eso hago, An. Gracias. Te recomiendo encarecidamente tanto Cáceres como Salamanca, maravillosas. Las zonas rurales también me cautivan… Mmm… Da gusto atravesarlas y como muchas veces que lo hago es para subir a Galicia, pues mas cariño que le tengo.
    Un abrazo grande An.

    Galleguiña: En na me pierdo ahí!! 10 días y ahi me tienes! A ver si sale Iago a recibirme, o no, que asi voy 2 veces! 🙂
    Beso tesoro.

    Fire: me di cuenta de lo que no quería ya antes de separarme, pero es una decepción encontrar algunos comportamientos en personas con las que he compartido tanto.
    Se que estas ahi y me deseas lo mejor, me llega tu energia. Un abrazo grandote!! 🙂

  6. Es muy duro descubrir que una persona a la que te han unido muchas cosas no es cómo tu pensabas o cómo incluso te habia demostrado, pero eso es la vida….
    Y aunque eso duele lo mejor es que hay que aprender de ello, y ser mejor persona.

    Por lo que voy viendo de ti, tú eres una gran persona!!!

    Un besazo con mucho cariño.

  7. Gracias Eva. Siempre nos identificamos, verdad? 🙂
    Gracias por tus palabras y tu cariño, de eso nunca viene mal!

    Un abrazo grande.

  8. tumulario says:

    no sabes como he compartido tus razonamientos, pero no te engañes el vistimismo no es patrimonio de un sexo, yo conozco a alguna mujeres que se refugian en el «pobrecita si es que no sabe» o «es que no puede la pobrecita» para evitar hacer aquello que no querian o para que se lo diesen todo hecho.
    Hacerse la victima para intentar aprovecharse de los demas es tan antiguo como la humanidad, o quizas incluso anterior.

    De todas formas siempre es bueno que todavía encontremos pequeños rincones donde evadirnos.

    Un abrazo desde mi túmulo.

  9. Tumulario, por supuesto que el victimismo lo utilizan ambos sexos. De hecho, no me refería a eso, aunque mi ex haya sido el ejemplo. Tengo más gente alrededor que lo utiliza, a veces conscientemente, a veces de manera irremediable. Creo que es una actitud ante la vida, dificil de cambiar; como quien es optimista, pesimista, cobarde o valiente. Se puede, pero es dificil.

    Otro abrazo, compañero.

  10. Arrozconteciano says:

    Me encanta la zona antigua de Cáceres…

    🙂

  11. Mi niña, las dos sabemos q estas cosas duelen mucho y q, aunque no te permitas demasiado venirte abajo, hay situaciones q lo hacen inevitable.

    Pero sabes q esto era necesario para q aprendieras más de ti misma, para q crecieras más como persona, para q tuvieras más claro lo que quieres en esta vida(q sí, por desgracia, es corta), para q sigas tu camino más feliz y plena…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *