21 Nov 2008

Archivado en En Desde mis Brumas | 11 Comentarios

Des-prendiendo-me


Bruma by Blacklady

Ya os comenté algo del comienzo de mis pérdidas pero no os conté la historia completa ni reflexioné con vosotros un poco sobre el tema, y no deja de generarme curiosidad.

¿No os pasa a veces que parece que vives capítulos temáticos de tu vida? Hay épocas en las que todo parece girar entorno a un tema común, aunque haya otros argumentos por el medio, pero hay un «hilo argumental» que predomina. A mi me pasa a menudo…

En estas semanas estoy tratando con el desarraigo y ya he llegado a un punto en que me hace gracia. Cierto es que en los últimos tiempos me siento más equilibrada, más serena, y relativizo más casi todo, tanto lo bueno como lo malo (a pesar de que no puedo dejar de ser entusiasta).

Sobre mi cámara de fotos extraviada no os conté la parte divertida. Estaba despidiéndome de mis compañeros del camino en el aeropuerto y allí se debió perder. Tras despedirme de ellos, con penilla, sonreía porque ese mismo día iba a encontrarme (primero fugazmente con una y luego con otra) con dos personas muy importantes en mi vida actualmente. Pensaba: «Que suerte tengo, lo bien que lo he pasado este día y hoy veré primero a M y luego a A… Si no soltamos nunca podremos encontrarnos con lo siguiente….» (etc… es difícil plasmar un pensamiento).

El caso es que subí al avión, saqué mi libreta y escribí literalmente:
«Soltar para volver a encontrar…
Si nos aferramos a lo que se va, perdemos la oportunidad de nuevos encuentros.
¡Cuántas cosas nos perderíamos entonces!
….
Imagina la sensación de cuando te vas de un sitio y alguien te espera en otro»

(jaja! Y tanto que me estaba desprendiendo yo…)

Poco después vi un paisaje tan bonito que se me ocurrió hacer una foto desde el aire…. y ahí llegó la angustia al no encontrar mi cámara y no poder avisar a nadie, porque no podía usar el móvil obviamente. Quizá hubiera llegado a tiempo y seguiría en el banco del aeropuerto, quizá ya me la hubieran cogido… Da lo mismo, tenía que ser así…

4 días después, en Londres, mi ordenador de trabajo suspiró por última vez y este lunes me confirmaron su muerte. Se llevó con él muchas cosas de mi trabajo más reciente que todavía no tenía copia, y se que me acordaré de más cosas cuando pase el tiempo y busque archivos que no use a menudo, pero en fin… let it flow…

Así que,en proceso de perder un marido, me manejo con esto del desprendimiento. Estas dos semanas se fue mi cámara, mi disco duro, alguien tan especial que no podemos entendernos en el mundo real, alguien del pasado con quien resolví una cuenta pendiente y dejo marchar, algunas de mis angustias y dependencias, etc…

Y tranquilamente y con mucha filosofía dejo que las cosas sigan su curso: ya tendré una cámara mejor o más mía; tras «limpiar» mi disco duro, mi portatil funcionará fluidamente; quizá el destino vuelva a confluir los caminos con esa persona especial, quizá no; y el pasado quedará donde está, ahora con más explicaciones.

Camino y lentamente se caen las cosas que pesan, que no necesitaré… Haciendo sitio para lo que ya viene y se escucha como las olas del mar, lenta e inexorablemente acercándose…

PS: Vaya retaíla he soltado…. Y tú, ¿de qué te desprendes?

Sonando…

  1. creo que mi vida la vivo de un tiron…no soy capad de diferenciar etapas…aunque existen…es obvio…por eso me creo inmortal..es una locura…pero quien no esta loco hoy en día…un abrazo enorme preciosa…y sonrie. muac

  2. …cada día intento desprenderme de recuerdos maravillosos,que no hacen más que tirar de mí…cómo abandonar ese lastre que por segundos nos devuelve vida,pasada,pero vida…dificil…pero se intenta…besitos

  3. maria elisa says:

    Te entiendo muy bien bruma, yo también estoy en proceso de desprenderme, y aunque al principo me ha costado y alguna lagrimita va cayendo, ahora ya estoy más tranquila, me va a costar, pero es lo mejor para seguir adelante 🙂

  4. Lighten Angel says:

    Vaya, Brumis, que ya vas más liviana… Se te ve bien así.
    Me imagino tu sonrisa melancolica, y después tus sonrisas y tus risas.

    Te felicito, je.

    Yo, em… me desprendo de…te diría de mi pelo porque con el calor que hace quiero cortarmelo cortito como lo he tenido otras veces. Pero no. Finalmente, en este año que ya se termina, puedo ver que he logrado desprenderme de la mayoría del dolor que cargaba en mis espaldas.
    Ahora al fin puedo ver mis alas, y me imagino que sabés lo bien que se siente.

    De eso, sobre todo me he desprendido del dolor.
    Más actualmente, no es que me desprenda, pero no dejo ni que me toquen ciertas energías muuuy negativas que andan dando vueltas.

    Que loco que está el mundo ¿no? Y lo peor, es qu hay locuras que no se eligen…

    Bueno, nada.
    Tengo abstinencia, jaja.

    Un abrazo enorme, Brumis.
    Y saludos a Bel, que no sé qué será de ella.

    Cuidaos, paisanos!

  5. He vuelto… siento mi ausencia en estos últimos días… pero nunca me llegué a ir del todo.
    A mí esta semana, sin realmente quererlo, me ha tocado desprenderme de la meta que he ido siguiendo estos tres últimos meses. Ha sido muy doloroso, pero siempre digo que si las cosas pasan, es porque tienen que pasar, porque aunque ahora nos cueste verlo, el futuro nos depara algo mejor. Así que me he desprendido de esa meta, a la vez que me desprendía de la carencia de esta junto a alguien especial para mí, y me desprendía de la sensación de tenerlo todo casi solucionado, que es una sensación agradable pero a la vez malísima porque nos acomoda y nos ciega…
    En fin… que seguimos adelante… que como escuché ayer en los premios Ondas, cada paso es una meta y cada meta es solo un paso.
    Mil besos!

  6. Es curioso… con la Luna menguante salió de entre mis runas Kano invertida…
    Su mensaje es algo similar al concepto de desprenderse que has comentado; digamos que esa “coincidencia” es parte de tu capítulo temático 😉

    Yo he aprendido a desprenderme de lo que me hace sentir mal, o al menos apartarlo hasta poder afrontarlo de forma exitosa. Eso me ha regalado muchas situaciones positivas, que hacen todo más fácil.
    He aprendido a desprenderme de la “dependencia” de otros. Eso me ha permitido volver a explorar dentro de mí, y a descubrir grandes cosas.

    Para mi la conclusión es que… “El desprendimiento es el primer paso para fluir”

    Un abrazo… fluido.

  7. yo me desprendo de intentar aferrarme a la imagen que tengo de mí mismo para dejarme ser como realmente soy, el mismo y diferente de siempre en cada momento.

    Me has recordado a Dokusho Villalba y su definición de la contemplación meditativa: es como sentarse a orillas de un río y ver las aguas del río pasar. Aprendes a desidentificar tu esencia más profunda con aquello que te pasa, tus recuerdos, tus pensamientos, tus vienes materiales. Al mismo tiempo los valoras pero sabes que no son tu esencia.

    Se y deja a Dios hacer.

  8. 😛 desde luego, menuda suerte!! tanto desprender y mira :)) No pasa nada!!
    |:)*

  9. An: me haces sonreir… inmortal… 🙂
    Eres un artista, eso si te acerca a la inmortalidad, a vivir a través de tus obras… Un beso de otra loca!

    Ale: Los recuerdos maravillosos no los pierdas, pero que no sean ellos los que te aten al pasado. Crea los recuerdos del futuro en el presente que tienes entre manos. Un abrazo…

    maria elisa: somos valientes, pues. Sigamos adelante… 🙂

    Lighten Angel, Carlita guapa: un placer inmenso verte de nuevo. Te extrañaba!! Voy mas liviana voy, y no se explicar pq, sera el tiempo que pasa…
    Me alegra que te vayas desprendiendo de tu dolor, yo te veo mas luminosa y ligera. Preciosa. Un super abrazo de los nuestros.

    Sula: otra a la que echaba mucho de menos! Por fin estas de nuevo aquí!
    Cada paso es una meta y cada meta es solo un paso. Gracias por esta frase, me encanta.
    Solo puedo decirte que en mi caso, mi trabajo actual llegó cuando no me contrataron en donde quería y hoy día estoy contenta, aunque el comienzo no me hizo imaginar que así sería.
    Adelante, valiente. Paso a paso.
    Un achuchon…

    Inguz: Ultimamente estoy experimentando lo de fluir… que eso no se busca, eso pasa, y vale la pena el sufrimiento anterior que nos enseña que ese es El Camino. Let it flow… me gusta decir. 🙂
    Fluyo hasta corresponder con tu abrazo.

    Pablo: me has hecho pensar… gracias.
    Yo dejo hacer a quien quiera hacer… por eso no hay problema. 🙂
    Namasté.

    Tronan: Si, que suerte! Anda, tira…
    Un becho, cuerpooooo…

  10. Continuamente experimento los «capítulos temáticos» a los que te refieres.
    A mí normalmente «se me rompe todo»,en vez de perderlo.
    Creo que el percatarte del «hilo» es consecuencia de vivir particularmente despierta.
    Un saludo.

  11. La consciencia lo es Todo, es una de mis frases preferidas en las ultimas semanas. 🙂

    Un abrazo Almudena, espero que entres en un nuevo capítulo en que las cosas no se rompan! 🙂

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *