26 Nov 2008

Archivado en En Batallando con el mundo, Desde mis Brumas | 12 Comentarios

Desbordando-me


Image by ssuunnddeeww

Tanto hablo de la consciencia… que no era yo consciente de que los pesos de las últimas semanas, el estrés laboral y el malestar físico podrían acumularse y aflorar en algún momento.

Y así fue hoy. Tras otro inconveniente en el desarrollo de los acontecimientos laborales, se me va el alma al suelo por un momento. Mi jefe me mira antes de irse y me dice:
«Realmente quiero que te vayas ya de vacaciones… Necesitas descansar»
Será la falta de costumbre de que un jefe se preocupe por ti, el mío es un sol, y quizá por él (que llegó hace unos meses) sigo en la empresa.
«Si», le digo. Mis ojos se llenan de lágrimas irremediablemente, aunque intento que no resbalen al exterior. Estoy tan cansada…
«¿Por qué te emocionas?», dice mi jefe.
«Nada… es todo el estrés, que tengo que terminar esto antes de irme de vacaciones…. etc…»
Ya es la segunda vez que me coge en un bajón desde que llegó y me da coraje.
Se acerca y me abraza.
«Vete pronto y descansa anda».

Después de irse, seguí llorando un buen rato en mi oficina (es lo que tiene empezar!), mientras rellenaba datos en una tabla y cálculaba fórmulas de Excel automáticamente. Pa’ verme…

Focalizo y pienso en mis vacaciones… en que el sábado dormiré en París y pasearé por sus calles. No pensaré en las dos interminables jornadas que me quedan por medio… Tratando de mandar a mi autoexigencia a tomar café, porque no me deja ni a sol ni a sombra!

Sin duda este año mis vacaciones serán más merecidas que nunca… Tanta fachada de mujer fría y fuerte… y… ¡soy humana! jajaja…

  1. Todos lloramos y nos derrumbamos… y casi siempre tratamos de ocultarlo. Es lo más normal del mundo, hay quien no lo exterioriza y le toca cargar con eso por dentro que es mucho peor, no te sientas mal por ser como eres.

  2. Desde que cumplli los 21 no recuerdo deprimirme, pero eso si, siempree e esperado con cierta ansiedad mis días de asueto. bicos a moreas

  3. ¡¡Y tan humana!! Haz caso a tu jefe y vete pronto a descansar… aprovecha la suerte de tener un jefe así.
    Muchos besos para ayudarte en estas dos largas jornadas.

  4. Carla Lucía says:

    Bueno, pues, que las fachadas son solo eso… Ciego es aquel que no ve lo demás. Sobre todo en vos, Brumis, que tu sensibilidad está pintada como en graffitti (no sé cómo se escribe).

    Lo importante es que encuentres el equilibrio entre ser fuerte y SENTIR. Sí, es dificil, pero es posible. Y además, acordate que las etiquetas se van…
    De todas formas, a veces todos somos coladores y las cosas nos atraviezan o nos superan más de lo que querríamos, o de lo que pensabamos.

    Pero todo pasa, como dijo el sabio.

    Asi que Brumis, vamos, un suspiro más, y a seguir. Ya te espera París y sus luces, París y tus luces.

    Un abrazo.

  5. Te dedico una sonrisa para ese mal momento 🙂
    besotes.

  6. Hace días que no te leía… justo leo este post y veo que también me está pasando lo mismo que a ti. Sin darme cuenta, y creiendo que estaba bien, PUM!, derrumbe total… 🙁 Espero que nos recuperemos pronto.

    Un abarzo

  7. Vic: gracias, no me siento mal por ser asi, cada vez me voy aceptando más. Sólo estoy cansada… pero ya falta menos! 🙂

    An; asi me gusta, en calma… Tu sigue así. Mais bicos!

    Sula: hago caso a mi jefe si… es un suspirito nada más… gracias por tus animos. :*

    Carlaaa! Lei tu respuesta cuando estaba en la décima de mis 14 horas de trabajo de ayer y realmente me diste ganas para sonreir, al pensar en Paris y sus luces….
    Gracias reina, te extrañaba… Un abrazo lento.

    Tronan: otra para ti, guapeton. :))

    Narcis: Gracias por pasarte al otro lado! Me gusta que al identificarte te sientas más acompañado. Piensa que desde abajo, solo queda subir! 🙂
    Un abrazoo!

  8. maria elisa says:

    Si es que tanto el cuerpo como la mente tienen limites, y aunque creamos que podemos con ellos no es así, es necesario parar, descansar, tomar aliento y continuar, así que disfruta del maravilloso París, no creo que exista un lugar mejor par reponerse 😉

  9. Hoy ya es sábado, te imagino en París, descansando y relajándote y te deseo puedas estar recuperando la calma, soltando y fluyendo.
    Disfruta de tus vaciones.
    Cariños.

  10. Claro que eres humana, eres persona. Y las personas tenemos sentimientos.
    El estrés ha de emerger por algún lado y el gusto ,aunque afloren lágrimas ,de saber que existen alrededor (al parecer) de una buenas personas es una señal de sentimiento.
    ¡Vivan las lágrimas!

  11. Y París, una maravilla.
    Que disfrutes a reventar. 🙂

  12. Maria elisa: aun no nos conociamos, pero hace un anho por estas fechas me enamore de paris. Ya habia estado antes pero esa semana, con mi madre, pude conocer sus rincones, charlar con los pintores de Montmartre, sentir en mis ojos los destellos de los arboles de los campos eliseos, perderme por el barrio latino, le marais y mirar a los ojos a las gargolas de notredame…. y esas 6 horas en el museo d’orsay! magnifique! Algo encontre de mi en paris, algo que me impulso a cambiar mi vida por completo en los meses que siguieron. Por eso, paris y yo tenemos algo…. entre nosotros…. 🙂
    Un abrazo reina.

    Expectro: y a mi que me encantan tus cari;os!! Me imaginas bien…. soltando y fluyendo…. reencontrandome conmigo misma. Mimando a esa persona estresada de estas semanas pasadas… Gracias por pensarme, imaginarme, acompanharme…. Mas carinhos, especialidad de la casa!

    Nandara: Vivan las lagrimas, di que si. Lloro a menudo de felicidad, asi que aunque a veces me desborden las energias negativas, a veces me pasa con lsa positivas, eso es bonito, es la Vida que llena. 🙂
    Disfruto a reventar, os contare al volver….
    Salud, amiga.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *